México: De nuevo a la baja


La calificadora S&P Global Ratings bajó calificación soberana de México a ‘BBB’, desde ‘BBB+’ al prever un impacto pronunciado en la economía por la propagación del coronavirus.

Analistas esperan una contracción económica de México este año. El consenso es de -3 por ciento, aunque algunas estimaciones son de una caída superior al 5 por ciento.

El ajuste se realizó “derivado de la combinación de shocks del COVID-19 –en México y en Estados Unidos, su principal socio comercial– y de la caída en los precios internacionales del petróleo”, detalló la firma en un comunicado.

La perspectiva de la nota es negativa, lo que indica una posible nueva rebaja en los próximos meses.

“Estos shocks, aunque temporales, empeorarán la ya débil dinámica de la tendencia de crecimiento para 2020-2023, que refleja, en parte, menor confianza del sector privado y el poco dinamismo de la inversión”, agregó.

Una calificación ‘BBB’ se encuentra en el noveno escalón de la metodología de Standard & Poor’s, a dos escalones de las notas consideradas especulativas.

Significa que “hay parámetros de protección adecuados. Sin embargo, es más probable que condiciones económicas adversas o cambios coyunturales conduzcan al debilitamiento de la capacidad del emisor para cumplir con sus compromisos financieros sobre la obligación”.

Respecto a la perspectiva, la calificadora destacó el riesgo de una nueva rebaja en caso de una ejecución de políticas irregular o no efectiva.

Así como “el potencial debilitamiento de las finanzas públicas, debido al difícil balance entre sostener el crecimiento del PIB dada la baja base tributaria no petrolera del país y la rigidez en el gasto, y la creciente presión sobre Pemex, un potencial pasivo contingente para el soberano”.

Sobre la petrolera estatal, S&P abundó que el perfil financiero de Petróleos Mexicanos (Pemex) se ha debilitado significativamente durante los últimos cinco años y se ha vuelto más vulnerable en medio de la baja en los precios del petróleo.

Para Adrián Calcaneo, analista de IHS Markit, la baja en la calificación sólo evidencia las debilidades del programa que diseñó el Gobierno federal para Pemex y la inviabilidad de la decisión de cancelar la inversión privada y dar prioridad a proyectos como la refinería Dos Bocas.

“(La baja en la calificación) le quita seguridad a Pemex de que el gobierno va a responderle. Hasta ahora había sido su paracaídas y su respaldo. Esto va a hacer que el mismo gobierno piense dos veces si quiere seguir con este apoyo sin nada a cambio”, dijo vía telefónica.

Al respecto, Marco Oviedo, jefe de investigación Económica para América Latina de Barclays, refirió que ya esperaban esta acción, debido a las implicaciones del coronavirus y la baja en el precio del crudo.

“Nosotros ya esperábamos esta acción, debido al choque económico del coronavirus, a la caída del precio del petróleo y todo lo que está pasando alrededor del mundo, también hay que poner en contexto que tambipen S&P le acaba de bajar la calificación a Colombia, que está en circunstancias similares, es una acción dominada por los efectos de las últimas semanas” además de que destaca que mantienen una perspectiva negativa, debido a que puede haber más fallas en la impartición de política económica.

Oviedo también estimó que Pemex sería ajustado mañana, además de que considera que estas consecuencias deteriorarán la calidad crediticia de México si se siguen tomando malas decisiones de política económica.

“Pemex seguramente será ajustado mañana, S&P en su metodología, por lo que tenemos entendido ya la calificación (de México) incluye las presiones que se derivan de Pemex, y las consecuencias es que se puede ir deteriorando la calidad crediticia de México si este choque es persistente o si siguen cometiendo errores de política económica, sobre todo en la parte energética y en acciones como lo que pasó con Constellation Brands”, refirió el directivo.

Con información de Guillermo Castañares y Diana Nava / Texto original: El Financiero

Amlo-Traidor-Permanencias-Voluntarias

“El ejército controlará varios hospitales en plan DN-III”: López Obrador


El presidente Andrés Manuel López Obrador informó este domingo que el Ejército controlará 10 hospitales públicos del país en caso de que se aplique el plan DN-III por la contingencia del coronavirus.

El mandatario dijo que instruyó a la Secretaría de Hacienda dotar los recursos necesarios al Ejército para dicha labor.

«Tenemos aproximadamente 10 (hospitales nuevos), que están terminados pero no están equipados, están terminados y equipados, pero faltan los médicos, los especialistas. Entonces estos 10 hospitales los va a manejar el Ejército en el marco, en el contexto de la aplicación si es necesaria del plan DN-III», explicó de gira por Oaxaca.

Dicho plan, que el Gobierno contempla usar de ser necesario por el coronavirus, es un operativo de despliegue de las fuerzas armadas para auxiliar a la población en caso de, por ejemplo, desastres naturales. Con él se busca atender de manera oportuna, eficaz y eficiente a la sociedad.

López Obrador detalló que tanto el Ejército como la Marina, con el Plan Marina, reforzarían la actuación de los institutos públicos de salud, tanto federales como estatales.

«Estamos preparados, es importante guardar la calma, no adelantar vísperas, no desgastarnos. Hay etapas, estamos todavía en la primera etapa (…) Vamos a salir adelante de la epidemia del coronavirus y vamos a sacar adelante a nuestro país. Los mexicanos somos mucha pieza, estamos acostumbrados a enfrentar adversidades y a levantarnos».

«Estamos trabajando profesionalmente y también cuidando que no se nos caiga mucho la economía, porque vamos a salvar este obstáculo, pero no queremos que nos quede la economía muy deteriorada, que no se nos deprecie mucho el peso, que no tengamos desempleo, que podamos pronto recuperarnos», agregó.

El presidente añadió que el sábado habló con su homólogo estadounidense Donald Trump, a quien le propuso apresurar la entrada en vigor del nuevo Tratado de Libre Comercio.

«Tan luego pase esto del coronavirus, empecemos con el fortalecimiento de nuestra economía».

Especialistas estiman una contracción de la economía mexicana de 3 por ciento, de acuerdo con la más reciente encuesta de Citibanamex.

Fuente: El Financiero

Wuhan-Permanencias-Voluntarias

Wuhan: Sin COVID-19


Después de la tormenta viene la calma. Las autoridades del ministerio de salud de Chinga han reportado que Wuhan ya no reporta nuevos casos de COVID-19.

Los resultados de las últimas horas no han reportado nuevos casos y durante las últimas 24 horas solo se han registrado 34 nuevos casos en todo China, sin embargo, se han reportado ocho nuevos fallecidos en Wuhan.

De las nuevas infecciones, 21 fueron en Beijing, nueve en el bastión manufacturero de Guangdong, en el sur del país, dos en Shanghái y uno más en Zhejiang como en Heilongjing, en el extremo noreste.

China apenas acaba de relajar algunas estrictas restricciones de desplazamiento dentro del país, pero ha reforzado las regulaciones de cuarentenas por 14 días para aquellos que llegan a Beijing, Shanghái y otros lugares del extranjero, mientras el país espera el regreso de más estudiantes y otras personas.

Wuhan fue cerrada a finales de enero, después de que el brote de COVID-19 se convirtiera en emergencia nacional, lo que dejó aislados a sus más de 11 millones de habitantes.

Fuente: El Financiero

A la distancia


Por Macario Schettino (El Financiero)

Ya usted sabe que las bolsas de Estados Unidos cayeron 10% ayer, mientras que las europeas lo hicieron en 12%. El dólar FIX cerró en 22.15 pesos, y el barril de petróleo de la mezcla mexicana, en 25 dólares. La combinación de la pandemia de coronavirus y la guerra comercial petrolera ha devastado los mercados financieros.

Conviene agregar que los refugios tradicionales también se vinieron abajo. El oro perdió -5%, y el bono del gobierno estadounidense a 10 años, -7%. Refugios novedosos, como Bitcoin, perdieron más de 20%. En pocas palabras, nada dentro de los mercados es atractivo.

Esto significa que no tenemos una crisis originada en esos mercados, sino externa. Creo que las caídas de ayer se explican por el mensaje de Donald Trump del miércoles por la noche, con medidas absurdas, discurso confuso y lenguaje no verbal que transparentaba nerviosismo. Justo lo que no debe hacer un líder en estas circunstancias. Para sumarle, Christine Lagarde tuvo dos intervenciones ayer, ambas malas, que profundizaron el nerviosismo.

La pandemia de coronavirus fue atendida tarde y mal. Debió declararse mucho antes, y debió ser tomada en cuenta con seriedad por los gobiernos. No hacerlo ha significado un crecimiento en casos y en fallecimientos, que no debieron ocurrir. En Italia, pero también en España, Francia, Alemania y en Estados Unidos. México ha actuado posiblemente peor que todos ellos, porque prácticamente no se han aplicado pruebas para saber cuántos casos enfrentamos.

En cualquier caso, la pandemia no fue contenida, y ahora es un asunto de administrar el crecimiento lo mejor posible y esperar el contagio de proporciones muy elevadas de personas, tal vez entre la mitad y tres cuartas partes de los seres humanos.

Impedir que esto sature los servicios de salud implica políticas de distanciamiento social, que obligadamente van acompañadas de menor actividad económica. Eso es lo que los mercados están descontando, en exceso por sus dudas sobre la capacidad de liderazgo actual. En el mejor de los casos, hay que considerar que durante el próximo mes debemos reducir significativamente nuestra comunicación con otras personas. Si hacemos las cosas bien, tal vez regresando de Semana Santa podamos iniciar el proceso de normalización de la vida, que tardaría otro mes.

Esto significa que por una sexta parte del año, si todo sale bien, la actividad económica global estará a medio vapor. Eso es una recesión, aunque se le puede poner otro nombre, porque esa palabra los espanta mucho. Todos creceremos menos de lo esperado, México seguramente tendrá una contracción. El Presidente, mentiroso como es, ha dicho que la pandemia nos tomó en momento de crecimiento. No es así, nos tomó vulnerables gracias a las decisiones absurdas de su gobierno. Pero no tiene mucha importancia.

El otro golpe en los mercados, la guerra comercial petrolera, debe durar mucho tiempo más. Si Arabia Saudita y Rusia están intentando derrumbar al fracking estadounidense, debemos esperar al menos un año de precios bajos. Si, además, tienen visión estratégica y están considerando el fin del petróleo como combustible, esto durará mucho más tiempo.

Con esas perspectivas, lo mejor que podríamos hacer en México es olvidarnos de los sueños guajiros del gobierno actual y regresar a la reforma energética, promoviendo el cierre de Pemex lo más pronto posible y la transición acelerada a tecnologías limpias. Convendría, adicionalmente, tomar en serio las finanzas públicas. Esto significa recaudar más y mejor, pero también orientar el gasto de forma más inteligente. El sistema de salud ya fue pauperizado por este gobierno, y temo que durante el crecimiento de casos de coronavirus, tengamos serias dificultades.

Es trágico que en estas circunstancias tengamos presidentes como Trump o López Obrador.

¿Cómo entender las caídas de los mercados?


Los mercados globales viven este lunes una jornada de shock. ¿Por qué?

El origen de la historia viene del pasado viernes 6 de marzo, cuando fracasó una reunión del grupo OPEP+ en la que se buscaba poner topes a la producción petrolera, como una forma para mantener los precios, luego de una baja en la demanda a raíz del brote y propagación del coronavirus.

Rusia habría sido quien se opuso a este acuerdo, lo que desató que un día después Arabia Saudita iniciara una ‘guerra’ de precios.

¿Cómo? El país dijo que planea empezar a producir más de 10 millones de barriles de petróleo por día a partir de abril y además aplicará un recorte de precios ofreciendo descuentos sin precedentes en Europa, Medio Oriente y Estados Unidos para que las refinerías compren el producto a los saudíes a expensas de otros proveedores.

Arabia Saudita ha dicho en privado a algunos participantes del mercado que podría aumentar su producción incluso a un récord de 12 millones de barriles por día, dijeron personas familiarizadas con el asunto a Bloomberg, quienes pidieron no ser identificadas para proteger sus relaciones comerciales.

Estos hechos provocaron que en la apertura de los mercados en Asia el lunes (hora local) se registrara un histórico desplome del precio del petróleo.

El referencial Brent llegó a tener una caída de 31 por ciento, la peor desde la Guerra del Golfo en 1991, antes de retroceder a una caída de alrededor del 20, mismo descenso que registra el estadounidense WTI.

Estos descensos han provocado que los inversionistas vendan activos que en su opinión representan un mayor riesgo en momentos de incertidumbre, como los pesos mexicanos.

Por esta razón el dólar llegó a superar las 22 unidades en la madrugada de este lunes. Más tarde se moderó su alza. Al filo de las 11 horas de la Ciudad de México, el billete verde se vende en 21.12 unidades, una caída para el peso de 4.99 por ciento. En bancos, el dólar se vende en 21.45 unidades.

También ha generado un desplome en las Bolsas. De hecho, en Wall Street se tuvo que realizar un paro de emergencia minutos después de abrir el mercado. Este se da en automático cuando un indicador cae más de 7 por ciento, como fue el caso del Dow Jones.

Minutos después del paro, las pérdidas se moderaron ligeramente y a las 11 horas el indicador industrial baja 6.41 por ciento, a 24 mil 208 puntos. El tecnológico Nasdaq cae 5.33 por ciento, a 8 mil 118 unidades, y el S&P 500 retrocede 5.98 por ciento, 2 mil 794 puntos.

En México, la Bolsa Mexicana de Valores pierde 4.89 por ciento, a 39 mil 366 unidades.

¿Afecta a México el desplome?

El país está protegido en cuanto al precio del petróleo de 2020, gracias a la contratación de coberturas petroleras, que funcionan como un seguro. Dichas coberturas protegen el precio a 49 dólares por barril.

Sin embargo, de mantenerse por varios meses precios bajos en el crudo, el país tendrá que hacer ajustes para el presupuesto de 2021, además de que si quisiera contratar nuevas coberturas, éstas seguramente serían para un precio más barato del barril de crudo.

Aproximadamente 20 centavos de cada peso del presupuesto provienen del petróleo.

En cuanto al dólar, si bien ayuda a las finanzas su alza por los ingresos que genera el mismo petróleo, también tiene un impacto negativo para las empresas importadoras, encareciendo las mismas.

Además, podría limitar el accionar del Banco de México en cuanto a los recortes de tasa, porque esta ha servido como anclaje del peso, en momentos de un estancamiento de la economía.

¿Hay esperanza de una recuperación?

Sí. La estrategia saudita podría ser un intento de imponer el máximo ‘dolor’ posible y la manera más rápida de obligar a Rusia y otros productores a volver a la mesa de negociaciones, para después revertir el aumento y aplicar recortes a la producción si se alcanza un acuerdo, lo que llevaría a una recuperación del petróleo.

Con información de Bloomberg

“México no cuenta con especialistas en Coronavirus”: AMC


En México, la capacidad científica en virología está muy limitada, prueba de ello es que en el país no existe ningún especialista en el nuevo coronavirus, señaló el integrante de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), Carlos Arias Ortiz.

“También nos hace falta aprender más sobre su transmisión humano-humano, para entender si ocurre de manera sostenida en la población y con qué eficiencia”, apuntó el también investigador del Departamento de Genética del Desarrollo y Fisiología Molecular de la UNAM.

En el país, indicó, es urgente tener más investigación en virología, porque cuando llegan problemas como el de este coronavirus, es muy difícil y casi imposible reaccionar de manera efectiva.

“Llevar a cabo investigación en virología no es sólo pertinente, sino que es materia de seguridad nacional, ya que las contingencias epidemiológicas causadas por las enfermedades virales emergentes y reemergentes requieren de acciones concertadas entre diferentes sectores, incluido el académico”, comentó.

En ese sentido, recordó que junto a un grupo de investigadores impulsa la creación de un centro de virología en el país, cuyo objetivo es la formación de recursos humanos especializados y el desarrollo tecnológico para diagnosticar, prevenir y tratar las enfermedades virales.

Texto original: El Financiero.

AMLO-feminicidio-Permanencias-Voluntarias

AMLO: “Analizaremos la necesidad de una fiscalía para Feminicidios”


Después de varios días de protestas, el ejecutivo analiza la posibilidad de una fiscalía en feminicidios.

Sin embargo, endosa el problema a gobiernos estatales.

“Sí, (pero) eso corresponde a los congresos estatales, federal, corresponde a los gobiernos de los estados, a la Fiscalía General (de la República). Yo lo veo muy bien y todo lo que se haga para conseguir la paz y la tranquilidad, lo vemos muy bien y vamos a seguir ayudando en todo”, dijo.

Sobre las protestas que se llevan a cabo este martes frente a Palacio Nacional, el mandatario remarcó que el Gobierno respetará a las manifestantes y se mantendrá un diálogo a través de Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación.

“La única recomendación, también respetuosa, que no se vaya a malinterpretar, es que sean manifestaciones pacíficas (…) Yo entiendo que son cuestiones muy graves (los feminicidios) porque enfrentamos a un régimen que desaparecía a personas, un régimen que desgració a muchos y nosotros nunca rompimos un vidrio“, aseguró.

El lunes, el presidente pidió a los grupos feministas que cuando realicen sus protestas, no pinten ni paredes ni puertas.

Agrupaciones feministas protestan afuera de Palacio Nacional tras el feminicidio de Fátima, una niña de 7 años, y cuyo cuerpo fue hallado el sábado en Tláhuac.

Las mujeres, que en su mayoría tienen el rostro cubierto por un paliacate verde, portan pancartas donde exigen que las autoridades resuelvan los feminicidios en el país.

“Si queremos combatir el problema de la violencia contra las mujeres y las niñas, son necesarias políticas públicas efectivas con perspectiva de género”, plantea la colectiva Dignas Hijas a través de un panfleto distribuido en la manifestación.