Nos hundimos con Pemex o sobrevivimos con ella


Por Enrique Quintana (El Financiero)

Estamos en un tiempo en el que es muy complicado mantener el equilibrio.

A los hechos y estadísticas que se presentan se les puede encontrar el sesgo más negativo o aquel que permita decir a los partidarios de la 4T que las cosas van bien.

Pero, cuando uno intenta encontrar el equilibrio, se lleva los silbidos y las mentadas de todas las porras, de uno y otro lado.

De los críticos a la 4T por, supuestamente, ser complaciente. Por no lanzar un tiroteo contra las políticas emprendidas por el gobierno y los resultados obtenidos.

De los partidarios de la 4T por no defender los resultados y poner signos de interrogación en las políticas emprendidas.

Vaya. Pero cuando uno ha estado en esta condición desde el sexenio de Salinas, ya ni asusta ni sorprende. La ventaja de los años.

Lo anterior se percibe cuando uno interpreta el resultado de la producción petrolera al cierre del año pasado.

Si usted quiere demostrar que el sexenio de López Obrador ha sido un fracaso, es muy sencillo, compare los promedios de 2018 y 2019.

Hay una caída de 7 por ciento, una caída de 131 mil barriles diarios en promedio.

No importa que los primeros meses de 2019 –los peores– hayan reflejado el impacto de las políticas del sexenio anterior. Es lo de menos si quiere endosar el desastre a este sexenio.

Pero si usted quiere demostrar que las cosas van muy bien, es muy sencillo también, simplemente compare el dato de enero con el de diciembre del año pasado y verá que hay un crecimiento de 5.6 por ciento.

A la cifra que usted va a creerle es a la que se ajuste más a sus preferencias políticas e inclinaciones ideológicas.

En este universo polarizado en el que vivimos uno se queda sin que le hagan caso.

O tiene que pegarle –y duro– a López Obrador o tiene que respaldarlo incondicionalmente.

El hecho es que, comparando los resultados petroleros de diciembre, llevábamos cayendo casi de manera continua desde 2013.

Hubo que invertirle mucho, pero se logró estabilizar la producción.

Pero, el problema es que la política del gobierno desincentivó los proyectos privados y no alcanzó la masa crítica para que las inversiones de Pemex generaran un rebote.

Nos quedamos cortos en la producción y estamos en un serio riesgo de que en unos cuantos meses Moody’s degrade la calificación y quite el grado de inversión a la deuda de Pemex, lo que causaría un alza del tipo de cambio y de las tasas de interés.

El caso de Pemex quizás es el que mejor nos ilustra la inútil polarización de México.

Si hubiéramos optado por construir una empresa estatal fuerte, el gobierno de Peña hubiera colocado parte del capital de Pemex en los mercados internacionales, creando condiciones legales para hacerlo.

No se quiso o no se pudo hacer.

En lugar de eso, se estableció una regulación para debilitar deliberadamente a la empresa y permitir que surgiera competencia.

Ni es un desastre fortalecer a la empresa estatal, si se le regula, ni tampoco crearle competencia.

Lo que nos va a llevar al atolladero es que ni se le regule, ni se le den los suficientes recursos, ni se le permita funcionar como empresa. O sea, nada de nada.

Esa política puede hundir a Pemex, hundir a su competencia, hundir al sector de hidrocarburos y hundir a México.

De ese tamaño es el dilema que tendrá que resolverse en las siguientes semanas.

El peso: ¿Mejor que nunca?


Buenas noticias para los mercados, sin embargo, la noticia debe ser tomada con la debida precaución: Banxico

Esta recuperación del peso ante el dólar no se veía desde octubre del 2014

El viernes pasado el peso mexicano cerró un un ligero avance frente al dólar, colocándose en su mejor momento desde hace 15 meses, colocándolo en su mejor posición desde octubre del 2018.

De acuerdo con datos del Banco de México (Banxico), la moneda mexicana se apreció 0.52 por ciento, que ubican la paridad en 18.70 unidades. Este es el mejor dato desde el 10 de octubre de 2018.

El cierre positivo hiló cuatro semanas consecutivas a pesar de que la divisa estadounidense se apreció, sin embargo, Banxico pidió a los inversionistas tomar las medidas de inversión con cautela.

En la semana, la divisa mexicana registró un avance de 0.41 por ciento, que la llevaron a ubicarse en la primera posición entre las monedas más operadas a nivel global, y el tercero entre las correspondientes a países emergentes.

El índice Bloomberg, que mide la fortaleza del billete verde frente a una canasta de diez divisas, ganó en los cinco días 0.16 por ciento, a los mil 194.44 puntos, sus niveles más altos en lo que va del año.

El jueves, el Senado estadounidense dio su aprobación final sobre el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y se presentaron indicadores económicos positivos para la economía estadounidense.

Gabriela Siller, directora de análisis bursátil y económico de Banco Base, señaló que si bien no se espera que el juicio termine con la destitución del presidente de Estados Unidos, las noticias del proceso podrían ser relevantes para la elección presidencial de noviembre del 2020, y por lo tanto, podrían ocasionar movimientos sobre el tipo de cambio.

Mientras tanto, las cifras de vivienda mostraron que la construcción de viviendas nuevas en Estados Unidos aumentó 16.9 por ciento en diciembre, su nivel más alto desde 2006.

La moneda local también recibió un impulso adicional después de que se conocieron cifras positivas del PIB en China, que mostró que la economía creció 6 por ciento en el último trimestre del año y, en promedio, 6.1 por ciento durante 2019.

Fuente: El Financiero.

En los hechos


Por Macario Schettino (El Financiero)

El gobierno decidió cancelar el Seguro Popular y anunciar en su lugar un instituto cuyas siglas son Insabi, porque incluyen la palabra ‘bienestar’ que parece ser la gran referencia de la actual administración.

A diferencia del Seguro Popular, que era un mecanismo de financiamiento para el tratamiento de enfermedades catastróficas, el Insabi se propone funcionar como un sistema de salud, pero no queda claro cómo se coordinará con las otras instituciones que hacen algo similar, especialmente el IMSS y el ISSSTE. No es lo mismo financiar instituciones ya existentes que sustituirlas o complementarlas. El reto en materia organizacional es significativo.

No debe sorprender esto, porque el amplio paraguas ideológico del nuevo gobierno incluye un menosprecio por la administración que es muy conocido. La experiencia y conocimientos son para ellos un sinónimo de tecnocracia y corrupción. En su imaginación, basta con desplazar esos defectos para obtener programas de gobierno eficientes. Así no funciona la realidad.

Al respecto, el actual gobierno es un caso de estudio en términos de su desprecio por la organización. Destruyeron el conocimiento acumulado de la administración pública removiendo varios niveles de mando en todas las secretarías, reduciendo salarios y prestaciones, y eliminando programas muy grandes. A cambio de ello, colocaron a leales sin experiencia, pero dispuestos a ganar menos, y les encargaron la operación de nuevos programas, literalmente hechos sobre las rodillas.

Los resultados no requieren mucha explicación: desabasto de combustible al inicio del gobierno, caída de producción de gasolina el resto del año, avance prácticamente nulo en la construcción de la nueva refinería, conflictos con gasoductos, certificados de energía limpia, subastas y farmouts, en el sector energético. En salud, desabasto de medicamentos y materiales, falta de personal y servicio en hospitales, y ahora cancelación de servicios en lo que entienden cómo reemplazar el Seguro Popular. En educación simplemente se rindieron a los sindicatos. En seguridad, el proceso de construcción de la Guardia Nacional avanza con toda la lentitud posible. En infraestructura, además del aeropuerto cancelado y la cada vez más complicada operación del viejo, nada hay en Santa Lucía que merezca comentario.

Tal vez haya algún logro en la administración pública, pero no alcanzo a verlo. Lo más atractivo, como los aumentos al salario mínimo, no son temas administrativos, y pudieron hacerse sin necesidad de cancelar el aeropuerto, destruir programas sociales, etcétera. ‘Jóvenes construyendo el futuro’, más allá de repartir dinero sin ningún objetivo ulterior, no puede considerarse programa social. ¿Hay algo que no esté considerando?

Aunque el costo humano del experimento Insabi es algo grave en sí mismo, creo que el problema de fondo es esa incapacidad organizativa del gobierno. Insisto, no sorprende, pero puede convertirse en una tragedia de grandes dimensiones. Damos por hecho que la electricidad llegará a las casas, la gasolina a los expendios, las medicinas a los hospitales, y en pocos meses hemos visto cómo eso puede desaparecer con toda facilidad. Aunque muchos científicos sociales suelen despreciar la administración, la verdad es que ésta resulta mucho más importante que la sabiduría de aquellos. Es precisamente cuando el tema administrativo está resuelto que puede uno dedicar tiempo y recursos a pensar en temas más profundos.

Ahí creo que está el mayor riesgo del grupo que hoy está en el poder. No importa mucho lo de izquierda y derecha, cuando las cosas funcionan. Lo dijo el mismo Deng: no importa el color del gato, siempre que cace ratones. Pero si no hay capacidad organizativa, lo que piensen los profesores, activistas y políticos profesionales que hoy ocupan puestos públicos es totalmente irrelevante.

El riesgo de un colapso en la administración pública no es menor.

Destruir es la verdadera ideología gobernante


Por Pablo Hiriart (El Financiero)

Lo de menos es que el presidente López Obrador no pase a la historia como el estadista que supone ser, sino que su frenesí destructivo le causa al país un daño que tomará décadas reparar.

Ningún presidente desea hacerle mal a México, pero AMLO es un gobernante atado a sus obsesiones y fobias.

Esos defectos lo han llevado a ensañarse con los más pobres y a comprometer el futuro del país.

Prometió mejorarlo todo y no ha hecho nada que justifique su llegada al poder.

Al contrario, con sus acciones confirma que no sabe gobernar, sólo destruir.

Día a día varios de los actuales gobernantes nos muestran que eran pura saliva y un baúl de rencores.

Ya estamos en el segundo año de la 4T y no han mejorado la seguridad, sino que la han empeorado.

Prometieron una mejoría inmediata y ganaron votos con ello.

¿Resultados? Nos entregaron el año más sangriento en la historia (a excepción del periodo de la guerra revolucionaria) con mil víctimas más que en 2018 (cifras enero-noviembre).

Sus ahorros para financiar proyectos irrelevantes han golpeado, primero, a los pobres.

Eso sí, reparten dinero en efectivo, sin reglas, y evangelizan a los beneficiarios, lo que hace a Morena un partido de Estado que vulnera la competencia democrática.

Prometieron un sistema de salud de primer mundo, y sólo han destruido lo que ya existía con el Seguro Popular. Ninguna maravilla, pero a partir de ahí había que mejorar y lo demolieron.

Decretaron servicios médicos gratis, y en la realidad le cobran a los más pobres que padecen enfermedades de alta especialidad y carecen de seguridad social.

Los hospitales no lo hacen por gusto, sino porque no reciben recursos para hacer su tarea. El dinero se va a la compra de clientelas electorales, trenes inútiles y una refinería sin viabilidad ni beneficios.

Tendrán que ordenar el caos que provocaron al tirar a patadas el Seguro Popular, más un subejercicio –al tercer trimestre de 2019, según Hacienda– de cinco mil 938 millones de pesos en la Secretaría de Salud, 21 mil 242 millones de pesos en el IMSS y 20 mil 029 millones en el ISSSTE.

Mientras corrigen, si es que lo hacen, las consecuencias de sus rencores y extravíos las pagan los pobres.

En lugar de gastar en medicinas, insumos para tratamientos y personal médico, prefieren ahorrar para hacer dos mil 700 sucursales de un banco.

Llegaron al poder con la bandera de mejorar el destino de los pobres y destruyeron la reforma educativa porque consideraron “punitivo” evaluar a los maestros para mantenerse frente a un grupo o ascender de puesto. Esa facultad se la dieron al SNTE y a la CNTE.

Sin buena educación no hay manera de que los sectores menos favorecidos mejoren sus ingresos, disfruten de movilidad social y eleven su autoestima por la superación que da el conocimiento.

Los sectores populares fueron condenados, en un acto de revancha contra las reformas alcanzadas, a vivir del subsidio del gobierno… siempre y cuando sea de Morena.

Las 100 “universidades” que prometió el Presidente –algunas, dice, ya están en funcionamiento–, siguen el modelo de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, creada por él cuando fue jefe de Gobierno del DF.

El resultado de la UACM es que de cada cien estudiantes sólo se gradúan entre seis y ocho, y sus egresados son los peor evaluados de las 35 universidades públicas que examinó el Centro de Estudios Educativos y Sociales (CEES).

Iban a defender como nadie a nuestros paisanos maltratados en Estados Unidos y nos doblegamos como nunca ante el presidente del país vecino.

La “defensa” de los connacionales en EU ha resultado al revés: de 45 representantes de la PGR que había en los consulados, los redujeron a tres, para ahorrar, informó nuestra embajadora en ese país, Martha Bárcena. Su trabajo lo deben hacer los cónsules, que en su mayoría no son abogados.

Llegaron al poder con la promesa de mejorar la economía porque AMLO consideraba “una vergüenza lo que crecía con los neoliberales” (entre dos y tres por ciento anual), y se podía crecer al cuatro por ciento.

En 2019 nos dieron un crecimiento cero y para este año los cálculos son de 1.1 por ciento.

Los anteriores no son números a secas, sino que detrás de ellos está la creación de riqueza, de empleo, de recursos para el gobierno a fin de atender las necesidades de la población.

Con la cancelación del aeropuerto de Texcoco, sin lógica económica y sólo por rencor, el Presidente destruyó la confianza de los inversionistas.

AMLO cree que vamos mejor que antes y se mantiene en su postura de no dar confianza al sector privado para que aumente sus inversiones, ni aprovechamos esa joya (para México) pasajera que es la pugna comercial Estados Unidos-China.

¿En qué lógica cabe que tener cero de crecimiento económico es mejor que crecer al dos o tres por ciento? Sólo en la de los soberbios que no admiten errores, porque ese fue un argumento que usaron para ganar: los “conservadores” no saben hacer crecer la economía y ellos sí.

Una gran herramienta para atraer inversiones nuevas está en la reforma energética, que el Presidente sepultó la semana pasada con una declaración lapidaria: “¡Cómo vamos a convocar a nuevas rondas! No tiene sentido”.

Adiós a la apertura en el sector energético, que todavía era una esperanza de rectificación para traer inversiones al país.

Destruir, destruir, destruir. Esa parece ser la auténtica ideología del régimen.

Y, cuidado, sigue la democracia. Lo veremos pronto.

“El terror apenas comienza”: Hezbolla


El grupo guerrillero libanés aseguró que el ataque a las bases militares en Irak son solo el comienzo del embate iraní.

“Los americanos deben irse de la zona”: Aseguró Hasan Nasrala, líder de Hezbolla.

El líder de Hezbollah, Hasán Nasrala, aseguró este viernes que los ataques de la semana pasada en Irak son apenas el comienzo de una ola de terror por parte de las fuerzas iraníes en contra de las fuerzas americanas.

Hasán Nasrala señaló que la respuesta de Irán con misiles balísticos fue una mera “bofetada” a Washington a fin de enviar un mensaje. No se reportaron víctimas tras los incidentes, que parecieron ser simplemente una muestra de fuerza.

“Los estadounidenses deben retirar sus bases, soldados, oficinas y embarcaciones de nuestra región. La alternativa… a irse verticalmente es irse horizontalmente. Esta es una decisión determinante y firme”, dijo Nasrala.  “Estamos hablando del inicio de una fase, sobre una nueva batalla, sobre una nueva era en la región”, añadió.

Su discurso televisado con duración de 90 minutos se produjo una semana después del asesinato del general iraní Qassem Soleimani. Nasrala elogió a Soleimani por su apoyo hacia Hezbolá. La Guardia Revolucionaria de Irán ha proporcionado entrenamiento a los guerrilleros, que pelearon en la guerra de Siria junto con las milicias respaldadas por Irán que Soleimani dirigió. Agregó que el mundo es un lugar diferente después de la muerte de Soleimani, y no uno más seguro como algunos funcionarios estadounidenses han declarado.

Fuente: El Financiero.

La aprobación de AMLO en 72%: El Financiero


Las nuevas cifras de aprobación del presidente lo colocan mejor que el año pasado.

Programas sociales y combate a la corrupción principales rubros de importancia.

El presidente Andrés Manuel López Obrador cerró 2019 con un nivel de aprobación ciudadana de 72 por ciento, en diciembre, cuatro puntos por arriba del mes anterior, según revela la encuesta nacional de El Financiero realizada el mes pasado.

Según el estudio, la desaprobación al mandatario registró 27 por ciento, la más baja desde abril de 2019, y la primera medición por debajo de 30 por ciento desde mayo pasado.

Mayoria de mexicanos aprueba desempeño de AMLO

Mayoria de mexicanos aprueba desempeño de AMLOEspecial

La encuesta también revela que el Presidente registró una mejora de seis puntos en su imagen de liderazgo, al pasar de 52 a 58 por ciento de opinión favorable, entre noviembre y diciembre. También hubo una mejora en la percepción de capacidad para dar resultados, al subir siete puntos la opinión favorable, de 44 a 51 por ciento.

Por otro lado, en imagen de honestidad y de equipo de colaboradores, las variaciones fueron mínimas: apenas dos puntos en honestidad, para registrar 57 por ciento, y tres puntos en la imagen de los colaboradores, para llegar a 38 por ciento. El sondeo también registró una ligera mejora favorable sobre el manejo de la economía, al pasar de 39 a 43 por ciento, de noviembre a diciembre. En contraste, en seguridad pública predomina la opinión desfavorable, la cual registró una mínima variación de un punto porcentual, al pasar de 52 a 51 por ciento.

Mexicanos dan buena calificación a AMLO

Mexicanos dan buena calificación a AMLOEspecial

En lo que respecta al combate contra la corrupción, hubo una tendencia favorable para el Presidente, al pasar de 34 a 41 por ciento la opinión positiva, siendo diciembre el primer mes en el que hay un balance positivo en este rubro, de ocho puntos, ya que el 33 por ciento expresó una opinión negativa. En el combate a la pobreza también hubo una ligera mejoría que pone los números en balance positivo: 40 por ciento con opinión favorable y 33 por ciento con opinión desfavorable. En educación se mantiene un balance positivo, con 50 por ciento de opinión favorable y 24 por ciento desfavorable, mientras que en salud también se revirtió por primera vez el balance negativo que había a principios de año, con 41 por ciento expresando hoy una opinión favorable y 33 por ciento desfavorable.

Buen desempeño de AMLO, según ciudadanos

Buen desempeño de AMLO, según ciudadanosEspecial

Ciudadanos apoyan decisiones de AMLO

Ciudadanos apoyan decisiones de AMLOEspecial

Salvo por el tema de seguridad, casi todos los rubros de gobierno medidos en la encuesta arrojaron una tendencia a favor del Presidente. De acuerdo con el indicador beisbolero de opinión, el 56 por ciento de los entrevistados vio en diciembre batear bien al Presidente, ya sea pegando jonrones (12 por ciento) o bateos sencillos (44 por ciento).

AMLO casi siempre 'bateo' de jonron

AMLO casi siempre ‘bateo’ de jonron Especial

Al preguntar cómo votarían en una consulta de revocación de mandato, 70 por ciento dijo que daría su apoyo a que el Presidente continúe, el porcentaje más alto hasta ahora registrado en este indicador desde junio pasado, mientras que 29 por ciento votaría por que no continúe.

Ciudadanos prefieren que AMLO continúe en el cargo

Ciudadanos prefieren que AMLO continúe en el cargoEspecial

2020: las batallas que vienen


Por Darío Celis (El Financiero)

El primer año de la 4T concluye con un gabinete dividido. Hay muchos secretarios que se sienten incómodos y frustrados por el avasallamiento de que son objeto dentro del mismo gobierno.

En el sector privado ocurre lo mismo. A veces la narrativa abona a favor de la confianza, lo que entusiasma a los empresarios, pero casi siempre gravita, sobre todo las acciones, en la animadversión.

Hay titulares de carteras estratégicas que ya están cansados por lo difícil que ha sido manejarse en el contexto de un estilo tan vertical que tiene Andrés Manuel López Obrador para gobernar.

Ahí están Javier Jiménez Espriú, Jorge AlcocerAlejandro Gertz Víctor Villalobos, secretarios de Comunicaciones, Salud, Fiscalía General y de Agricultura, respectivamente, por mencionar unos.

Los propios diputados y senadores de Morena, el partido en el poder, les han arrebatado banderas proponiendo y legislando iniciativas de ley que rayan en el exceso de atribuciones.

Son los expedientes que los llamados ‘rudos’ han ganado en un primer round, pero que no soltarán los ‘técnicos’ porque de ello depende que AMLO no sea abandonado por los mercados.

Le decía que el 2020 se va convertir en la arena pública en la que se librarán muchas batallas para evitar que se materialicen en leyes y normas, medidas que socavan los negocios e inversiones.

La militarización de los puertos es uno de esos tópicos: permitir que las administradoras portuarias integrales dejen de ser instalaciones civiles, es un despropósito que ahuyentará inversiones.

Ilustraciones de Nelly Vega

La iniciativa que pretende dotar de más poder a la Unidad de Inteligencia Financiera, atorada en la Cámara de Diputados, es otro expediente que ahora mismo se está revisando.

Lo mismo puede decirse de la Ley de Etiquetado de Alimentos: pasó en el Congreso, pero sus excesos buscan matizarse con una Norma Oficial Mexicana que dé margen a los dueños de las marcas.

La decisión de gravar el ahorro con una tasa que va de 1.04 a 1.45, y además limitar a 30 por ciento la deducción de intereses netos para créditos de personas morales, son otro par de temas que se pelearán.

RAÚL ROCHA CANTÚ asegura que no conoce a la profesora Elba Esther Gordillo, ni a ninguna otra persona de su círculo cercano. Tampoco tiene vínculos con Luis Carlos Urzúa ni con Juan Iván Peña Neder. Precisa que es falso que realice acciones de cabildeo con la Dirección de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación, además se deslindó de cualquier cobro de comisiones que usen con su nombre, pues nunca ha realizado actos fuera de la ley a lo largo de su historia personal y empresarial. Rocha Cantú es uno de los principales empresarios de la industria casinera del país, la cual crecerá por lo menos 50 por ciento en la siguiente década.

PEMEX VA A INVERTIR cerca de 22 mil millones de pesos en siete plataformas marinas para extraer petróleo en aguas someras del Golfo de México. Las estructuras serán construidas por grupos mexicanos en astilleros del país. Apunte a Protexa de Rodrigo Lobo, Grupo R de Ramiro Garza, Cotemar de Mario Dávila y Carso de Carlos Slim. Las plataformas forman parte del paquete A de Protexa y el paquete B de Grupo R. La empresa productiva del Estado a cargo de Octavio Romero está metiendo el acelerador en la producción Quiere cerrar el año con un millón 770 mil barriles diarios.

ESTE VIERNES SE entregan las posturas para la escollera de Salina Cruz. Se trata del rompeolas oeste de ese puerto. Es un componente crucial del Tren Transístmico. El contrato ronda los 5 mil millones de pesos y algunas de las firmas que ya alzaron la mano son ICA que lleva Guadalupe Phillips, Indi de Manuel Muñozcano, La Peninsular de Carlos Hank Rohn, la española Sacyr que maneja Enrique Alonso y las holandesas Royal Boskalis de PAM Berdowksi y Royal Van Oord de Govert Van Oord, esta última ganadora en Dos Bocas.

SEGALMEX, QUE DIRIGE Ignacio Ovalle, va recuperando los negocios que Liconsa perdió en los llamados sexenios neoliberales. En este año que está concluyendo ganó los contratos para proveeduría de leche en las Fuerzas Armadas. Unos 250 mil efectivos de la Secretaría de la Defensa, que comanda Luis Cresencio Sandoval, y cerca de 100 mil de la Marina, que capitanea José Rafael Ojeda. Son 73 millones de litros anuales los que perdieron Lala, de Eduardo Tricio, y Alpura, que encabeza Jorge Aguilar.

OTRO NEGOCIO QUE la llamada 4T se apresta a desarticular es Silodisa, la empresa de logística y distribución de medicamentos del ISSSTE a la que Miguel Ángel Yunes asignó un contrato por 10 años. Arrancó en abril de 2009 y está llegando a su fin. Se estima que en una década generó ganancias por unos 300 millones de dólares. El 50 por ciento pertenece a Fármacos Especializados, de José Antonio Pérez Fayad, y el resto, se dice, a Raúl López, un notario de Coahuila cercano a Humberto Moreira y a la profesora Elba Esther Gordillo.

EL ABOGADO JOSÉ Antonio García Alcocer es un litigante muy avezado en temas familiares. En el pleito familiar tras la muerte de Roberto González Barrera intervino en el conflicto de la sucesión con la señora Graciela Moreno y ahora mismo representa a Miguel Zaragoza Fuentes, el influyente gasero, en la disputa con su exmujer Evangelina López Guzmán. Le cuento esto porque el famoso Morris está asesorando a Angélica Fuentes en la controversia que se ve venir por la herencia de Jorge Vergara Madrigal.

AYER POR LA noche dos nombres se barajaban para sustituir a Margarita Ríos-Farjat en la jefatura del SAT. Curiosamente, hace más de un año complementaban la terna original. Una es Rosalinda López, la actual administradora general de Auditoría Fiscal Federal. El otro es Rafael Espino, actualmente consejero independiente de Pemex. Ambos son muy cercanos a Andrés Manuel López Obrador. Los dos acompañaron al presidente el fin de semana