¿Están muriendo las luciérnagas?


Pesticidas y cambios en el habitat son los principales factores de la muerte del las luciérnagas.

Otro factor es la contaminación lumínicas según investigadores.

Más de dos mil especies de luciérnagas, que son, de hecho, escarabajos, iluminan humedales, pantanos, praderas, bosques y parques urbanos en todo el mundo se encuentran en peligros. Algunos, como el Big Dipper (Photinus pyralis) en los Estados Unidos, parecen estar floreciendo.

«Esos tipos pueden sobrevivir prácticamente en cualquier lugar», dijo Sara Lewis, bióloga de la Universidad de Tufts en Massachusetts y autora principal del estudio, según una encuesta de docenas de expertos en luciérnagas.

Pero otras variedades, desde los gusanos luminosos del sur de Inglaterra hasta las luciérnagas sincrónicas de Malasia y el fantasma azul de los Apalaches, que atraen a los turistas, se están extinguiendo por la huella ecológica en constante expansión de la humanidad.

Imagen: Getty

El estudio resalta que la pérdida de hábitat es la amenaza más crítica para la supervivencia de la luciérnaga en la mayoría de las regiones geoográficas, seguida de la contaminación lumínica y el uso de pesticidas.

Muchas especies de vida silvestre están disminuyendo porque su hábitat se está reduciendo», dijo Lewis, «así que no fue una gran sorpresa que la pérdida de hábitat se considerara la mayor amenaza.”

Agregó: “Algunas luciérnagas son golpeadas especialmente cuando desaparece su hábitat porque necesitan condiciones especiales para completar su ciclo de vida. Por ejemplo, una luciérnaga de Malasia [Pteroptyx tener], famosa por sus pantallas de flash sincronizadas, es especialista en manglares «.

Investigaciones anteriores han revelado disminuciones drásticas en esta especie luego de la conversión de su hábitat de manglar a plantaciones de aceite de palma y granjas acuícolas.

Otro resultado que arrojó el estudio es que, a nivel mundial, la contaminación lumínica es considerada la segunda amenaza más grave para las luciérnagas.

La luz artificial en la noche ha crecido exponencialmente durante el siglo pasado.

«Además de interrumpir los biorritmos naturales, incluido el nuestro, la contaminación lumínica realmente arruina los rituales de apareamiento de las luciérnagas», explicó Avalon Owens, Ph.D. candidato en biología en Tufts y coautor del estudio.

Esto es México: Temporada de Luciernagas, Cuernavaca, Morelos


Luciernagas

 

Durante los meses junio y julio, así como los primeros días de agosto, en los bosques de Tlaxcala tiene lugar un impresionante fenómeno natural: miles de luciérnagasconvierten la obscuridad nocturna en un espectáculo de luces. Cada año, estos coleópteros (que en realidad son escarabajos) visitan los municipios de Nanacamilpay Españita para reproducirse gracias a que esta área de más de 200 hectáreas ofrece las condiciones ideales de humedad y alimentación para las larvas.

El avistamiento de luciérnagas inicia a las 8:30 de la noche y dura aproximadamente una hora. Sin embargo, la magia empieza desde que te insertas en el frío bosque de coníferas (de esta reserva) acompañado por el silencio de la noche y un guía experto. Una vez que arribas a la zona donde se encuentran los “bichos de luz” podrás admirar a las hembras iluminarse para atraer así a los machos y fertilizar sus huevos, mismos que depositan en la tierra. La postal que brinda la bioluminiscencia de esta especie, aunada al brillo de las estrellas, es simplemente increíble.

Aunque el santuario, que cuenta con dos accesos principales, se ubica cerca de laciudad de Tlaxcala, lo más recomendable es hospedarse en los hoteles ecológicos de Nanacamilpa para vivir una verdadera experiencia en contacto con la naturaleza. Se trata del Eco-Hotel Piedra Canteada que cuenta con ocho cabañas bien equipadas; yVillas del Bosque de Santa Clara que además de ofrecer cabañas, tiene área de camping para descansar junto a una fogata. Otra opción es el Eco-hotel Laguna Azulque se localiza cerca de la comunidad de San Felipe Hidalgo, donde se consigue una vista inigualable a la laguna. Pero si lo prefieres, puedes quedarte en Tlaxcala y contratar alguno de los servicios operadores que te transportan al santuario.

Cuando visites estos bosques aprovecha para conocer Tlaxcala, el estado más pequeño de la República Mexicana. Puedes iniciar con su ciudad capital; aquí admira la catedral, una de las más antiguas del continente, que sobresale por su capilla abierta. Sigue el recorrido hacia la Basílica de Ocotlán, de estilo barroco; y al Palacio de Gobierno, que aloja un impresionante mural que narra la historia de la entidad, obra del artista Desiderio Hernández. Otros imprescindibles son la Plaza de Toros Jorge “El Ranchero” Aguilar y la Plaza Xicoténcatl, que alberga el Tianguis Artesanal donde podrás adquirir sarapes.

Otros sitios que no puedes perderte en Tlaxcala son Huamantla y Cacaxtla. El primero es un Pueblo Mágico, reconocido por sus haciendas pulqueras, su Museo Nacional del Títere y por la fiesta de la “Huamantlada”, en la que se sueltan toros y se adornan las calles con tapetes de flores. Cacaxtla es una zona arqueológica famosa por la calidad y buena conservación de sus pinturas murales.

Fuente: México Desconocido