Ocio

Uno a día…¡siempre en la vida!


Anuncios
Noticias

Morir por sobredosis de…¿Cafeína?


Davos Allen Cripe, falleció el pasado 26 de abril tras consumir enormes cantidades de cafeína y bebidas energéticas en un espacio de dos horas en el condado de Richland, Carolina del Norte. El joven falleció de un paro cardiaco provocado por una arritmia causada por cafeína a sus apenas 17 años.

Fue un accidente que se llevó su vida“, comentó el padre de Davis, que exhortó a los padres a vigilar más a sus hijos y su propenso consumo de bebidas energizantes desde temprana edad. Según Amy Durso, experto médico de Condado de Richland, una taza de café y una porción de soda no habrían tenido tales efectos, siendo la cantidad de bebidas con cafeína consumida en tan corto periodo de tiempo el factor clave que causó la muerte al joven.

Fuente: RT noticias

Ocio

¿Un café al día?…¡No!…¡Tres!


Unos científicos italianos sugieren que el café puede reducir a la mitad la probabilidad de desarrollar cáncer de próstata —la tercera causa de muerte de los hombres— y suprime el crecimiento de tumores, según han publicado en el ‘International Journal of Cancer’.

Los responsables del proyecto han llegado a esta conclusión tras analizar los hábitos de consumo de esa bebida en alrededor de 7.000 varones de la región italiana de Molise y comparar esa información con los casos de cáncer de próstata registrados en la zona.

Así, el estudio de esos especialistas ha revelado que el riesgo de padecer esa enfermedad es un 53 % inferior en quienes toman tres o más tacitas de café al día.

Es probable que el “efecto beneficioso” se deba a la cafeína, según estima la jefa del Laboratorio de Medicina Traslacional del Instituto Neurológico Mediterraneo Neuromed (IRCCS), Maria Benedetta Donati.

Otras investigaciones ya demostraron los beneficios que aporta el consumo de café: desde la reducción del riesgo a sufrir determinadas dolencias hasta la prevención de depresiones y suicidios.

Fuente: RT noticias

¿Sabias que?

Un buen café…¿Cómo prepararlo?


Café

Científicos del Reino Unido han descubierto una manera sencilla para obtener un sabor mejorado de nuestro grano favorita de la mañana, y no podría ser más sencillo: basta con congelar los granos de café antes de molerlos.  Y si te tomas muy enserio esta bebida y eres un gran conocedor, probablemente ya almacenes tus granos de café en la nevera o en el congelador para conservar la frescura, pero de acuerdo con investigadores de la Universidad de Bath, enfriar tus granos antes de ser molidos no solo evitará que se echen a perder.

¿Por qué pasa esto? Para empezar tendrás una molienda más uniforme de las partículas finas de café, lo que finalmente permite una mejoría en la extracción de compuestos de sabor.

Lo que estamos buscando es la diferencia más pequeña entre la partícula más pequeña y la más grande“, explicó Christopher Hendon.

Hendon y su equipo experimentaron con moler granos a diferentes temperaturas en el laboratorio – desde la temperatura ambiente hasta el final hasta -196 ° C. Descubrieron que cuanto más frío esté el grano, será más consistente y fina  la molienda.

Hemos encontrado que el enfriamiento de los granos contrae este proceso y puede dar extracciones más altas con menos variación en el sabor, y podrías tener más  sabor con menos granos.” Aseguró Hendon.

Por desgracia pocos de nosotros tenemos en nuestras cocinas congeladores que podrían llegar a  -196 ° C, pero el principio sigue siendo válido: entre más frío, mejor sabor.  Esto es importante, porque el sabor en la preparación del café está directamente ligada a la superficie de las partículas de café molido, acompañado de agua el sabor de las partículas más pequeñas  reacciona más rápido. Esto causa que se altere el sabor, ya que los cambios sutiles en las distribuciones de tamaño de partículas hacen una gran diferencia en la tasa de extracción.

Podría tener un impacto importante para la industria”, aseguró Hendon, tomando en cuenta que hay una escasez de café importante en el mundo.

Fuente: Muy interesante

 

Salud

Café: ¿El mejor comienzo?


Tasa de café

Una segunda o incluso una tercera taza de café al día pueden ayudarle no sólo a sobrellevar su cansancio durante el día, sino a mucho más. Así lo refleja un estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard que publica hoy la revista Circulation, y que señala que el consumo de esta bebida, siempre que sea moderado, podría protegernos contra varias enfermedades.

La investigación sostiene que tomar como máximo cinco tazas de café al día justamente la cantidad fijada por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria] reduciría el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular, diabetes, algunas enfermedades neurológicas o, incluso, por suicidio. Los datos se han obtenido del seguimiento durante unos 30 años de más de 200.000 hombres y mujeres de los que se estudiaron sus hábitos de vida y su consumo de café diario, un tiempo suficiente para sacar importantes conclusiones respecto a esta bebida.

La más importante de todas es que una taza de café reduce el riesgo de morir por una enfermedad cardiovascular como el infarto, algo que, en realidad, no es nuevo, ya que estudios previos ya habían sostenido que tres o cuatro tazas de esta bebida reducían la prevalencia en las venas de calcio coronario, lo que influiría en el buen estado de los vasos sanguíneos, y por tanto, alejaría el riesgo de esta complicación. También se han estudiando los beneficios anti obesidad del café, y se ha observado que esta bebida lucharía contra la aparición de grasa visceral.

En opinión de Vicente Arrarte, vocal de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología, este estudio “es un nuevo apoyo hacia lo que ya se estaba viendo y que vendría a apoyar la teoría de que el café no es tan malo como se creía”. Para este cardiólogo, que apunta, no obstante, que, a su juicio, “los beneficios del café todavía no están fuertemente demostrados”, éstos tendrían su justificación, sobre todo a nivel cardíaco, en base a que “el café es un antioxidante muy potente”, y por tanto, “podría tener cierta protección a una dosis normal”.

También en el descafeinado

Aunque los beneficios a nivel cardiovascular de una de las bebidas más consumidas del mundo ya se habían documentado, todavía existen aspectos que no estaban totalmente claros y sobre los que este estudio aporta nuevos datos. Por ejemplo, la publicación de Circulation señala que los efectos positivos del café se dan tanto en el descafeinado como en el que tiene sí cafeína. Según los autores del estudio, “esto sugiere que hay otros componentes en el café además de la cafeína que podrían desempeñar un papel beneficioso”, aunque haría falta investigar más para clarificar este punto.

Igualmente, el trabajo ha servido para evidenciar otra curiosa asociación: quienes más café beben son más propensos a fumar y a beber alcohol. En opinión de Arrarte, es quizás este vínculo con el tabaco el responsable de “esa leyenda negra” del café que hacía que muchos clínicos se resistieran a recomendar este estimulante. Pero ahora, esta investigación despejaría esta incógnita, ya que para cerciorarse de que los beneficios también se cumplían en los no fumadores, se repitió el análisis con estas personas, y vieron que los efectos protectores del café eran incluso más evidentes en este grupo.

Beneficios contra el párkinson y la diabetes

Los resultados también han arrojado un impacto positivo del café en las muertes provocadas por otra importante enfermedad: la diabetes tipo 2. Según los autores, habría varios mecanismos biológicos que podrían explicar esto: “El ácido clorogénico, quinídeo, los lignanos, la trigonelina y el magnseio presentes en el café reducen la resistencia a la insulina y a la inflamación sistemática”, escriben. “Al fin y al cabo, la diabetes es una enfermedad cardiovascular”, apunta Arrarte, por lo que, podría ocurrir que el café también protegiera contra ella.

El párkinson, según sostiene el estudio, es también es una enfermedad que se beneficiaría de una ingesta moderada de café, ya que su consumo atenuaría la pérdida de dopamina, un neurotransmisor que ayuda a controlar los movimientos musculares y cuyo déficit es clave en esta enfermedad. Finalmente, y aunque quizás esta sea la más difícil de sostener de todas, se ha observado una asociación inversa entre tomar café y el riesgo de suicidio, lo que indicaría que el consumo de esta bebida podría, además de los anteriores, tener efectos antidepresivos.

En definitiva, nuevas evidencias científicas que van derribando mitos sobre una bebida que cuenta con tantísimos amantes en todo el mundo y que, siempre que se consuma moderadamente, puede ofrecer importantes beneficios para la salud a varios niveles.

Fuente: El Mundo

Sustentabilidad

Dulce adicción…¡Suave tormento!


Abeja

La cafeína resulta igual de adictiva para las abejas que para los seres humanos, reveló hoy un estudio publicado en la revista especializada “Current Biology”.

Un grupo de científicos de la Universidad inglesa de Sussex realizó un experimento para poner a prueba la teoría de que las plantas han desarrollado un método para mantener enganchadas a las abejas.

Para ello, los científicos presentaron a los insectos dos fuentes de alimentación que contenían una solución azucarada, situadas a la misma distancia de su colmena: una con cafeína y otra sin la sustancia excitante.

La cafeína no sólo atrajo a las abejas, sino que las llevó a comunicar la buena noticia a otros miembros de su colonia mediante un baile.

La agencia informativa EFE señala que el estudio recoge como, tras probar por primera vez el café, las abejas continuaban regresando a la fuente que lo contenía, incluso cuando el suministro se había agotado.

El entomólogo y líder de la investigación, Roger Schurch, afirmó que estaba sorprendido de cómo vieron “el efecto que la cafeína produjo en los insectos que volvían una y otra vez al alimento con café”.

Por su parte, la investigadora del Laboratorio de Apicultura de la Universidad de Sussex, Margaret Couvillon, manifestó que “algunas plantas, a través de un compuesto secundario presente en el néctar como la cafeína, podrían estar engañando a las abejas para asegurar su fidelidad”.

“Este hecho podría comprometer la calidad de la miel elaborada por los insectos”, agregó Couvillon.

Fuente: Cadena Tres