El costo del berrinche: La cancelación de Texcoco


La Auditoría Superior de la Federación de México (ASF) ha revelado que el costo real de la cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) triplica la estimación del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador y aún podría incrementarse.

El organismo fiscalizador indicó que el costo total de la cancelación del Aeropuerto de Texcoco fue estimado por la ASF en más de 331.996 millones de pesos, lo que significa un aumento de casi un 232 %.

En el documento ‘Razones para la cancelación del proyecto del Nuevo Aeropuerto en Texcoco’, publicado el 26 de abril de 2019, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) había estimado una cifra de 100.000 millones de pesos. No obstante, la ASF explica que el organismo no consideró “las implicaciones derivadas del esquema de financiamiento definido para la construcción, ni los costos legales involucrados”.

La ASF aclaró que el costo total de la cancelación de la construcción incluyen 163.540 millones de pesos por gastos ya erogados a 2019 (costos no recuperables de la inversión y de la finalización anticipada de los contratos y convenios de obra, adquisiciones y servicios, entre otros), así como 168.455 millones de pesos más por costos adicionales que se derivan de obligaciones pendientes para la cancelación.

Sin embargo, hay cinco factores que podrían incrementar este monto aún más. Entre ellos, la liquidación pendiente del 70 % del valor de los bonos emitidos para financiar el proyecto y no recomprados. El costo estimado por la recompra de estos bonos asciende a 168.455 millones de pesos, incluidas las comisiones que se tendrían que pagar a los tenedores por aceptar la oferta.

“Estos factores pueden ocasionar un aumento en el costo estimado de la cancelación del NAICM, por lo que es necesario que el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México realice un seguimiento constante en los mismos, con objeto de que identifique el costo total en que se incurrirá con la cancelación del proyecto”, subraya el informe.

Si bien el Gobierno Federal espera que la infraestructura entre en servicio en 2022, los informes de la ASF de este sábado señalaron una serie de inconsistencias operativas, económicas y administrativas en la construcción del AIFA que ponen en riesgo estos planes.

Por ejemplo, la entidad señaló que el análisis costo-beneficio de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) sobre el proyecto de inversión del aeropuerto no incluyó evaluaciones sobre las ventajas y desventajas de contar con un aeropuerto mixto. Dada su naturaleza dual, se deben determinar “las operaciones simultáneas que se puedan realizar, así como aquellas en las que sólo se puedan realizar maniobras militares”, señaló la ASF.

Además, dado que el Felipe Ángeles será el primer aeropuerto civil-militar en el país, las leyes de México tienen que definirlo con exactitud y establecer las condiciones necesarias para el funcionamiento de este tipo de infraestructura.

Fuente: RT noticias


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .