Azucar: ¿El mal de México?


Azucar: ¿El mal de México?


Veneno…¿Blanco?


azucar

Texto original: Ecoremedios

Se ha dicho que el azúcar es tan adictivo como la cocaína o el crack. Y puede pensar: “Sí bien, pero el azúcar no es tan perjudicial para mi salud como una droga ilegal, ¿no?” Tal vez no al principio, pero hay que recordar que el azúcar puede tener efectos nocivos en la salud.

Por qué debe dejar el azúcar.

  1. Una de las razones más obvias es que el azúcar es muy calórico.
  2. El azúcar suprime el sistema inmunológico – si usted come regularmente alimentos azucarados y bebidas durante todo el día, entonces está privando a su sistema inmunológico a que funcione correctamente.
  3. El azúcar causa la inflamación, y esto causa dolor y puede conducir a la diabetes, el cáncer y las enfermedades del corazón.
  4. El azúcar puede causar caries en los dientes.
  5. El azúcar reduce la liberación de la hormona de crecimiento humano, lo que acelera el proceso de envejecimiento.

Trucos para dejar de comer azúcar:

  1. Coma con regularidad.

Debido a que a menudo estamos muy ocupados, tendemos a comer irregularmente. Para muchas personas, si no comen regularmente, sus niveles de azúcar en la sangre bajan, se sienten hambrientos y son más propensos a desear alimentos azucarados. Comer tres comidas y dos tentempiés o cinco comidas pequeñas al día, le ayudará a mantener los niveles normales de azúcar en la sangre.

Comer un buen desayuno es fundamental para evitar los antojos de azúcar. En lugar de comer carbohidratos y alimentos azucarados en el desayuno, incluya proteínas en el desayuno, grasas saludables, frutas o verduras. Trate de incluir grasas saludables y proteínas en cada comida, ya que ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

  1. Desintoxique el cuerpo.

Cuando la gente hace una desintoxicación y elimina el azúcar de su dieta, a menudo disminuyen los antojos de azúcar. Aunque la reacción inicial es de antojos de azúcar, que puede ser abrumadora, nuestro cuerpo se adapta a sí mismo y el deseo de azúcar desaparece.

  1. Comida emocional.

Por lo general, tendemos a pensar que un mal estado de ánimo, el estrés y la ansiedad nos hacen comer más alimentos azucarados, y nos encontramos mejor al comerlos. Sea honesto con usted mismo y sea consciente de los problemas emocionales que hay alrededor de su adicción al azúcar. Coma con plena conciencia, pregúntese si usted está comiendo porque está aburrido, preocupado, estresado, y si la respuesta es “sí”, intente encontrar otra alternativa a comer, por ejemplo, salir a caminar, leer, reunirse con amigos, practicar yoga, ir al cine, escuchar música. Haga algo que le guste y verá como de repente ese deseo de comer dulces se desploma.

  1. Eliminar o reducir los alimentos procesados.

La cantidad de azúcar que hay en los alimentos procesados es generalmente bastante alta. Algunos alimentos que no parecen contener azúcar, en realidad pueden tener un alto contenido de azúcar. Usted tiene que habituarse a leer las etiquetas de los productos para comprobar lo que le da a su cuerpo y comprobar el contenido de azúcar.

  1. Las deficiencias minerales.

Según el sitio web de Livestrong, las deficiencias de algunos minerales, incluyendo el cromo, vanadio, magnesio y zinc, que están involucrados en el metabolismo de la insulina y la producción de glucosa, pueden hacer tener antojos de azúcar.

Una deficiencia de cromo puede causar ansias por el azúcar. Las fuentes naturales de cromo son las carnes magras, los espárragos, el queso, la melaza, levadura de cerveza y cereales integrales.

El magnesio está involucrado con la regulación de la glucosa y la insulina. Si el cuerpo carece de magnesio, es posible que tenga fuertes ansias de productos con azúcar, especialmente el chocolate. Las fuentes alimenticias de magnesio son las espinacas, habas, las almendras, las avellanas, el salvado de avena y arroz integral.

El vanadio es necesario para los músculos para obtener suficiente glucosa, para obtener energía y también estabiliza la producción de insulina. Una deficiencia de vanadio puede ser la causa de algunos antojos de azúcar. El vanadio se encuentra en mariscos, setas, eneldo, perejil, vino, cerveza y productos de grano entero,

El zinc también es necesario para tener una insulina adecuada y para la utilización de la glucosa. Una deficiencia de zinc puede resultar en niveles de insulina bajos, que pueden conducir a un ansia de azúcar. El zinc se encuentra en alimentos como la carne de res, carne de cerdo, ostras, langosta, el yogur, los garbanzos, las almendras y avena.

  1. Duerma lo suficiente.

Para aquellos que tratan de mantener un peso saludable y dejar de azúcar, la falta de sueño no se recomienda en absoluto. La fatiga hace que la gente tenga más hambre, y las personas que no duermen suficientes horas tienden a consumir cientos de calorías más al día (gran parte de ella en forma de alimentos dulces no saludables).

  1. Cuidado con los sustitutos del azúcar.

Esto incluye “el azúcar saludable” como la miel, jarabe de arce, o melaza. Pueden contener más nutrientes que la materia blanca refinada, pero, por desgracia, el azúcar es azúcar. El uso de hojas de stevia es la mejor opción, aunque a algunas personas no les gusta el sabor.

  1. Tenga cuidado con los frutos secos

Frutos secos puede parecer una opción de snack saludable. Y de hecho, las frutas secas tienen beneficios para la salud, pero también muchas calorías y azúcar. Los frutos secos contienen una gran cantidad de azúcar, así que tenga cuidado con el tamaño de la porción y no exagere con la cantidad. Si usted tiene antojos, coma una pieza de fruta fresca, le ayudará a satisfacer el antojo de dulce y es mucho más saludable.

  1. No tenga alimentos azucarados en su casa o en la oficina.

Lo más importante es sacar de su casa todos los alimentos tentadores y no saludables tales como pasteles y galletas, patatas fritas, dulces, chocolate y helado, y sustitúyalos por alimentos más saludables.

  1. Coma más verduras.

La gente piensa que las verduras son aburridas, pero son muy buenas para la salud.

Las verduras están llenas de vitaminas y fibra que ayudan a mantener el peso y el buen funcionamiento del cuerpo. Por otra parte, se sentirá satisfecho durante más tiempo ya que tardan más tiempo en digerirse y en liberar la energía a un ritmo más lento que los alimentos azucarados y los carbohidratos simples como el pan blanco y las pastas, que pronto se convierten en azúcar, una vez que se comen.

Las verduras son el snack más recomendado entre comidas, contienen muy pocas calorías y calman las ganas de comer hidratos de carbono.

  1. Beba más agua.

Este es un consejo simple pero muy eficaz. Cambie las bebidas gaseosas y el té cargado de azúcar y el café por el agua. Dos litros al día es la cantidad recomendada para los adultos. Unos tragos de agua calman el apetito y ayuda a perder peso, ya que aumenta el metabolismo y, finalmente, mantiene el cuerpo saludable.

  1. Canela.

Añada palo de canela o canela en polvo en las bebidas calientes. La canela reduce el deseo por los dulces y ayuda a mejorar la función de la insulina en las células (lo que ayuda a mantener los niveles de azúcar en la sangre).

  1. L-glutamina.

Muchas personas luchan por tener la fuerza de voluntad y disciplina, o simplemente necesitan el primer “empujón”. Una vez que su cuerpo se ha habituado a reducir las cantidades de azúcar, a las personas les resulta más fácil continuar con ese proceso. Pero, ¿cómo empezar?

Aquí viene la L-glutamina, que es un aminoácido (un bloque de construcción para las proteínas), que se encuentra de forma natural en el cuerpo. Es una fuente alternativa de glucosa disponible para el cerebro, y que a menudo alivia los antojos de azúcar, ayudando a nivelar el azúcar en sangre. Puede abrir una cápsula y ponerla debajo de la lengua, y en pocos minutos no sentirá ese anhelo de azúcar. Una mejor manera de utilizarlo es poner una cucharada colmada de polvo de glutamina disuelta en agua cuando tenga antojos o como medida preventiva (preferentemente con el estómago vacío). Alternativamente,  la puede tomar 3 o 4 veces al día entre comidas. Podría ser el primer paso para dejar que su cuerpo se acostumbre a consumir menos azúcar. Se puede tomar durante un mes para que su cuerpo deje de depender del azúcar, y después no tendrá que complementar con L-Glutamina más.

Tenga paciencia.

Puede llevar alrededor de cuatro semanas reducir la dependencia del azúcar. Durante esos días puede sentir ganas de abrir agresivamente un paquete de galletas Oreo, pero manténgase fuerte, usted puede hacerlo!

Muchas personas que disfrutan de una dieta baja en azúcar, han perdido peso, tienen una piel más clara, se sienten con más energía, mucho más saludables, y a su vez, más felices. Por supuesto, usted todavía puede disfrutar de vez en cuando de los dulces, la vida es demasiado corta para no hacerlo. La diferencia es que ahora tendrá más control y no sentirá más ese deseo loco de azúcar.

Cuando el deseo de azúcar aparezca, piense en todos los beneficios que le va a dar a su cuerpo por eliminar el azúcar.

 

Una dulce vida…¡Literal!


Texto original: Mejor con Salud

Más allá de ser usado para endulzar o dar consistencia a ciertas preparaciones, el azúcar puede ser tu aliado en el hogar. Tenemos a disposición diferentes tipos y a su vez, aplicaciones. Te sorprenderás lo que puede ayudarte este ingrediente que seguro tendrás en la cocina en varios aspectos de tu vida.

¿Qué tipos de azúcar existen?

Tal vez sólo hayas visto el que se comercializa más frecuentemente que es el azúcar refinado, unos granulitos blancos que sirven para el té, el café, un pastel, etc. Sin embargo, hay otros tipos, entre ellos podemos destacar:

  • Azúcar de mesa o corriente: como se decía anteriormente, es el más usado, el que todos conocemos, el granito es de tamaño pequeño a mediano.
  • Azúcar extra fino: no se conoce en muchos países, como ser en España, pero hay varias recetas anglosajonas de dulces y postres que lo llevan como ingrediente. Es de grano muy pequeño.
  • Azúcar glass: es el mismo azúcar “común” que ha sido triturado hasta convertirlo en un polvillo. Se utiliza para espolvorear por encima de los pasteles o elaboraciones de dulces para que no se perciba el granulado.
  • Azúcar cande o perlado: es redondo de un tamaño más grande al azúcar tradicional. Es popular en los países del Norte y Centro de Europa. Se puede encontrar en bollería alemana y escandinava y también en los conocidos “gofres belgas”.
  • Azúcar en cristales: es el más grande que se consigue en las tiendas y se utiliza más por decoración o motivos estéticos, ya sea para endulzar té o café. Casi siempre es de forma cuadrada no uniforme y se toma con una pequeña pinza. No se disuelve tan fácilmente como el granulado.
  • Azúcar invertido: muchos dicen que no está en la misma categoría que los demás azúcares, pero vale la pena nombrarlo. No se compone exclusivamente de la sacarosa, sino que se mezcla con otros como el sirope. Se obtiene al calentar y se usa en la dulcería industrial porque permite mantener las piezas tiernas por más tiempo.

Canela y azúcar…¡Dulces beneficios!


Canela

1. Acné: Haga una pasta simple que consiste en miel, canela y agua suficiente para hacer una mezcla espesa y pegajosa. Aplicar en áreas de acné y dejar actuar durante 15 minutos. Enjuague suavemente con agua caliente, teniendo cuidado de no tener contacto de la mezcla con los ojos. Repetir regularmente y notarás la mejora en la piel a lo larga de unas semanas.

2. Artritis: La inflamación desempeña un papel importante en la artritis. Mezcle dos cucharadas de miel, una taza de agua caliente y una cucharadita de canela en polvo para ayudar a aliviar el dolor de la artritis. Beber esta mezcla y aplicar un poco de miel y canela sobre la articulación dolorida para el alivio.

3. Problemas de colesterol: El remedio consiste en capturar el poder de la canela parabajar el colesterol. Mezcle 2 cucharaditas de miel, 3 cucharaditas de canela y mezclar con el té favorito para reducir el colesterol. Trate de añadir té verde por un aumento en los beneficios debido a la presencia de antioxidantes.

4. Dolor de muelas: Mezcle una pequeña cantidad de miel y canela en polvo y cubrir el el diente para el alivio rápido. Esta mezcla también ayudará a refrescar el aliento.

5. Resfriado: Consiste en deshacerse del exceso de mucosidad y congestión nasal con el uso de una cucharada de miel tibia y una pizca de canela en polvo. Tome este remedio cada vez que los síntomas del resfriado comiencen a aparecer.

6. Infecciones cutáneas: Infecciones de la piel, picaduras de insectos y espinillas irritantes. Mezcla un poco de miel y canela en polvo, consiguiendo una pasta, y aplicar en la zona afectada. Esto también ayuda contra la inflamación y el picazón que sigue junto con las picaduras de insectos.

7. Sistema Inmunológico: La miel es conocida por sus beneficios para el sistema inmunológico. La miel combinada con canela en polvo puede fortalecer el sistema inmunológico, ayuda a prevenir los resfriados y prevenir infecciones.

8. Malestar gástrico: Mezcla partes iguales de miel y canela para aliviar los problemas de gases en el estómago. Para aquellos con frecuentes dolores de estómago, tratar de tomar este remedio de manera regular. Estos dos alimentos naturales también ayudan a mejorar el proceso digestivo en su conjunto.

9. Aumentar la libido: La canela es considerada uno de los mejores afrodisíacos naturales, tanto para hombres como para mujeres. Tomaremos una cuchara de sopera por la mañana y otra antes de acostarse.

10. Pérdida de peso: Ayuda a activar el metabolismo y reducir la ansiedad por el consumo de azúcar. Además, la canela es un regulador de los niveles de glucosa en la sangre y también ayuda a eliminar el exceso de líquido y grasa en el cuerpo. Tomaremos mezclada con agua caliente entre las comidas.

 

Azúcar…¿Contra el Ébola?


ebola

Más que una ‘superbola’ es una macropartícula recubierta de azúcar. Creada por investigadores españoles y específicamente diseñada para luchar contra el virus del ébola. Aunque se trata de un experimento en fase muy preliminar, aún inmerso en los tubos de ensayo de laboratorio, parece que abre un nuevo camino hacia el futuro tratamiento de otras infecciones que en la actualidad tampoco tienen terapia posible.

La idea nace de un descubrimiento realizado en el año 2002 por el equipo de Rafael Delgado, investigador del i+12 del Hospital 12 de Octubre de Madrid. Tal y como relata a este periódico, “llevamos años estudiando la interacción del virus del ébola con uno de los receptores (DC-SIGN) que se encuentran en las células dentríticas, unas de las más importantes en la respuesta inmunológica”. Detectan el patógeno y se encargan de dar las primeras señales de alarma para desencadenar la reacción del sistema inmune.

Según observaron Delgado y sus colegas, en colaboración con otros grupos de científicos de EEUU, el receptor en cuestión, en lugar de desempeñar una función defensiva, en el caso del ébola actúa como vía de entrada del virus en el organismo. “Un aspecto clave en los primeros momentos de la infección“, recalca el investigador español. A partir de ahí, el estudio del DC-SIGN ha ofrecido suficiente información como para diseñar una molécula capaz de bloquear dicho receptor e impedir así que la infección se haga efectiva.

Una novedosa estructura molecular creada por investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), el Instituto de de Investigación del Hospital 12 de Octubre i+12, de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y el Instituto Madrileño de Estudios Avanzados de Nanociencia, con la participación de las universidades de Estrasturgo (Francia) y Namur (Bélgica).

Macroestructura con azúcar

Consiste en la unión de 13 fullerenos recubiertos de carbohidratos que ha sido capaz de bloquear el receptor DC-SIGN e inhibir la infección de las células (in vitro). “Trabajamos con un modelo del virus del ébola seguro, sólo utilizamos una de sus proteínas (la glicoproteína de envuelta), que no puede replicarse, pero sí infectar la célula. Podemos manejar y explorar todo su comportamiento con tranquilidad”, puntualiza Delgado.

“Los fullerenos son moléculas en forma de jaulas cerradas formadas exclusivamente por átomos de carbono”, explica Nazario Martín, catedrático de Química Orgánica de la UCM y autor principal del estudio, publicado esta semana en la revista Nature Chemistry. En el trabajo, los científicos han usado el fullereno C60, que está formado por 60 átomos de carbono y tiene forma de icosaedro truncado, similar a un balón de fútbol.

Se trata de una estructura tridimensional recubierta de manosa, el mismo tipo de azúcar que tiene el ébola en su superficie”, argumenta Javier Rojo, investigador del CSIC en el Instituto de Investigaciones Químicas en Sevilla. Dicho azúcar es relativamente infrecuente en las células humanas, pero muy característico del virus del ébola. Es como la ‘llave’ del virus para entrar por el receptor DC-SIGN. Si la ‘cerradura’ ya está bloqueada por otra ‘llave’, ya no es bienvenido. En definitiva, se ensamblan doce fullerenos, cada uno de ellos con 10 azúcares, sobre otro fullereno central, dando lugar a una superestructura globular con 120 azúcares en la superficie.

Los resultados son muy esperanzadores, al menos en el laboratorio (en los cultivos de células in vitro). Esta macromolécula de diseño tiene una “extraordinaria actividad antiviral” que se encuentra en el rango nano-molar, es decir, que el compuesto se podría diluir mil millones de veces en un medio líquido y sería capaz de mantener la eficacia del bloqueo del receptor para evitar la entrada del virus en las células.

No obstante, recuerda Delgado, este es sólo un primer paso. Después, habría que probar la ‘superbola de azúcar’ en modelos de infección con virus completos en animales de experimentación (empezando con ratones). “Ya hemos iniciado contactos con los pocos laboratorios que existen en el mundo con capacidad para trabajar en este sentido, manejando un virus como el del ébola”.

Esta estructura multiglobular es un innovador sistema que podría combatir las infecciones producidas por otros patógenos (además del ébola) para los que las terapias actuales no son efectivas o simplemente no existen. Como señala Delgado, “la mayor parte de las medicinas de hoy en día son moléculas muy pequeñas. El diseño de este tipo de macromoléculas podrían dirigirse de forma casi teledirigida a células concretas y dar respuesta a infecciones que hoy no la tienen”.

Fuente: El Mundo