¡Vamonos de paseo!


Un can pasea por la calle y observa a su “amigo” amarrado…¡La decisión es impresioante!…¡Disfrútenlo!

Anuncios

¿Buen olor?


¿Amores perros?


pictoline-permanencias-voluntarias

Tu perro sano…¿Enfermo?


1. Tu perro tiene mal aliento

El aliento de un perro nunca es fresco, pero a veces ese hedor es una señal de un problema que amenaza la vida. La mala respiración del perro es causada por las bacterias que forman la placa en los dientes de tu mascota. Pero esas bacterias pueden viajar a las fosas nasales y los senos nasales, lo que lleva a problemas respiratorios.

Si llegan al torrente sanguíneo, podrían causar estragos en el hígado, los riñones o el corazón. Cepilla los dientes de tu perro a diario y dale golosinas o juguetes hechos especialmente para la higiene dental.

2. Sus orejas se caen

Las orejas de un perro pueden caerse si se siente triste o si tiene una infección en el oído. Los perros pueden desarrollar tres tipos de infecciones del oído: externa, mediana e interna. Los síntomas de problemas en el oído externo (orejas caídas, enrojecimieno, secreción y mal olor) requieren una visita al veterinario.

Si no se tratan, las infecciones externas pueden convertirse en infecciones del oído medio e interno, lo que puede causar pérdida de audición.

3. Tu perro tiene manchas negras en las encías

Según la red de Banfield Pet Hospital, la enfermedad dental afecta al 93% de los perros mayores de 3 años. Cuando las partículas de alimentos y las bacterias no se eliminan de las encías de un perro, se inflaman y se forma la placa. Esta puede convertirse en gingivitis y, en casos graves, en perdida de dientes.

Si las encías normalmente rosadas de tu mascota están inflamadas o desarrollan manchas negras, comunícate con tu veterinario.

4. Tu perro no tiene cintura

Una figura de reloj de arena es un indicador rápido de un perro sano. Pero si no tiene un área escondida entre la caja torácica y las caderas, es probable que tenga sobrepeso. La Asociación para la Prevención de la Obesidad de las Mascotas estima que el 54% de los perros en los Estados Unidos tiene sobrepeso, y al igual que los humanos, esto hace que los animales sean vulnerables a otras complicaciones médicas, como el cáncer, la diabetes y enfermedades renales.

Incluso puede disminuir la esperanza de vida en 2.5 años.

5. Sus ojos están nublados

Aunque no es concluyente, los ojos nublados son un fuerte indicador de cataratas. Si la nubosidad cubre más de la mitad de la lente ocular, la visión de tu perro se obstruye y eventualmente podría quedar ciego.

Las cataratas también pueden ser un signo de diabetes, si tu perro muestra otros síntomas como beber y orinar más. Una tercera causa es la esclerosis nuclear, un cambio benigno de envejecimiento que, afortunadamente, no afecta la visión.

6. La vejiga de tu perro está fuera de control

Puede haber una explicación médica de por qué tu perro entrenado repentinamente tuvo un accidente adentro. La micicón escesiva (poluria) y el consumo excesivo de alcohol (polidisia) son síntomas de insuficiencia renal, diabetes y enfermedades hepáticas.

Por ejemplo, si tu mascota está deshidratada, sus riñones no podrán retener el agua, por lo que orinará con más frecuencia.

7. Tu perro sigue persiguiendo su cola

Lo leíste bien. Si tu perro corre en círculos con más frecuencia de lo normal, podría tener una infección en el oído interno llamada laberintis. Afecta la postura, el equilibrio y la coordinación de un perro, por lo que puede parecer mareado sin razón aparente.

Sin embargo, si tu perro es mayor, podría tener un síndrome vestibular idiopático, que generalmente aparece repentinamente y puede causar mareos hasta el punto de incapacitación. No tiene causa conocida y podría requerir hospitalización.

8. La respiración de tu perro es pesada

El jadeo es la forma en que un perro se enfría, pero la respiración dificultosa o la disnea pueden ser potencialmente mortales. La disnea puede ser causada por complicaciones en la nariz, garganta, pulmones o tórax. Es posible que tu perro no reciba suficiente oxígeno en el torrente sanguíneo.

La dificultad para respirar también es un síntoma de la enfermedad del gusano del corazón, que puede causar daño fatal a los pulmones. Por suerte, la enfermedad es tratable si se detecta a tiempo.

9. Estornudos de perrito inusuales

Como los humanos, los perros estornudan la secreción nasal cuando tienen alergias. Sin embargo, si el moco es gris y turbio, espeso y verde, o sangriento, hay un motivo de preocupación. Tu mascota podría tener una infección por hongos o cáncer nasal.

Es probable que tu veterinario realice una radiografía o una tomografía computarizada para confirmar el diagnóstico.

10. Las reacciones agresivas de tu perro te sorprenden

Cualquier otro día, tu perro es educado y tiene un buen comportamiento. Pero hoy, él está gruñendo y ladrando, incluso a la gente que lo conoce. ¿qué pasó? Una agresión sin precedentes podría ser un signo de hipotiroidismo, convulsiones o enfermedades cerebrales.

Tu perro también podría tener un dolor severo, actuando agresivamente para evitar que las personas lo toquen, todas estas posibles causas requieren una visita urgente a tu veterinario.

Texto original: Selecciones.

¿Adoptar o no?


Kyon: Contra los perros escapistas


El fiel amigo…¡Un gran compañero!