El Coronavirus: El enemigo público #1, OMS


La emergencia es seria y seguiremos evaluando las acciones a favor de la gente: OMS

La primera vacuna estará lista hasta año y medio.

En conferencia de prensa, el titular de la OMS aseguró que las naciones se encuentran ‘protegidas’ para controlar la cepa.

“El desarrollo de vacunas y terapias es una parte importante de la agenda de investigación, pero es solo una parte. Tomará tiempo desarrollarse, pero mientras tanto, no estamos indefensos. Hay muchas intervenciones básicas de salud pública que están disponibles para nosotros ahora y que pueden prevenir infecciones”, puntualizó.

Adhanom indicó que, hasta esta mañana, se han confirmado 42 mil 708 casos en China y mil 17 decesos. En el resto del mundo, hay 393 pacientes en alrededor de 24 naciones que son portadores de este virus.

Dijo que“el mundo debería despabilarse y considerar al virus como “el enemigo público número uno”.

“Por lo que debemos prepararnos para usar las armas que tenemos al alcance en la lucha contra este virus”, dijo Tedros en la sede de la OMS en Ginebra, donde centenares de científicos se reúnen para intentar frenar la enfermedad.

Aseguró que el Covid-19, diagnosticado en 42 mil 708 personas en China (de las que mil 18 han fallecido) y en 393 pacientes en otros veinticuatro países, debe ser considerado actualmente “el enemigo público número uno para toda la humanidad”, con consecuencias políticas, sociales y económicas “peores que las de cualquier acto terrorista”.

El doctor etíope anunció que el director ejecutivo de la OMS para Emergencias Sanitarias, Michael Ryan, encabezará un gabinete de crisis lanzado hoy para coordinar la respuesta a la epidemia entre este organismo y el resto de las agencias de Naciones Unidas.

“Con 99 por ciento de los casos en China, (la epidemia) sigue constituyendo una verdadera emergencia para este país, pero es también una amenaza muy grave para el resto del mundo”, alertó.

Sin embargo, se mostró optimista y afirmó que hay una “posibilidad realista” de parar al nuevo coronavirus, si los países dan una respuesta “al unísono”.

El jueves en Bruselas, se darán cita también los ministros europeos de Salud para intentar coordinar una estrategia común para paliar la epidemia. Y la OMS ha enviado una misión de expertos a China, dirigida por Bruce Aylward, un experto en la lucha contra el Ébola.

La denominación de la enfermedad Covid-19 (formada con un acrónimo de la expresión inglesa “corona virus disease”) ha sido consensuada por responsables de la OMS, la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

El número de fallecidos por el virus Covid-19 alcanzó la cifra de mil 113 en China, con 94 nuevas víctimas registradas en la jornada anterior en la provincia de Hubei, epicentro de la epidemia, de acuerdo al último saldo oficial. Hay en el país 42 mil 767 casos confirmados y 3 mil 950 personas que han recuperado su salud.

La OMS está especialmente preocupada por el caso de un británico que nunca había estado en China y que fue contaminado por el nuevo coronavirus en Singapur. Luego se lo transmitió a varios compatriotas durante una estancia en Francia antes de ser diagnosticado en el Reino Unido.

En total, el hombre contaminó accidentalmente al menos a 11 personas.

Fuente: El Financiero

¿Estamos superando la muerte materno infantil?


Según las nuevas estimaciones de mortalidad infantil y materna publicadas hoy por los grupos de las Naciones Unidas* liderados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), la supervivencia maternoinfantil es hoy mayor que nunca.

Desde el año 2000, las muertes infantiles se han reducido prácticamente a la mitad y las muertes maternas han disminuido en más de un tercio, principalmente gracias a un mejor acceso a servicios de salud asequibles y de calidad.

«En los países que ofrecen servicios de salud seguros, asequibles y de calidad para todos, las mujeres y los niños sobreviven y salen adelante», afirmó el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. «Ese es el poder de la cobertura sanitaria universal».

Sin embargo, las nuevas estimaciones ponen de manifiesto que en 2018 murieron 6,2 millones de niños menores de 15 años, y que más de 290 000 mujeres murieron debido a complicaciones durante el embarazo y el parto en 2017. Del total de muertes infantiles, 5,3 millones ocurrieron en los primeros 5 años de vida, y casi la mitad de ellas en el primer mes de vida.

El parto y el posparto son los momentos en que las mujeres y los recién nacidos son más vulnerables. Se estima que cada año mueren 2,8 millones de embarazadas y recién nacidos, esto es, 1 cada 11 segundos, la mayoría por causas prevenibles, según muestran las nuevas estimaciones.

El primer mes de vida es el momento de mayor riesgo de muerte, especialmente si se trata de niños prematuros o con bajo peso al nacer, si ha habido complicaciones durante el parto, si el recién nacido presenta defectos congénitos o si contrae alguna infección. Aproximadamente un tercio de esas muertes se producen durante el primer día y casi el 75 % solo durante la primera semana.

«En todas las partes del mundo los nacimientos marcan momentos felices. Sin embargo, cada 11 segundos un nacimiento supone una tragedia familiar», afirmó Henrietta Fore, Directora Ejecutiva del UNICEF. «Contar con asistencia cualificada para ayudar a las madres y recién nacidos durante el parto, además de agua salubre, una nutrición adecuada y los medicamentos y vacunas básicos puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Hemos de hacer todo lo que esté en nuestras manos para invertir en la cobertura sanitaria universal y salvar estas valiosas vidas».

Fuente: OMS

¿Estamos superando la muerte materno infantil?


Según las nuevas estimaciones de mortalidad infantil y materna publicadas hoy por los grupos de las Naciones Unidas* liderados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), la supervivencia maternoinfantil es hoy mayor que nunca.

Desde el año 2000, las muertes infantiles se han reducido prácticamente a la mitad y las muertes maternas han disminuido en más de un tercio, principalmente gracias a un mejor acceso a servicios de salud asequibles y de calidad.

«En los países que ofrecen servicios de salud seguros, asequibles y de calidad para todos, las mujeres y los niños sobreviven y salen adelante», afirmó el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director General de la OMS. «Ese es el poder de la cobertura sanitaria universal».

Sin embargo, las nuevas estimaciones ponen de manifiesto que en 2018 murieron 6,2 millones de niños menores de 15 años, y que más de 290 000 mujeres murieron debido a complicaciones durante el embarazo y el parto en 2017. Del total de muertes infantiles, 5,3 millones ocurrieron en los primeros 5 años de vida, y casi la mitad de ellas en el primer mes de vida.

El parto y el posparto son los momentos en que las mujeres y los recién nacidos son más vulnerables. Se estima que cada año mueren 2,8 millones de embarazadas y recién nacidos, esto es, 1 cada 11 segundos, la mayoría por causas prevenibles, según muestran las nuevas estimaciones.

El primer mes de vida es el momento de mayor riesgo de muerte, especialmente si se trata de niños prematuros o con bajo peso al nacer, si ha habido complicaciones durante el parto, si el recién nacido presenta defectos congénitos o si contrae alguna infección. Aproximadamente un tercio de esas muertes se producen durante el primer día y casi el 75 % solo durante la primera semana.

«En todas las partes del mundo los nacimientos marcan momentos felices. Sin embargo, cada 11 segundos un nacimiento supone una tragedia familiar», afirmó Henrietta Fore, Directora Ejecutiva del UNICEF. «Contar con asistencia cualificada para ayudar a las madres y recién nacidos durante el parto, además de agua salubre, una nutrición adecuada y los medicamentos y vacunas básicos puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Hemos de hacer todo lo que esté en nuestras manos para invertir en la cobertura sanitaria universal y salvar estas valiosas vidas».

Fuente: OMS

Atención primaria de salud a lo largo de la vida: Un derecho universal


Tabaquismo: Un mal que crece


Muchos gobiernos están logrando avances en la lucha contra el tabaco, y ya hay 5000 millones de personas —cuatro veces más que hace 10 años— que viven en países con prohibiciones de fumar, advertencias gráficas en los paquetes de tabaco y otras medidas eficaces de control del tabaco. Sin embargo, un nuevo informe de la OMS muestra que muchos países todavía no están aplicando adecuadamente políticas que pueden salvar vidas, entre ellas las destinadas a ayudar a los consumidores a dejar el tabaco.

En el séptimo Informe OMS sobre la epidemia mundial de tabaquismo se analizan los esfuerzos de los países por poner en práctica las medidas estipuladas en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT de la OMS) que tienen una eficacia demostrada para reducir la demanda de tabaco.

Está demostrado que estas medidas, como las intervenciones “MPOWER”, salvan vidas y ahorran en atención sanitaria. El primer informe MPOWER se publicó en 2007 para fomentar las medidas de los gobiernos en relación con seis estrategias de control del tabaco acordes con el CMCT de la OMS:

  • Vigilar el consumo de tabaco y las políticas de prevención.
  • Proteger a la población del humo de tabaco.
  • Ofrecer ayuda para dejar el tabaco.
  • Advertir de los peligros del tabaco.
  • Hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.
  • Aumentar los impuestos sobre el tabaco.

Este último informe, cuya atención está centrada en los progresos hechos por los países para ayudar a los consumidores a dejar el tabaco, se presenta hoy en Brasil, segundo país, después de Turquía, en aplicar plenamente todas las medidas MPOWER al máximo nivel de ejecución.

El Director General de la OMS, Dr, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha dicho que los gobiernos deberían establecer servicios de apoyo al abandono del tabaco como parte de los esfuerzos por conseguir la cobertura sanitaria universal para todos sus ciudadanos.

«Dejar el tabaco es una de las mejores cosas que cualquiera puede hacer por su salud», ha dicho el Dr. Tedros. «El conjunto de medidas MPOWER proporciona a los gobiernos los instrumentos prácticos para ayudar a las personas a liberarse del hábito, con lo que añadirán años a sus vidas y vida a sus años.»

Se están haciendo progresos, y ya hay 2400 millones de personas (2000 millones más que en 2007) que viven en países que ofrecen servicios integrales para dejar el tabaco. Sin embargo, solo 23 países están proporcionando esos servicios al nivel de las mejores prácticas, lo que hace de esta medida MPOWER la menos aplicada en términos del número de países que ofrecen una cobertura completa.

Los servicios para dejar el tabaco incluyen líneas telefónicas nacionales gratuitas, servicios de “mCessation” para llegar a poblaciones más grandes a través de teléfonos móviles, asesoramiento por parte de los proveedores de atención primaria y tratamientos gratuitos de sustitución con nicotina.

Michael R. Bloomberg, Embajador Mundial de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Lesiones, y fundador de Bloomberg Philanthropies, dijo que el informe demuestra que los esfuerzos de los gobiernos por ayudar a la gente a dejar el tabaco funcionan cuando se ejecutan adecuadamente.

«Más países están haciendo que el control de tabaco sea una prioridad y de esa manera están salvando vidas, pero aún queda mucho trabajo por hacer”, afirmó Bloomberg. “El informe de la OMS destaca los esfuerzos mundiales para ayudar a las personas a dejar de fumar y detalla algunos de nuestros logros más importantes”, añadió.

El apoyo para dejar el tabaco es una de las medidas MPOWER en las que menos se ha progresado», ha dicho el Sr. Bloomberg. «Todos los países deberían reforzar sus políticas de apoyo al abandono del tabaco para ayudar a más personas que desean dejarlo.»

El informe, financiado por Bloomberg Philanthropies, muestra que, aunque solo 23 países han aplicado al máximo nivel políticas de apoyo al abandono del tabaco, otros 116 países ofrecen servicios prestados en centros de salud y sufragan completa o parcialmente su costo, mientras que 32 que ofrecen dichos servicios, pero no sufragan su costo, datos que demuestran que hay una gran demanda pública de apoyo para dejar el tabaco.

El consumo de tabaco también ha disminuido proporcionalmente en la mayoría de los países, pero el crecimiento de la población ha hecho que el número de consumidores de tabaco siga siendo persistentemente elevado. El número estimado de fumadores es de 1100 millones, de los cuales aproximadamente el 80% vive en países de ingresos bajos y medianos.

El Informe OMS sobre la epidemia mundial de tabaquismo 2019 también revela que, desde 2017:

  • 36 países han introducido una o más medidas MPOWER a su máximo nivel de ejecución.
  • Más de la mitad de la población mundial (3900 millones de personas que viven en 91 países), se beneficia de la presencia en los paquetes de advertencias gráficas de gran tamaño que cumplen todas las características recomendadas, lo que hace de esta la medida MPOWER con mayor cobertura, con respecto tanto a la población como al número de países.
  • 14 países han puesto en vigor leyes sobre las advertencias gráficas de gran tamaño al nivel de las mejores prácticas, haciendo de esta la medida MPOWER que más ha crecido en los dos últimos años con respecto al número de países
  • El mayor crecimiento de la cobertura poblacional ha correspondido a los impuestos. La población cubierta por esta medida MPOWER se ha casi duplicado: de un 8% en 2016 a un 14% en 2018. Aun así, y aunque la subida de impuestos es la medida más eficaz para reducir el consumo de tabaco, sigue siendo la medida MPOWER con menor cobertura poblacional.
  • De los 5000 millones de personas que están protegidas por al menos una medida MPOWER, 3900 millones viven en países de ingresos bajos y medianos (el 61% de la población de estos países).
  • 59 países todavía no han adoptado ninguna medida MPOWER al máximo nivel de ejecución, y 49 de ellos son países de ingresos bajos y medianos.
  • De los 34 países de ingresos bajos, 17 aplican al menos una medida MPOWER al nivel de las mejores prácticas, cuando en 2007 eran solo tres los países que lo hacían. Esto demuestra que el nivel de ingresos no es un obstáculo a la aplicación de las mejores prácticas de control del tabaco.

Desde la publicación del último informe ha habido nuevos países que han aplicado alguna de las medidas MPOWER al nivel de las mejores prácticas:

  • Siete países (Antigua y Barbuda, Benin, Burundi, Gambia, Guyana, Niue y Tayikistán) han adoptado leyes integrales sobre espacios sin humo que abarcan todos los lugares públicos cerrados y todos los lugares de trabajo.
  • Cuatro países (Arabia Saudita, Eslovaquia, República Checa y Suecia) han elevado al nivel de las mejores prácticas sus servicios para abandonar el consumo de tabaco. Sin embargo, durante este mismo periodo otros seis países bajaron del grupo con máximo nivel, con lo que se ha producido una pérdida neta de dos países.
  • Catorce países (Arabia Saudita, Barbados, Camerún, Chipre, Croacia, Eslovenia, España, Georgia, Guyana, Honduras, Luxemburgo, Pakistán, Santa Lucía y Timor-Leste) han adoptado advertencias gráficas de gran tamaño en los paquetes.
  • Diez países (Antigua y Barbuda, Arabia Saudita, Azerbaiyán, Benin, Congo, Eslovenia, Gambia, Guyana, Niue y República Democrática del Congo) han introducido prohibiciones totales de la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.
  • Diez países (Andorra, Australia, Brasil, Colombia, Egipto, Macedonia del Norte, Mauricio, Montenegro, Nueva Zelandia y Tailandia) subieron recientemente los impuestos para que representen, como mínimo, el 75% del precio de venta al por menor.

Fuente: OMS

Tabaquismo: Un mal que crece


Muchos gobiernos están logrando avances en la lucha contra el tabaco, y ya hay 5000 millones de personas —cuatro veces más que hace 10 años— que viven en países con prohibiciones de fumar, advertencias gráficas en los paquetes de tabaco y otras medidas eficaces de control del tabaco. Sin embargo, un nuevo informe de la OMS muestra que muchos países todavía no están aplicando adecuadamente políticas que pueden salvar vidas, entre ellas las destinadas a ayudar a los consumidores a dejar el tabaco.

En el séptimo Informe OMS sobre la epidemia mundial de tabaquismo se analizan los esfuerzos de los países por poner en práctica las medidas estipuladas en el Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco (CMCT de la OMS) que tienen una eficacia demostrada para reducir la demanda de tabaco.

Está demostrado que estas medidas, como las intervenciones “MPOWER”, salvan vidas y ahorran en atención sanitaria. El primer informe MPOWER se publicó en 2007 para fomentar las medidas de los gobiernos en relación con seis estrategias de control del tabaco acordes con el CMCT de la OMS:

  • Vigilar el consumo de tabaco y las políticas de prevención.
  • Proteger a la población del humo de tabaco.
  • Ofrecer ayuda para dejar el tabaco.
  • Advertir de los peligros del tabaco.
  • Hacer cumplir las prohibiciones sobre publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.
  • Aumentar los impuestos sobre el tabaco.

Este último informe, cuya atención está centrada en los progresos hechos por los países para ayudar a los consumidores a dejar el tabaco, se presenta hoy en Brasil, segundo país, después de Turquía, en aplicar plenamente todas las medidas MPOWER al máximo nivel de ejecución.

El Director General de la OMS, Dr, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha dicho que los gobiernos deberían establecer servicios de apoyo al abandono del tabaco como parte de los esfuerzos por conseguir la cobertura sanitaria universal para todos sus ciudadanos.

«Dejar el tabaco es una de las mejores cosas que cualquiera puede hacer por su salud», ha dicho el Dr. Tedros. «El conjunto de medidas MPOWER proporciona a los gobiernos los instrumentos prácticos para ayudar a las personas a liberarse del hábito, con lo que añadirán años a sus vidas y vida a sus años.»

Se están haciendo progresos, y ya hay 2400 millones de personas (2000 millones más que en 2007) que viven en países que ofrecen servicios integrales para dejar el tabaco. Sin embargo, solo 23 países están proporcionando esos servicios al nivel de las mejores prácticas, lo que hace de esta medida MPOWER la menos aplicada en términos del número de países que ofrecen una cobertura completa.

Los servicios para dejar el tabaco incluyen líneas telefónicas nacionales gratuitas, servicios de “mCessation” para llegar a poblaciones más grandes a través de teléfonos móviles, asesoramiento por parte de los proveedores de atención primaria y tratamientos gratuitos de sustitución con nicotina.

Michael R. Bloomberg, Embajador Mundial de la OMS para Enfermedades No Transmisibles y Lesiones, y fundador de Bloomberg Philanthropies, dijo que el informe demuestra que los esfuerzos de los gobiernos por ayudar a la gente a dejar el tabaco funcionan cuando se ejecutan adecuadamente.

«Más países están haciendo que el control de tabaco sea una prioridad y de esa manera están salvando vidas, pero aún queda mucho trabajo por hacer”, afirmó Bloomberg. “El informe de la OMS destaca los esfuerzos mundiales para ayudar a las personas a dejar de fumar y detalla algunos de nuestros logros más importantes”, añadió.

El apoyo para dejar el tabaco es una de las medidas MPOWER en las que menos se ha progresado», ha dicho el Sr. Bloomberg. «Todos los países deberían reforzar sus políticas de apoyo al abandono del tabaco para ayudar a más personas que desean dejarlo.»

El informe, financiado por Bloomberg Philanthropies, muestra que, aunque solo 23 países han aplicado al máximo nivel políticas de apoyo al abandono del tabaco, otros 116 países ofrecen servicios prestados en centros de salud y sufragan completa o parcialmente su costo, mientras que 32 que ofrecen dichos servicios, pero no sufragan su costo, datos que demuestran que hay una gran demanda pública de apoyo para dejar el tabaco.

El consumo de tabaco también ha disminuido proporcionalmente en la mayoría de los países, pero el crecimiento de la población ha hecho que el número de consumidores de tabaco siga siendo persistentemente elevado. El número estimado de fumadores es de 1100 millones, de los cuales aproximadamente el 80% vive en países de ingresos bajos y medianos.

El Informe OMS sobre la epidemia mundial de tabaquismo 2019 también revela que, desde 2017:

  • 36 países han introducido una o más medidas MPOWER a su máximo nivel de ejecución.
  • Más de la mitad de la población mundial (3900 millones de personas que viven en 91 países), se beneficia de la presencia en los paquetes de advertencias gráficas de gran tamaño que cumplen todas las características recomendadas, lo que hace de esta la medida MPOWER con mayor cobertura, con respecto tanto a la población como al número de países.
  • 14 países han puesto en vigor leyes sobre las advertencias gráficas de gran tamaño al nivel de las mejores prácticas, haciendo de esta la medida MPOWER que más ha crecido en los dos últimos años con respecto al número de países
  • El mayor crecimiento de la cobertura poblacional ha correspondido a los impuestos. La población cubierta por esta medida MPOWER se ha casi duplicado: de un 8% en 2016 a un 14% en 2018. Aun así, y aunque la subida de impuestos es la medida más eficaz para reducir el consumo de tabaco, sigue siendo la medida MPOWER con menor cobertura poblacional.
  • De los 5000 millones de personas que están protegidas por al menos una medida MPOWER, 3900 millones viven en países de ingresos bajos y medianos (el 61% de la población de estos países).
  • 59 países todavía no han adoptado ninguna medida MPOWER al máximo nivel de ejecución, y 49 de ellos son países de ingresos bajos y medianos.
  • De los 34 países de ingresos bajos, 17 aplican al menos una medida MPOWER al nivel de las mejores prácticas, cuando en 2007 eran solo tres los países que lo hacían. Esto demuestra que el nivel de ingresos no es un obstáculo a la aplicación de las mejores prácticas de control del tabaco.

Desde la publicación del último informe ha habido nuevos países que han aplicado alguna de las medidas MPOWER al nivel de las mejores prácticas:

  • Siete países (Antigua y Barbuda, Benin, Burundi, Gambia, Guyana, Niue y Tayikistán) han adoptado leyes integrales sobre espacios sin humo que abarcan todos los lugares públicos cerrados y todos los lugares de trabajo.
  • Cuatro países (Arabia Saudita, Eslovaquia, República Checa y Suecia) han elevado al nivel de las mejores prácticas sus servicios para abandonar el consumo de tabaco. Sin embargo, durante este mismo periodo otros seis países bajaron del grupo con máximo nivel, con lo que se ha producido una pérdida neta de dos países.
  • Catorce países (Arabia Saudita, Barbados, Camerún, Chipre, Croacia, Eslovenia, España, Georgia, Guyana, Honduras, Luxemburgo, Pakistán, Santa Lucía y Timor-Leste) han adoptado advertencias gráficas de gran tamaño en los paquetes.
  • Diez países (Antigua y Barbuda, Arabia Saudita, Azerbaiyán, Benin, Congo, Eslovenia, Gambia, Guyana, Niue y República Democrática del Congo) han introducido prohibiciones totales de la publicidad, promoción y patrocinio del tabaco.
  • Diez países (Andorra, Australia, Brasil, Colombia, Egipto, Macedonia del Norte, Mauricio, Montenegro, Nueva Zelandia y Tailandia) subieron recientemente los impuestos para que representen, como mínimo, el 75% del precio de venta al por menor.

Fuente: OMS

Ebola: ¿Una emergencia mundial?


La Organización Mundial de la Salud ha informado este lunes de la aparición de un caso de ébola en Goma, la primera gran ciudad a la que se asoma este décimo brote de ébola en la República Democrática del Congo.

El caso podría ser un grave punto de inflexión del brote de la enfermedad ya que el riesgo de propagación es muy alto, tanto dentro como fuera de país, ha asegurado el director de la Organización.

Tedros Adhanom Gebreyesus, destacó durante una reunión de alto nivel sobre el tema, que el avance del virus puede contenerse para siempre, pero solo si se mejoran los sistemas de salud y se aborda la inseguridad y la inestabilidad en el país.

“Desde enero, ha habido 198 ataques a centros de salud y han asesinado a 7 trabajadores humanitarios. Cada ataque nos retrasa para vacunar, cada ataque le da al ébola una oportunidad para multiplicarse”, dijo Tedros.

Desde enero, ha habido 198 ataques a centros de salud y han asesinado a 7 trabajadores humanitarios.

El fin de semana pasado dos trabajadores sanitarios que hacían parte de la respuesta contra la enfermedad fueron asesinados a tiros dentro de sus propias casas. 

“Necesitamos el apoyo político de todas las partes y de la comunidad para que los nuestros puedan hacer su trabajo de manera segura y sin interrupciones. Esta es la única manera de evitar que el virus continúe propagándose”, dijo Tedros, quien también anunció que volverá a convocar al Comité de Emergencias lo antes posible para evaluar el desarrollo más reciente de la crisis del ébola y aconsejarlo en consecuencia.

Las áreas de las provincias de Ituri y Kivu del Norte afectadas por el ébola se caracterizan por una infraestructura deficiente, inestabilidad política y un conflicto en curso que involucra a decenas de grupos de milicias armadas y la desconfianza comunitaria de las autoridades nacionales hacia los forasteros.

OMS / J.D. Kannah
Muhindo, un niño que ha superado el ébola, se somete a un examen de la vista para asegurarse de que no hay complicaciones relacionadas con la enfermedad.

Falta de fondos

El coordinador humanitario de la ONU dijo durante la reunión que, a pesar de que los donantes han expresado su confianza en el enfoque que se está adoptando para luchar contra el ébola, no hay fondos suficientes. 

“A menos que obtengamos más recursos financieros de inmediato, no será posible poner fin al brote. Cada retraso le da al virus la oportunidad de propagarse, lo que tiene consecuencias desastrosas. Necesitamos hacer todo lo posible ahora para evitar alcanzar la escala del brote que vimos en África Occidental hace cinco años, cuando se perdieron más de 10.000 vidas antes de que una respuesta de miles de millones de dólares redujera los casos a cero”, dijo Mark Lowcock.

Hasta la fecha unas 2500 personas han sido infectadas con el virus en la República Democrática del Congo, y 1665 han muerto. 

Fuente: OMS