Pandemia vs Ola de calor: ¿Perdemos todos?


Las teorías que existen en favor de que las recientes olas de calor podrían afectar al Covid, han vuelto a tomar energía al existir una de las olas más intensas de calor de los últimos años.

El 2020 en los Estados Unidos, está programado como uno de los más calurosos de los últimos años, y la ola de calor ha provocado que las personas relajen las medidas de uso de cubrebocas en espacios abiertos.

Pero, os picos estacionales relacionados con las enfermedades por el calor pueden no solo exacerbar los síntomas en los pacientes de COVID-19, sino también presionar aún más a los hospitales que ya operan cerca o más allá de su capacidad, indica Ankush Bansal, médico en Palm Springs, Florida, que copreside a los médicos de Florida para la Coalición de Acción Climática.

El calor ha sido uno de los factores de muerte no por enfermedad que afecta a la mayor cantidad de estadounidenses año con año y al igual que con tantas otras desigualdades en EU, la pandemia expone cómo algunas comunidades soportan la peor parte del cambio climático y la división entre quién se refugia en casa y quién no.

Un tercio de todos los hogares estadounidenses ya tiene dificultades para pagar sus facturas de servicios públicos o mantener sus sistemas de calefacción y refrigeración en el hogar, según la última encuesta nacional de consumo de energía residencial, realizada en 2015. Más de 6 millones de hogares, o el 5 por ciento de la población nacional, informó que perdió su aire acondicionado ese año. Según el informe, era más probable que el problema afectara a los hogares de minorías y de bajos ingresos, así como a las familias con al menos un hijo.

Muchos viven en hogares con una gran carga de energía, puntualiza Michelle Kirwan, pediatra que atiende a familias de bajos ingresos como Arocho en un centro de salud comunitario en Miami Gardens. “Sus facturas son más altas debido a la calidad de sus hogares (aislamiento, sellados alrededor de sus puertas y cosas así) son menores al estándar”, añade. “Así que tuve muchos pacientes a quienes les cortaron la electricidad”.

Los centros de enfriamiento en los Estados Unidos suponen otro importante reto entre la ola de calor y el covid 19, donde, estos enormes espacios de aire acondicionado, pueden convertirse en un nuevo foco de infección por Covid-19, algo que obviamente preocupa a los representantes de salud de la nación americana y que también se convierten en un grave costo económico para las ciudades.

Los centros de enfriamiento y las alternativas a ellos son, al final del día, solo una solución temporal a un problema de larga data que sólo empeorará a medida que el cambio climático conduzca a un clima más extremo.

“Lo que las ciudades deberían hacer es no tener políticas que básicamente obliguen a las personas de bajos ingresos a no tener otro medio que no sea ir a centros de enfriamiento”, manifiesta Bansal. Eso significa garantizar que los hogares de bajos ingresos tengan acceso a una refrigeración eficiente y energía asequible en el hogar y que se requiera que los propietarios proporcionen aire acondicionado a los inquilinos.

Florida, por ejemplo, se encuentra entre los más bajos de todos los estados en eficiencia energética, y no cuenta con tales protecciones de enfriamiento para los inquilinos.

El 21 de julio, el condado de Miami-Dade anunció que proporcionaría asistencia en caso de crisis a las familias afectadas por COVID-19 a través del Programa Federal de Asistencia Energética para Hogares de Bajos Ingresos, con fondos de la Ley CARES. Los residentes pueden recibir hasta 2 mil dólares en asistencia de servicios públicos dentro de un periodo de 12 meses si cumplen con los requisitos, que dicen, entre otras cosas, que los beneficiarios no pueden ganar más del 150 por ciento de las pautas federales de ingresos por pobreza.

Con información de: El Financiero


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .