Pensiones a expresidentes: ¿La solución a todo?