Vacunas-Perú-Permanencias-Voluntarias

¿Cómo fue el Vacunagate en Perú?


Rios-Oro-Permanencias-Voluntarias

¿Deben preocuparnos los “Ríos de oro” de Perú?


Texto original: Leandro Lutzky (RT noticias)

La fotografía difundida por la NASA a inicios de enero en la cual se ven numerosos pozos de prospección de oro en el Amazonas peruano, descriptos por muchos como ‘ríos dorados’, revela una cruda realidad: la deforestación a mansalva por la minería no registrada.

Esta increíble imagen, tomada por un astronauta de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés), enciende una nueva alerta para que el Gobierno peruano revise sus políticas de control sobre las actividades extractivas que destruyen al medio ambiente.

“Cada pozo está rodeado por áreas sin vegetación con escombros fangosos. Estas extensiones deforestadas siguen el curso de ríos antiguos que depositaron sedimentos, incluido el oro”, dice la agencia estadounidense.

La captura se tomó sobre el departamento de Madre de Dios, donde la minería es la principal causa de deforestación, según la revista científica Nature. De hecho, esa jurisdicción es uno de los sitios más importantes para la “actividad independiente”, o ilegal.

Aquel territorio se describe por su selva característica, plagada de animales diversos, como guacamayos, monos y jaguares. Allí, algunos sitios están protegidos por haber sido declarados como reservas naturales, pero otros están expuestos, mientras el precio del oro incentiva las extracciones.

La situación es tan dramática, que la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA) publicó un manual con recomendaciones para que los propietarios de tierras privadas destinadas a la conservación puedan prevenir y evitar la deforestación.

Los números del desastre

La organización Global Forest Watch, dedicada al monitoreo forestal, advierte que en esa región amazónica de Perú se registró la pérdida de 188.000 hectáreas de bosque primario húmedo entre 2002 y 2019, lo que representa una disminución del 2,3 %.

En cuanto a la cobertura arbórea —ramas y hojas que cubren el suelo cuando se ve desde arriba— entre 2001 y 2019 Madre de Dios tuvo una reducción de 248.000 hectáreas, equivalente a un 3 %. Es decir, un tamaño comparable con la ciudad de Lima.

A nivel nacional, la tendencia es dramática: desde el 2002 hasta el 2019, se perdieron 1,9 millones de hectáreas. De ese total, el 24 % se dio en zonas donde predomina la deforestación.

Otro informe del Monitoreo del Proyecto Amazonas Andino (MAAP, por sus siglas en inglés) sostiene que, solo en Perú, aquella importante zona selvática perdió 134.600 hectáreas a manos del hombre en 2019.

La amenaza a los ríos e indígenas de todo el Amazonas

El 2020 fue un año donde los aumentos del precio del oro y la demanda de otros minerales colaboró en expandir estas ‘zonas de sacrificio’, con severos impactos ambientales y grandes perjuicios para las comunidades indígenas.

World Resources Institute (WRI) hizo un análisis geoespacial de todo el Amazonas, conocido como ‘el pulmón del planeta’, cuya región es compartida por varios países. De esta forma, en octubre del año pasado estimó cómo afecta la minería a gran escala y la ilegal en los territorios donde habitan los pueblos originarios: “Cubre más del 20% de las tierras indígenas, poniendo en peligro a cientos de comunidades y ecosistemas críticos en 450.000 kilómetros cuadrados”, se lee.

Este multimillonario negocio extractivo, donde las poblaciones locales solo ven migajas, “está contaminando al menos 30 ríos amazónicos” de diversas naciones, añade el documento.

La investigación alerta que, desde el 2000 al 2015, los territorios aborígenes invadidos por la minería tuvieron mayor pérdida de cobertura arbórea que aquellos lugares sin la actividad extractiva. “En Bolivia, Ecuador y Perú, por ejemplo, la pérdida de bosques fue al menos tres veces mayor en los territorios indígenas con operaciones mineras, tanto legales como ilegales, que en los que no; y de una a dos veces mayor en Colombia y Venezuela”, advirtieron.

Al respecto, los especialistas legales del equipo opinaron que, aunque haya normativas para proteger a los pueblos originarios, “las leyes nacionales a menudo favorecen a las empresas sobre las comunidades”. Y, para concluir, el reporte pide a los países amazónicos “fortalecer los derechos sobre la tierra y los recursos naturales de los pueblos indígenas”.

Perú: ¿Tres presidentes en dos semanas?


Perú-Permanencias-Voluntarias

¡Perú no cede!


Peru-Covid-Permanencias-Voluntarias

Perú al borde del colapso, médicos suplican ayuda para controlar la pandemia


Por Leandro Lutzky (RT noticias)

Perú acumula más de 26.600 fallecimientos por el coronavirus desde que inició la pandemia, según el reporte oficial del 18 de agosto, siendo el país de América Latina más afectado por la emergencia sanitaria si se considera que tiene 83 muertes por cada 100.000 personas, en un territorio habitado por al menos 32 millones de ciudadanos.

Bajo el mismo índice proporcional continúa Chile, con 56 víctimas, y Brasil, que alcanza las 52. A nivel global, Perú solo es superado por Bélgica, que contabiliza cerca de 87 decesos aplicando esa forma de medición, es decir, defunciones sobre densidad poblacional.

Se cuestionan los números oficiales

Frente a este escenario crítico, en los últimos días se pusieron en duda los datos públicos sobre los impactos de la enfermedad en la nación andina. De hecho, voces extraoficiales afirman que la cifra de muertes podría duplicar al conteo gubernamental, algo que, de momento, no se pudo comprobar. Igualmente, la polémica está instalada.

Por su parte, este lunes el Ministerio de Salud reconoció que está “analizando los sistemas de registro con el fin de actualizar la información”. Asimismo, el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades confirmó el 9 de agosto que se encuentran ajustando criterios: “El modelo de la Sala Situacional está en revisión”, comunicó.

De momento, el Gobierno difunde que hay 549.321 casos confirmados de covid-19, con una elevada tasa de letalidad del 4,85 %. De hecho, se trata de una cifra muy superior a la de otros países cercanos, como Argentina, que ronda en el 1,90 %.

Reclamos de los doctores estatales

Con ese marco de crisis, la Federación Médica Peruana (FMP) anunció una “huelga nacional ante el incumplimiento de sus demandas”, para el 26 y 27 de agosto. Aquel sindicato, que aglutina a 24.000 médicos del sistema público, es el gremio más importante del rubro, considerando que en la cobertura privada solo hay 10.000 doctores.

Sin embargo, el titular de la FMP, Godofredo Talavera, aclara que el servicio sanitario no se va a paralizar durante la pandemia: “Vamos a seguir atendiendo igual, solamente que los que estemos libres, vamos a salir a protestar”, le dice a RT. En efecto, marcharán “el primer día hacia el Ministerio de Salud, y el otro hacia el Congreso”.

Más en detalle, el sindicalista explica el motivo del reclamo: “Tenemos un presupuesto demasiado bajo, de 2,3 % del PBI, y se recomienda que sea mayor al 5 %. Atendemos en el sistema de salud a 22 millones de habitantes, y nos dan menos de 300 dólares por persona al año, mas o menos 6.000 millones de dólares. Y ahora, con la devaluación, es menos”. Así, “se pide que al menos se aumente en un 50 %”, exige Talavera, argumentando que en naciones vecinas se otorga más dinero a la salud.

Además, el entrevistado advierte que “hay déficit de recursos humanos”, y afirma: “Nos faltan 16.000 médicos”. También denuncia que por lo menos 3.000 profesionales tienen contrataciones irregulares y no gozan de derechos laborales: “Se les paga por trabajo que realizan. Estamos esperando los nombramientos, que se aprobaron en el Congreso, pero fueron frenados por el Ejecutivo. El Gobierno los llama ‘héroes’, pero cuando se trata de reconocerles un derecho, no se estabiliza su condición”. Siguiendo con los cuestionamientos, alerta que “falta oxígeno” en unidades de cuidados intensivos.

Así, Talavera promete que durante las manifestaciones respetarán la distancia social, para no fomentar nuevos brotes. Pero advierte: “Si no hay respuesta, vamos a evaluar nuevas medidas”.

La otra crisis

Entre tanto, el Ministerio de Salud tuvo importantes modificaciones: Víctor Zamora dejó el cargo y la dirección de la cartera fue asumida por Pilar Mazzetti el 15 de julio, cuyo puesto fue ratificado a mediados de agosto.

Por otro lado, además de la emergencia sanitaria, el presidente Martín Vizcarra tiene que atender otra difícil crisis en Perú: la clásica tensión política entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo. En efecto, hace pocos días el Congreso le negó su voto de confianza al nuevo Gabinete dispuesto por el Gobierno, y quedó disuelto.

Así, según dicta la Constitución, el jefe de Estado debió conformar otro Consejo de Ministros, esta vez coordinado por Walter Martos Ruíz, un general retirado del Ejército. Y, tras haber obtenido el visto bueno del Parlamento, en sus primeras apariciones públicas el flamante funcionario hizo algunas llamativas declaraciones: “Somos el único país que está sincerando las cifras durante la pandemia”.