• Para el gobierno mexicano, el evento fue un acto terrorista contra mexicanos.
  • La Secretaría de Relaciones Exteriores presentará vía la Fiscalía General de la República una denuncia por terrorismo.

El gobierno mexicano ha catalogado el tiroteo de El Paso, Texas, como un acto terrorista en contra de connacionales. Marcelo Ebrard Casaubón informó la tarde del domingo que a través de la fiscalía, buscarán denunciar  a los responsables por los delitos de terrorismo a fin de que sean extraditados al país.

“Respetando el ámbito de acción de la FGR para proporcionales hoy toda la información necesaria para que pueda, si así lo decide el fiscal general, iniciar la denuncia por terrorismo en contra de nacionales de México en Estados Unidos. Sería la primera demanda de esta naturaleza en la historia”.

Agregó que la SRE entregará al gobierno de Donald Trump una nota diplomática, respetuosa, pero firme, para solicitar una posición clara y contundente de la administración estadunidense contra los crímenes de odio y señaló que las autoridades mexicanas investigarán los hechos por su parte para valorar si existen individuos que puedan seguir atentando en contra de connacionales en Estados Unidos y se promoverán las acciones legales correspondientes contra quienes resulten responsables de la venta de arma de asalto al hombre que abrió fuego contra varias personas en El Paso. “¿Cómo llegó a sus manos esta arma y si la autoridad tenía idea de los potenciales de este suceso?”

 

Indicó que las autoridades diplomáticas mexicanas otorgarán todo el apoyo necesario a los familiares de los afectados. El compromiso de la SRE, dijo, es acompañarlos y representarlos en el proceso legal y el juicio que las autoridades estadunidenses abrirán contra el presunto responsable.

Se realizarán reuniones emergentes por región de consulados de México en territorio estadunidense para darles instrucciones de cómo deben actuar a partir de mañana para proteger a los mexicanos en el vecino país del norte. Se comenzará con los de Texas, California, Chicago, NUeva York y Atlanta.

Destacó que no sólo los mexicanos están indignados y de luto, sino también el pueblo de los Estados Unidos. “Aspiramos a que lo que hemos vivido este fin de semana nunca más se repita”. Indicó que México rechaza y condena este tipo de actos de violencia y de odio, pero actuará apegado al derecho internacional para hacer justicia y no se responderá al odio con odio.

Fuente: La Jornada