Consciencia Social

Increíble impunidad…¡Increíble actitud!


México en muchas de sus regiones se ha convertido en tierra de nadie y ahora, los taxistas se han convertido (algunos, no todos) en el medio perfecto para cometer todos los crímenes que se puedan imaginar. En la ciudad de México, un taxista se mantiene en estado inconveniente ante sus pasajeros y sin ningún tipo de ley o reserva, ¿la razón por la cuál los pasajeros no se quejan?… El taxista venía armado con un cuchillo. Es imperativo que las autoridades de todos los niveles den un giro de timón a un país que evidentemente se les está saliendo de las manos.

Anuncios
Consciencia Social, Editoriales, La nota de día

La nota del día


Sentados sobre el arcoíris.
Por Edel López Olán

Este mundo es complicado de muchas formas. Desde que nacemos nos encontramos inmersos en encajar dentro de una sociedad que te apega a un rol específico, a una forma de conducta,a convertirte en un “ser” dentro de la sociedad.
A lo largo del tiempo, el ser homosexual se convirtió en un tabú donde las mismas personas crearon conceptos clandestinos ante la sociedad; manteniéndola a su lado cuando les conviene y excluyéndola como una forma prohibida de expresar sentimientos.

Después de muchos años de lucha. Después de una férrea batalla de ideas y conceptos, hoy, el ser homosexual paso de la clandestinidad a un orgullo que pocos entienden, muchos atacan, y la gran mayoría se mantienen expectante a los cambios sociales que emergen de una nueva cultura de tolerancia. Hoy, las ideas que avanzan ante una sociedad retrógrada son firmes en exigir los derechos fundamentales sea cual sea la preferencia de cada persona. Hoy, el ser homosexual se convierte en un orgullo para una sociedad incluyente que avanza a paso lento hacía la comprensión más allá de cerrojos morales sin sentido.

Ahora toca el momento de demostrar que, como sociedad, la comunidad gay sea lo suficientemente madura para ocupar su rol como parte de una sociedad que ha aceptado su preferencia como algo normado en la ley. Hoy, la comunidad gay debe luchar para quitarse ese estigma que cierne sobre ellos de muchas formas posibles en una propaganda que como siempre, se convierte en global cuando los elementos se dan de acuerdo a un prejuicio y que cambia según los aciertos o desaciertos de una comunidad.

Cómo padre de familia me encuentro complacido que hemos comenzado lentamente a encontrar ese balance entre ideas y acciones que se exigen para encontrar una utopía de ideas que permita a todos estar dentro de la ley. Como sociedad, ahora, la comunidad gay debe entender que ya, lentamente, se convierten en parte de un engranaje que reconoce en ellos su responsabilidad como ciudadanos, con derechos y obligaciones civiles bien establecidos. Como sociedad deben tomar su rol como padres, esposos, madres (según sea el caso de cada uno de ellos) tutores legales o simplemente personas libres de expresar sus sentimientos sin ser señalados, hoy, como sociedad, la comunidad gay se debe expresar en pro de los derechos que tanto han exigido y ahora, lentamente se les otorgan.

El camino aún es largo, pero, así como han sabido luchar por una causa justa, estamos seguros que sabrán encontrar ese equilibrio que necesita toda sociedad.

Hoy, todos como una gran comunidad que se centra en la utopía de la convivencia, estaremos sentados sobre el arcoíris, observando, solo observando, si todos, homosexuales y heterosexuales, tenemos la madurez que la sociedad nos exige, y si no, que la misma historia nos lo demande.

Hasta la próxima.

Consciencia Social

¿Regresa el terrorismo a Colombia?


 

Un atentado en un centro comercial de Bogotá ha dejado este sábado al menos tres muertos y varios heridos desatando el pánico en la capital de Colombia. La explosión se ha producido alrededor de las cinco de la tarde en los baños de mujeres del segundo piso del complejo Andino, ubicado en una zona de elevada afluencia en el norte de la ciudad. Las autoridades han confirmado la muerte de tres personas, entre ellas una mujer de nacionalidad francesa, y que al menos una decena resultaron heridas. Nueve víctimas han sido trasladadas a una clínicas cercanas para ser atendidas. “Lamento informar de que son tres las mujeres fallecidas por bomba en Centro Andino. Otra está grave, pero no en riesgo de muerte”, ha confirmado a través de Twitter el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa.Entre las fallecidas hay una ciudadana francesa. Julie Huynh, de 23 años, llevaba 6 meses trabajando como voluntaria en un colegio de un barrio popular.

Texto original: El País