Depresión-Permanencias-Voluntarias
Salud

Así es la depresión…¿Tú que opinas?


Depresión-Permanencias-Voluntarias
Relevantes

Depresión: Un problema profundo


Cuando la realidad supera la ficción

Cuando la realidad…¡Debe superar nuestra depresión!


Depresión

Salud

El mito de la depresión


Depresiòn

Cinco mitos sobre las personas con depresión

Sin embargo, cuando hablamos de trastornos depresivos nos estamos refiriendo a un conjunto desíntomas diversos que pueden expresarse de manera muy distinta dependiendo del caso. Quizás por este motivo, la mayoría de las personas ha tendido a interiorizar el concepto de “depresión” bajo una serie de etiquetas estereotipadas acerca de las personas depresivas, para hacer más fácil su comprensión.

Este hecho ha contribuido a alimentar una serie de mitos sobre la depresión que sólo sirven para dar una imagen sesgada y poco realista de este fenómeno. A continuación te presentamos algunos de estos mitos o estereotipos que pretenden describir a las personas con este trastorno del estado de ánimo.

Prejuicios comunes sobre las personas con depresión

1. Las personas con depresión están siempre tristes

Es cierto que el cuadro diagnóstico de la depresión incluye un sentimiento de tristeza que permanece en el tiempo, pero esto no tiene por qué ser así en todos los casos. Algunas personas con depresión se encuentran en un estado de aplanamiento emocional, lo que significa que no experimentan ninguna emoción en particular, o en un grado muy bajo. También es frecuente que se dé la anhedonia, es decir, la incapacidad para experimentar sensaciones de placer, sin que ello suponga caer en un estado de tristeza profunda.

2. Las personas con depresión lo son a raíz de un hecho traumático

En algunas ocasiones la depresión es desencadenada por una situación que es percibida como algo muy negativo, como la muerte de un ser querido o la pérdida de un puesto de trabajo, pero no siempre es así. En ocasiones, las personas con depresión son incapaces de reconocer un hecho externo que haya originado la manifestación de este trastorno. Pueden darse casos en los que una persona con depresión parezca tener todas las condiciones materiales para vivir felizmente: dinero, buena suerte, muchas amistades, etc.

3. La depresión ocurre como consecuencia de decisiones poco acertadas

Este mito es una continuación del anterior, y justamente por eso es igual de erróneo. Las personas con depresión no lo son por “haberse equivocado en la vida”, simplemente lo son por varios factores que se entrelazan de manera muy compleja. Culpabilizar a estas personas por el trastorno que experimentan resulta perverso y es un error importante.

4. La depresión es una muestra de debilidad

La depresión, como muchas otras formas de trastorno mental, está fuertemente estigmatizada aún hoy en día. Es posible que parte de los motivos por los que esto sigue pasando es el culto a la felicidad que se ha ido popularizando con la consolidación de las sociedades del bienestar. Aparentemente todos somos capaces de aspirar a la felicidad y quien no lo consiga se está mostrando débil, le gusta recrearse en las desgracias que le ocurren y tira la toalla antes de tiempo. La tristeza ha quedado caracterizada así como la cara opuesta de la felicidad y es algo que debe evitarse a toda costa: lo ideal es no estar nunca triste. Evidentemente, este mito lleva a la confusión entre tristeza y depresión, además de partir de una visión integrista de lo que es la felicidad. Lamentablemente, también culpabiliza a la gente con depresión en favor de un modo de vida poco realista.

5. La depresión sólo tiene efectos sobre la mente

Siempre es confuso hablar de “mente” sin aclarar a qué se refiere esta palabra, pero a pesar de ello es bastante común que la depresión repercuta sólo en el estado de ánimo de las personas y en su manera de ver las cosas. Sostener esta idea es, de hecho, invisibilizar gran parte de los efectos que tiene la depresión sobre todo el organismo, y que no son pocos: problemas de estréssueño y digestión, dolores en varias zonas del cuerpo, fatiga, etc. La depresión no consiste sólo en el mantenimiento de un estado de ánimo, sino que incluye también procesos biológicos que recorren todo el cuerpo y que se afectan mutuamente.

Fuente: Psicología y mente

Relevantes

Caminar con la naturaleza contra la depresión


11852546

Caminar en la naturaleza con otras personas podría reducir los niveles de estrés y el riesgo de depresión, sugiere un estudio reciente.
El estudio incluyó a casi 2,000 participantes del programa Caminar para la Salud (Walking for Health) de Inglaterra, que organiza casi 3,000 caminatas grupales cada semana.

Los investigadores hallaron que las personas que habían pasado recientemente por un evento estresante, como una enfermedad grave, perder el trabajo, el rompimiento del matrimonio o la muerte de un ser querido presentaban una mejora significativa en el ánimo tras las caminatas grupales al aire libre.

“Escuchamos a la gente decir que se sienten mejor tras una caminata o salir al aire libre, pero no se han realizado muchos estudios con una muestra de este tamaño que respalden la conclusión de que esas conductas en realidad mejoran la salud mental y el bienestar”, comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Michigan la autora principal del estudio, la Dra. Sara Warber, profesora asociada de medicina familiar de la Facultad de Medicina de la universidad.

“Caminar es una forma de ejercicio barata, de bajo riesgo y asequible, y resulta que en combinación con un ámbito natural y de grupo, quizá sea un reductor del estrés muy potente que se utiliza poco”, planteó Warber.

“Nuestros hallazgos sugieren que algo tan sencillo como apuntarse a un grupo de caminatas al aire libre podría no solo mejorar las emociones positivas diarias de una persona, sino también contribuir a un método no farmacológico para afecciones graves, como la depresión”, explicó.

El estudio aparece en una edición reciente en línea de la revista Ecopsychology.

“Dado el aumento en la enfermedad mental y en la inactividad física en el mundo desarrollado, exploramos de forma constante nuevas formas asequibles para ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida y bienestar a largo plazo”, comentó Warber.

“Las caminatas en grupo en los ambientes naturales locales podrían realizar una contribución potencialmente importante a la salud pública, y resultar beneficiosas para ayudar a las personas a afrontar el estrés y experimentar unas mejores emociones”, concluyó.

Fuente: MedlinePlus

Conciencia social, Salud

La ansiedad podría afectar los cerebros de los niños


Niño

Los niños con problemas de ansiedad en realidad podrían tener un “centro del miedo” más grande en el cerebro, informan unos investigadores.

El estudio incluyó a 76 niños de 7 a 9 años de edad, el periodo en que los rasgos y síntomas relacionados con la ansiedad se pueden detectar de forma fiable por primera vez, según los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford.

Los padres proveyeron información sobre los niveles de ansiedad de los pequeños, y los niños también se sometieron a IRM de la estructura y función de sus cerebros.

Los investigadores se enfocaron en un área del cerebro conocida como la amígdala, donde se encuentra el “centro del miedo” de una persona, y hallaron que los niños con unos niveles altos de ansiedad tenían una amígdala más grande que los niños con unos niveles bajos de ansiedad. Los investigadores anotaron que esa parte del cerebro tenía más conexiones a otras regiones cerebrales que tienen que ver con la atención, la percepción de la emoción y la regulación.

Los investigadores desarrollaron una forma de predecir los niveles de ansiedad de los niños según medidas con escáneres cerebrales del tamaño de la amígdala y de su nivel de conexión con otras áreas del cerebro, según el estudio, que aparece en la edición de junio de la revista Biological Psychiatry.

“Es un poco sorprendente que las alteraciones en la estructura y la conectividad de la amígdala fueran tan significativas en los niños con unos niveles más altos de ansiedad, dada la edad temprana de los niños y que sus niveles de ansiedad fueran demasiado bajos como para ser observados clínicamente”, comentó en un comunicado de prensa de la revista el primer autor, el Dr. Shaozheng Qin.

El estudio representa un avance importante en la identificación de los niños pequeños en riesgo de trastornos de ansiedad, y mejora la comprensión sobre la forma en que la ansiedad se desarrolla en las personas, según Qin.

Aunque el estudio halló una asociación entre los niveles reportados de ansiedad y la estructura y conectividad de la amígdala en los niños, no probó causalidad.

Fuente: MedlinePlus