Triunfo de Macron ‘da un respiro’ al euro e impulsa las acciones francesas


La victoria de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales de Francia debería ser un alivio para los inversores preocupados de que el triunfo de Marine Le Pen perturbe los mercados europeos.

El euro, los bonos franceses y las acciones de los bancos del país se encuentran entre los activos que deberían beneficiarse de la victoria de Macron para un segundo mandato, según los administradores de dinero. El euro subió hasta un 0.6 por ciento frente al dólar en las primeras operaciones de Asia, antes de recortar su avance a alrededor del 0.2 por ciento a las 7:48 a. m. en Hong Kong.

El riesgo de una victoria de la nacionalista de extrema derecha y euroescéptica Le Pen había mantenido nerviosos a los inversores, y algunos pronosticaban que los activos europeos podrían sufrir una liquidación comparable a la crisis del euro o al Brexit.

“Los inversores europeos están de fiesta después de las encuestas a boca de urna en Francia: definitivamente se evita un posible lunes negro”, dijo Fabio Caldato, socio de Olympia Wealth Management.

Macron obtuvo el 58.55 por ciento de los votos en la segunda vuelta del domingo en comparación con el 41.45 por ciento de Le Pen, según el sitio web del Ministerio del Interior francés. La líder nacionalista admitió la derrota en un discurso ante sus seguidores en París.

“A corto plazo, el principal beneficiario lógico de esta elección podría ser el euro”, dijo Frederic Leroux, miembro del comité de inversiones estratégicas de Carmignac Gestion.

Es probable que las acciones de bancos franceses como BNP Paribas y Societe Generale, que se han beneficiado de una integración más estrecha en la UE, reaccionen positivamente a la reelección de Macron. El presidente de 44 años de edad se comprometió a continuar los esfuerzos para convertir a Francia en la piedra angular de una UE más fuerte e integrada.

Las acciones de los operadores de carreteras de peaje Vinci y Eiffage también deberían beneficiarse, ya que Le Pen se había comprometido a nacionalizar las carreteras del país. Los inversores también dicen que la victoria de Macron es positiva para Electricité de France y Engie, así como para otras acciones con una gran dependencia del mercado francés, como la constructora Bouygues SA.

Las acciones y los bonos franceses ya habían sido respaldados por encuestas que mostraban una brecha cada vez mayor entre los dos contendientes desde la primera ronda. Los mercados se consolaron cuando los políticos de izquierda y derecha dieron su apoyo a Macron y Le Pen no logró dar un gran golpe en el debate del miércoles.

La reelección de Macron no es una gran sorpresa para los mercados, pero debería ser un alivio, dijo Emmanuel Cau, jefe de estrategia de renta variable europea de Barclays. Él ve espacio para un “modesto repunte de alivio”, con el euro, el índice de referencia CAC 40 de Francia y las acciones de los bancos franceses como los más beneficiados.

Si bien Le Pen había abandonado los llamados realizados en 2017 para deshacerse del euro, todavía abogó por un referéndum sobre la constitución para hacer que la ley francesa sea superior a las reglas de la UE. Quería restaurar los controles fronterizos permanentes en la zona Schengen, lo que habría contradicho la ley en el bloque.

“La victoria de Macron elimina un gran riesgo a nivel de la Unión Europea”, algo positivo dada la gama de otros desafíos que enfrentan los mercados en este momento, incluidos los bloqueos de China por COVID-19, el riesgo geopolítico y una mayor inflación, dijo Alexandre Baradez, analista jefe de mercado de IG Francia. Dijo que el índice CAC 40 podría subir alrededor de un 1 por ciento el lunes, a menos que lleguen malas noticias durante el horario comercial asiático.

El desafío para Macron en los próximos cinco años será reunir apoyo para sus planes de hacer que el país sea más competitivo mediante la revisión de políticas sociales como las pensiones y la mejora de los fundamentos económicos del país.

Los inversores ya están dirigiendo su atención a las elecciones legislativas de junio. El margen de victoria de Macron fue mucho más estrecho que la última vez, cuando venció a Le Pen por más de 30 puntos y el aumento en el apoyo a su programa nacionalista refleja un país amargamente dividido.

Aunque “el riesgo político francés no desaparecerá por completo, este obstáculo al menos se ha superado”, dijo Michael Metcalfe, director global de macroestrategia de State Street Global Markets. Esto deja a los mercados “para centrarse en el BCE y las implicaciones del conflicto en curso en Ucrania”.

Fuente: El Financiero

«Espero que esto se termine pronto»: Macron.


El presidente francés se ha convertido en el mediador del conflicto Ucrania-Rusia.

El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo este lunes durante un encuentro en el Kremlin con su homólogo ruso Vladimir Putin que desea “iniciar una desescalada” de la crisis en Ucrania, unos esfuerzos que Rusia agradeció.

”La discusión puede iniciar una desescalada, a donde queremos ir», declaró Macron, agregando querer «empezar a construir una respuesta útil de manera colectiva para Rusia y para todo el resto de Europa».

Macron tildó de «crítica» la situación actual en Europa, por lo que había que «ser extremadamente responsable».

“Nuestro continente está hoy en una situación muy crítica, lo que nos obliga a ser extremadamente responsables”, dijo Macron, sentado a un extremo de una larga mesa blanca en el salón del Kremlin y separado de varios metros de Putin.

Alabando el diálogo realizado desde 2019 con Rusia, consideró que era «necesario porque es el único que permite construir una verdadera seguridad y estabilidad para el continente europeo».

El mandatario ruso agradeció los esfuerzos de Francia para «resolver el tema de la seguridad en Europa» y específicamente para encontrar una «solución a la crisis» en Ucrania.

En ese sentido, Vladimir Putin cree que Rusia y Francia tienen «preocupaciones comunes en cuanto a la seguridad en Europa».

Fuente: CNN

¿Ahora contra Francia? Donald Trump podría gravar el vino Francés


Las posibles medidas contra el vino francés insinuadas por el presidente de EE.UU., Donald Trump, apuntan a un «área sensible» para Francia, si bien es poco probable que afecten al país europeo a largo plazo.  En respuesta a la firma de una ley francesa que prevé aplicar un impuesto a gigantes tecnológicos norteamericanos como Google, Facebook o Amazon, el mandatario estadounidense prometió el viernes una respuesta «sustancial» y rápida a la «estupidez de Macron» e insinuó gravar el vino francés. «¡Siempre he dicho que el vino estadounidense es mejor que el vino francés!», espetó en su tuit el mandatario, que durante mucho tiempo ha afirmado ser abstemio.

La elección del objetivo parece haber sido bien pensada, ya que «Francia y el vino son sinónimos» y se trata de «un área sensible» para el país europeo, señala Mirkovic. Además, EE.UU. «es un gran importador de vino francés», por lo que la medida «realmente puede dañar a los exportadores» de París.

Francia «busca nuevos mercados y la actividad vitivinícola francesa sigue prosperando y está funcionando bien hoy», recalca el analista  Nikola Mirkovic de RT noticias, para concluir que la potencial medida de Trump «dolerá a corto plazo, pero, probablemente, no a medio ni largo plazo».

La nueva ley, promulgada esta semana por Emmanuel Macron, prevé imponer un impuesto del 3 % sobre los ingresos que generen en su territorio gigantes tecnológicos como Google, Facebook o Amazon y en particular, el nuevo impuesto afectará a las empresas con al menos 834 millones de dólares (750 millones de euros) de ingresos globales o a aquellas que ganaron en Francia más de 27 millones de dólares (25 millones de euros) con ‘actividades digitales’ como la publicidad.

La ley entrará en vigor con carácter retroactivo el 1 de enero de 2019 y apunta a una treintena de empresas, en su mayoría estadounidenses, además de chinas, alemanas, británicas e incluso francesas, que se benefician de servicios digitales ofrecidos a los usuarios franceses.

París sitiado: «¡Muerte a los impuestos!» gritan manifestantes.


Las protestas se realizaron al alza de las gasolinas por parte del presidente Macron.

La policía lanzó gas lacrimógeno y cañones de agua contra los manifestantes sin ninguna víctima de consideración.

 

La ciudad Luz se vio empañada este fin de semana por un sin número de protestas sobre las nuevas políticas de impuestos del presidente Emmanuel Macron. Miles de policías fueron desplegados por las calles de París para contener una de las mayores manifestaciones en contra de las políticas del gobierno de Macron. Los manifestantes por su parte gritaban al viento: «Muerte a los impuestos» mientras volteaban un camión antibotines por las calles de la ciudad.

Nadie resultó herido en los enfrentamientos, pero seis fueron arrestados por «lanzar proyectiles», dijo la policía de París a Associated Press.

A truck burns during a «Yellow vest» protest against higher fuel prices during clashes on the Champs-Elysees in Paris, France, November 24, 2018. REUTERS/Benoit Tessier

Muchos de los manifestantes, jóvenes en su mayoría, están dispuestos a llegar a las últimas consecuencias, tal como lo expresó Benjamin Vrignaud, Manifestante de Chartres de tan solo 21 años.

«Va a desencadenar una guerra civil y yo, como la mayoría de los ciudadanos, estamos listos»,

La famosa avenida estaba salpicada de neón desde las primeras horas, debido a los chalecos hi-vis que vestían la miríada de «chaqueta amarilla» autodenominada. Los conductores franceses están obligados a mantener chalecos de seguridad de neón en sus vehículos.

El gobierno ha desplegado 3 mil elementos de seguridad, siendo las más protegidas las zonas frecuentadas por turistas después de un intento fallido de marchar al Palacio Presidencial del Elíseo.

Los funcionarios desplegaron unos 3 mil elementos de las fuerzas de seguridad, especialmente alrededor de áreas frecuentadas por turistas, después de un intento no autorizado la semana pasada de marchar en el Palacio presidencial del Elíseo. Las autoridades se encuentran en alerta, ya que aseguran que tanto las manifestaciones como los manifestantes no tienen bien definido cuales son las demandas concretas y han atraído a diversas personas con muchas demandas sin precedentes.

Según Reuters, el ministro Castaner ha culpado a la extrema derecha por gran parte de los disturbios.

«En París, las cosas están evolucionando gracias a Marine Le Pen [líder del partido francés de extrema derecha, el Rally Nacional], quien les dijo a los manifestantes que fueran a los Campos Elíseos, y unas 5 mil personas lo hicieron», dijo el sábado. «Podemos ver que la ultraderecha está trabajando y está intentando construir barricadas en los Campos Elíseos».

«Nuestras fuerzas de seguridad anticiparon esta situación a la perfección y muy poco a poco se eliminan todos los obstáculos que se colocan en los Campos Elíseos, las fuerzas de seguridad avanzan con técnicas que les permiten evitar cualquier persona, incluido el cañón de agua y el gas lacrimógeno, que les permiten para hacer retroceder a los atacantes, hacer retroceder a los insurgentes».

El viernes, un hombre causó un dramático enfrentamiento con la policía cuando se puso un chaleco de neón y blandió una aparente granada en un supermercado en la ciudad occidental de Angers. Más tarde fue arrestado.

Fuente: The Huffpost

Respeto y generaciones


Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: