Avion-presidencial-Permanencias-Voluntarias

Avión presidencial: ¿La nueva caja china?


Avion-Permanencias-Voluntarias

Rifa del Avión presidencial: ¿Una burla?


Una encuesta de El Financiero realizada este sábado y domingo revela que la mayoría de los consultados está en desacuerdo con la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de rifar el avión presidencial por medio de la Lotería Nacional, luego de que la aeronave no se ha podido vender luego de trece meses de gobierno.

De acuerdo con la encuesta, el 36 por ciento de los consultados está de acuerdo con que se rife el avión presidencial, mientras que el 58 por ciento está en desacuerdo con esta alternativa.

El 86 por ciento afirma estar enterado de la propuesta de la rifa, que comentó el Presidente como una posible alternativa durante su conferencia matutina del viernes 17 de enero en Palacio Nacional, propuesta que se llevaría a cabo por medio de la venta de 6 millones de cachitos de la Lotería Nacional, con un precio de $500 pesos cada uno.

Encuesta sobre rifa de avión presidencial

Encuesta sobre rifa de avión presidencialEspecial

A pregunta expresa, el 18 por ciento de los encuestados, a nivel nacional, manifestó que sí le interesaría comprar un cachito para la rifa del avión presidencial, mientras que 82 por ciento dijo que no tiene interés en ello. La misma proporción, 18 por ciento, afirmó que le gustaría mucho ganarse el avión presidencial en la rifa. En contraste, al 72 por ciento no le gustaría ganárselo.

Según el sondeo, el 19 por ciento opina que, para un ciudadano común, ganarse el avión le traería beneficios, pero el 77 por ciento cree que llevarse el premio acarrearía más problemas que beneficios.

Encuesta avión presidencial

Encuesta avión presidencialEspecial

Cuestionados sobre si el Presidente debería utilizar el avión presidencial en vez de trasladarse por medio de vuelos comerciales, el 58 por ciento es de la opinión de que el Presidente sí debería utilizar el avión presidencial, algo que López Obrador ha insistido en que no hará. En contraste, el 39 por ciento opina que es mejor que el Presidente no utilice la aeronave, que se adquirió a finales de la administración del presidente Felipe Calderón.

Encuesta avión presidencial

Encuesta avión presidencialEspecial

Según la encuesta, las opiniones están divididas en relación a si el hecho de que hasta ahora no se haya podido vender el avión presidencial ha sido un fracaso del gobierno o no. El 49 por ciento opina que sí es un fracaso, mientras que el 48 por ciento considera que no es un fracaso.

Finalmente, al preguntarles cuál creen que es la principal razón por la que no se ha vendido el avión, el 37 por ciento afirmó que el gobierno no lo ha sabido vender, el 32 por ciento considera que está muy caro, el 17 por ciento cree que es muy poco útil, y el 6 por ciento manifestó la creencia de que el avión está maldito. Unas opciones. Tras anunciar el regreso a México del avión presidencial, el Presidente dijo que las opciones eran ofrecerlo a empresarios, subastarlo o rentarlo.

Otra opción. El viernes, López Obrador habló de la posibilidad de rifarlo a través de la Lotería Nacional.

Encuesta avión presidencial

Encuesta avión presidencialEspecial

Metodología: Encuesta nacional realizada por vía telefónica a 401 mexicanos adultos el 18 y 19 de enero. Se hizo un muestreo probabilístico de teléfonos residenciales y celulares en las 32 entidades federativas. Con un nivel de confianza de 95%, el margen de error de las estimaciones es de +/-4.9 por ciento.

Patrocinio: El Financiero.

Realización: Alejandro Moreno.

Avion-presidencial-Permanencias-Voluntarias

Regresa el avión presidencial: ¿El precio del capricho?


Vendiendo humo


El avión presidencial: De monumento al despilfarro a caja china,


#ElRapidín
Por Edel López Olán

Entretener es importante para un payaso de circo, pero, cuando ese payaso tiene el destino de una nación en sus manos, se convierte en una preocupación más para toda la sociedad.

Andrés Manuel López Obrador se convirtió en el primer presidente de #México con una victoria abrumadora. Su estrategia fue manipular la opinión pública desde las carencias evidentes de administraciones pasadas las cuales se convirtieron en una excelente materia prima para una victoria indiscutible.

Parte de esta estrategia y uno de los temas a los cuales se aferró el ahora presidente fue la venta de un avión presidencial, que según él, no lo tenía ni Obama.

El nuevo avión presidencial “José María Morelos y Pavón”, reemplazó al Boeing 757 “Benito Juárez” que desde 1988 trasladó a los presidentes mexicanos en sus giras nacionales e internacionales.

La compra del avión presidencial se dio en el sexenio de Felipe Calderón y 750 millones de dólares fue el costo. El Boeing 787 se convirtió en el primer avión de esa gama, único en el mundo según la empresa y el gobierno mexicano sería el primer usuario de la aeronave, todo esto sustentado por un proyecto presentado por la Secretaría de la Defensa Nacional ante la Secretaría de Hacienda.

El arrendamiento financiero para realizar la compra incluía pagos anuales durante 25 años por un total de 9 mil 840 millones 132 mil pesos y un gasto anual de mil 170 millones por concepto de mantenimiento. La inversión incluía modificaciones al avión y la instalación de un sistema de seguridad parecidos a los del Air Force One de los Estados Unidos (que nunca se realizaron, pero que estaban bajo contrato). La aeronave fue entregada en 2015 y no la estrenó#FelipeCalderón sino el hoy olvidado#EnriquePeñaNieto.

Sí, el avión presidencial fue un gasto innecesario para un país con mayores prioridades que un capricho monumental alejado de la realidad de cualquier mexicano y una burla para los millones más que sobreviven cada día.

Pero el avión ya está y utilizarlo como botín político fue muy fácil para el Macuspano que tiene bien estudiado al 100% all pueblo mexicano: Diles lo que quieren escuchar.

Entre las salidas fáciles expuestas cada día en#LasMañaneras, el presidente olvidó mencionar que especialistas, como la consultora Ascend Flightglobal Consultancy, advirtieron que la venta de la aeronave estimaría pérdidas para #México y que no existiría ningún beneficio ni en su venta ni en mantenerlo “estacionado”, sin embargo, con tal de mantener su botín político y a pesar de las múltiples voces nacionales e internacionales en contra de una venta imposible de realizar, el presidente decidió enviar el avión presidencial a #Californiahaciendo, como siempre, lo que sabe hacer mejor: engañar al pueblo y no hablar de los fríos números

Para muchos adeptos es un insulto escuchar o leer que el #AviónPresidencial no puede venderse. El 787 fue comprado en abonos por el estado mexicano, y en un sistema presidencialista como el nuestro, él no puede vender nada solo por capricho o promesa. 25 años separan al avión presidencial de una venta probable y siguiendo los principios de depreciación de los bienes, el aparato no costará ni la tercera parte de los 750 millones de dólares iniciales. En estos momentos, el contrato tiene la categoría de leasing o arrendamiento financiero, por lo tanto, no puede venderse, pues está en calidad de rentado, vaya, es como si usted querido lector, quisiera vender una casa que renta o un auto que paga por arrendamiento, y si fuera así, y siguiendo la ley a rajatabla, el venderlo tendría penalizaciones importantes que el mismo erario tendrá que pagar. El precio de valuación a este momento es de 130 millones de dólares (620 millones de dólares menos que su costo original), al cierre de 2019 se gastaron en el pago de deuda más intereses, mil 833 millones de pesos y todavía existe un pago remanente hasta 2027 de 2 mil 724 millones de pesos. Solo lavar el avión costó 5 mil dólares. La estancia del avión en California durante el año pasado costó cerca de 30 millones de pesos: 13 millones por su preservación y resguardo, y 15 millones de pesos más para su mantenimiento.

Todo mal, sin fundamentos y lo peor…¡Sin dinero!

El presidente sigue colocando opciones sobre la mesa: Compra de un particular (no lo puede hacer), compra en copropiedad (No lo puede hacer, no nos pertenece) y una rifa. Sí leyó usted bien, UNA RIFA.

En el priismo, las cajas chinas eran la base fundamental de la comunicación social del país. Paso con el Chupacabras, paso con videntes encontrando cráneos y miles de ejemplos más de un arcaico sistema priista que hoy coloca la cereza del pastel con la rifa del avión presidencial.

En México somos un total de 119 millones de personas, de los cuales, según #AMLO, si tres millones de ellos compran un “cachito” a 500 pesos (1,500,000,000 de pesos aproximadamente, mucho menos del valor inicial del avión), alcanzaría lo suficiente para darle (no lo puede dar, no nos pertenece) a la persona el avión y darle un “poquito más” para su mantenimiento y uso, en la mejor expresión de locura que emerge de una desesperación evidente y que le ha caído como anillo al dedo a una administración que urge de nuevos temas que distraigan a todos de la realidad nacional.

Pero Andrés Manuel es un hombre necio sin escrúpulos.

Hoy, al ver como sus promesas de campaña se difuminan en un mar de números y gastos, decide convertir al avión presidencial en una#CajaChina conveniente para disfrazar la falta de empleo, la falta de inversión, de las dudas de inversionistas al actual gobierno, de la premiación de narcos, de la violencia desmedida, de la persecución de contribuyentes, de un sistema de salud sumido en crisis y demás etcéteras que agregue usted a una lista de pifias e improvisaciones propios de una administración sin pies ni cabeza.

Nadie en su sano juicio puede defender ni la compra ni la venta del avión presidencial pero, así como Andrés Manuel López Obrador prometió cambios y transformaciones ¡ha cumplido! pues cambió un monumento al despilfarro en un botín político convirtiendo un avión en la nueva caja china de un gobierno deficiente, y eso, es lamentable.

Hasta la próxima

ultimahora_Permanencias-Voluntarias

ÚLTIMA HORA: El avión presidencial regresa a México


El avión presidencial de México no se vendió. El Boeing 787-8 José María Morelos y Pavón regresó de su estancia de un año en Estados Unidos, así lo anunció en la mañanera de hoy el presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

Asimismo, señaló que también tienen otras dos opciones: venderlo a una sociedad de 12 empresas o que las Fuerzas Armadas lo renten por hora.

“Continua el proceso de que se encuentre un comprador, lo segundo es que sea una venta compartida y nos gustaría que fueran empresas mexicanas, hay una propuesta de vender 12 acciones a 12 empresas para que el costo sea menor y estas empresas lo puedan utilizar para sus ejecutivos”, explicó López Obrador.

Señaló que el avión presidencial saldrá de California al terminar su mantenimiento y certificación, después será enviado al Hangar presidencial o a la base aérea de Santa Lucia.

Captura de pantalla video Facebook Gobierno de México

López Obrador informó que el avalúo de la aeronave bajó de 150 mil millones de dólares a 130 mdd, y aclaró que si hubo compradores en California, pero “no queremos malbaratarlo”, por lo que se tomó la decisión de traerlo a México.

El 3 de diciembre de 2018, el avión presidencial partió a las 11:00 horas del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) rumbo al Aeropuerto de Logística del Sur de California.

Fuente: Radio Fórmula

 

Datos engañosos sobre el avión presidencial


Texto original Yuriria Ávila (Animal Político)

El nuevo plan migratorio del gobierno federal se financiará con los recursos que se obtengan tras la venta del avión presidencial, dijo Andrés Manuel López Obrador en conferencia de prensa. El presidente detalló que se trata de por lo menos 150 millones de dólares, aunque no consideró que ese monto ni siquiera es suficiente para liquidar lo que se adeuda por haber adquirido el avión.

Con los 150 millones de dólares que mencionó López Obrador, el gobierno federal alcanzaría a cubrir el 86% del costo del avión que aún se debe pagar al Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras), según se establece en el contrato de arrendamiento firmado en noviembre de 2012.

Es decir, al gobierno federal no le quedarían recursos de la venta del avión para disponer y asignar a otros programas.

Como dijo el mismo secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, el pasado 9 de abril durante una comparecencia en el Senado, que no habría “recuperación de dinero por la venta del avión presidencial”.

Según el funcionario, “con lo que se obtenga solo se dejará de pagar el costo del arrendamiento financiero por su adquisición”.

El costo total por adquirir el avión fue de 5 mil 213 millones 502 mil 866 pesos, de los cuales el gobierno federal ya pagó mil 622 millones 19 mil 956 pesos. Es decir, el 31%.

Según lo que dijo López Obrador, la venta del avión generaría un ingreso de, por lo menos, 150 millones de dólares. Considerando que el tipo de cambio es de 19 pesos por dólar, esta cifra equivale a 2 mil 850 millones de pesos.

Si esos 2 mil 850 millones de pesos de la venta se suman a los mil 622 millones que ya pagó el gobierno federal por el avión, se habría pagado el 86% de la deuda.

Cuando se adquirió el avión presidencial, se firmó un contrato con Banobras por quince años con pagos diferidos. Ese trato contempla pagos anuales de 45 millones de pesos en operación y mantenimiento; y entre 4.6 millones y hasta 451 millones de pesos en arrendamiento.

El Presupuesto de Egresos de la Federación asignó para 2019 un pago de 416 millones 940 mil pesos. Pero los pagos anuales establecidos en el contrato deberán realizarse hasta 2029.

Adicionalmente a ese gasto, el gobierno Federal debe pagar 719 mil 321 dólares por mantener durante un año el avión estacionado en el hangar de la empresa Boeing en la ciudad de Victorville, California.

El Sabueso preguntó a Presidencia de la República sobre los cálculos del presidente López Obrador de vender el avión presidencial y tener recursos extra para financiar el plan migratorio.

La respuesta de Presidencia es que todavía no se sabe la cantidad exacta que el gobierno federal recibirá por la venta del avión, aunque el monto de 150 millones de dólares lo dio el mismo presidente en conferencia de prensa.

“El acuerdo de colaboración técnica entre la Oficina de Naciones Unidas para Proyectos (UNOPS) y Banobras, firmado el 22 de febrero pasado, consiste en la preparación, análisis, valuación e identificación de alternativas para la comercialización del avión presidencial.

Hablar de la cantidad exacta en la que se vendería eventualmente la aeronave es prematuro, pues el proceso de colaboración técnica aún sigue su marcha y se trabaja en la definición del mecanismo idóneo para su venta.

La UNOPS confirmó 37 interesados de 13 países conformados por personas físicas, morales y gobiernos. En todo momento, se trabaja para garantizar las mejores condiciones para el Estado mexicano”, respondió Presidencia a la solicitud de El Sabueso.

La participación de la ONU

Sobre el avalúo de las Naciones Unidas que mencionó el presidente, es cierto que existe. En un comunicadoBanobras explicó que colabora con la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS) para asegurar la transparencia en el proceso de venta del avión presidencial.

La UNOPS publicó el 27 de marzo la oferta del avión presidencial en la plataforma eSourcing. Dicha plataforma consiste en un sistema de gestión electrónica para identificar a proveedores, transparentar la licitación de una compra, conocer evaluaciones y finalmente dar a conocer la adjudicación del producto en venta.

El registro para interesados en el avión presidencial mexicano se mantuvo abierto entre el 27 de marzo y 22 de abril de 2019.

¿Cuántos helicópteros y aviones presidenciales existen y están en venta?

El presidente mencionó que las Naciones Unidas acompañan también el proceso de venta de 70 aviones y helicópteros.

Aunque el 14 de febrero cuando el mismo López Obrador anunció la firma de convenio con la UNOPS para dar seguimiento a compras, ventas y contratos, sostuvo que se venderían 54 aviones y helicópteros.

Si bien en el catálogo de aeronaves susceptibles a la venta del gobierno federal, de las 263 aeronaves de la Administración Pública, 72 fueron seleccionadas como susceptibles, en la plataforma de la UNOPS no existen registros sobre la oferta de venta para los supuestos 70 aviones y helicópteros presidenciales que mencionó el presidente.

¿Cómo va la venta del avión?

El 25 de enero el presidente mencionó que el avión presidencial estaba “por venderse”.

El 8 de febrero dijo: “ya estamos a punto de terminar con los trámites para venderlo, es un procedimiento que se tiene que seguir”.

El 27 de marzo, la UNOPS dio a conocer en su portal el aviso de la venta del avión presidencial.

El 24 de abril, Jorge Mendoza Sánchez, titular de Banobras sostuvo que existen 14 intenciones de compra del avión presidencial en ocho países.