Petróleo venenozalo a Europa


Eni y Repsol enviarán el hidrocarburo en sustitución del petróleo ruso.

La petrolera italiana Eni SpA y la española Repsol SA podrían comenzar a enviar petróleo venezolano a Europa tan pronto como el próximo mes para compensar el crudo ruso, dijeron cinco personas familiarizadas con el asunto, reanudando los intercambios de petróleo por deuda interrumpidos hace dos años cuando Washington intensificó las sanciones a Venezuela.

El volumen de petróleo que se espera que reciban Eni y Repsol no es grande, dijo una de las personas, y cualquier impacto en los precios mundiales del petróleo será modesto. Pero la luz verde de Washington para reanudar los congelados flujos de petróleo de Venezuela hacia Europa podría suponer un impulso simbólico para el presidente venezolano Nicolás Maduro.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dio el visto bueno a las dos compañías para que reanuden los envíos en una carta, dijeron las personas.

El gobierno del presidente estadounidense, Joe Biden, espera que el crudo venezolano pueda ayudar a Europa a reducir su dependencia de Rusia y redirigir algunos de los cargamentos de Venezuela desde China. Convencer a Maduro para que reinicie las conversaciones políticas con la oposición de Venezuela es otro objetivo, dijeron dos de las personas a Reuters.

Las dos compañías energéticas europeas, que tienen empresas conjuntas con la petrolera estatal venezolana PDVSA, pueden contar los cargamentos de crudo como pago de deudas pendientes y dividendos atrasados, dijeron las personas.

Una condición clave, dijo una de las personas, es que el petróleo recibido «tiene que ir a Europa. No puede ser revendido en otro lugar».

Washington cree que PDVSA no se beneficiará financieramente de estas transacciones sin efectivo, a diferencia de las actuales ventas de petróleo de Venezuela a China, dijo esa persona. China no se ha adherido a las sanciones occidentales a Rusia, y ha seguido comprando petróleo y gas ruso a pesar de los llamamientos de Estados Unidos.

Las autorizaciones se produjeron el mes pasado, pero no se ha informado previamente de los detalles ni de las restricciones de reventa.

Eni y Repsol no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios.

Fuente: El Economista

Rusia vs la OTAN: ¿La próxima guerra?


Al parecer el presidente Vladimir Putin sigue en pie de lucha.

McDonald´s se va de Rusia


La empresa asegura que ya no es rentable el negocio en el territorio.

Tras el cierre de sus establecimientos en Rusia anunciado en marzo pasado, McDonald’s anunció que se retira por completo del país y venderá todas sus operaciones en protesta por la invasión a Ucrania.

La empresa anunció este lunes que está vendiendo su negocio en Rusia, diciendo que la «crisis humanitaria causada por la guerra en Ucrania y el precipitante entorno operativo impredecible han llevado a McDonald’s a concluir que la propiedad continua del negocio en Rusia ya no es sostenible, ni es consistente con los valores de McDonald’s».

Como parte de la decisión, la cadena de hamburguesas pretende vender toda su cartera de restaurantes en Rusia a un comprador local.

Estas medidas incluyen garantizar que los empleados de McDonald’s Rusia continúen recibiendo su pago y tengan empleo en el futuro.

“Tenemos un compromiso con nuestra comunidad global y debemos permanecer firmes en nuestros valores. Y nuestro compromiso con nuestros valores significa que ya no podemos mantener los Arcos brillando allí», dijo el presidente y director ejecutivo de McDonald’s, Chris Kempczinski, en el comunicado.

Presente en Rusia desde hace más de 30 años, McDonald’s tiene 850 restaurantes y 62 mil empleados.

Fuente: CNN

Putin y sus errores de cálculo


La guerra se ha convertido en tema en las mesas de análisis de todo el mundo, donde, aseguran, que el presidente ruso no planeó bien el conflicto bélico

¿Por qué los pagos en rublos por el gas ruso quebraron la unidad de la UE?


Rusia pretende asegura su economía, aseguran varios especialistas.

Rusia suspendió esta semana los suministros de gas a Bulgaria y a Polonia, después de que ambos países se negaran a pagarlo en rublos. Mientras, la empresa energética alemana Uniper anunció que no descarta modificar el proceso de pagos, al tiempo que informaciones no confirmadas sugieren que el operador austriaco OMV y la empresa italiana Eni también evalúan la posibilidad de recurrir al rublo para pagar los suministros rusos, según Financial Times.

A este respecto, expertos señalan que estas últimas informaciones solo confirman la ausencia de unidad entre los países europeos en cuanto al pago de los suministros del gas natural ruso.

Alexéi Grivach, subdirector ejecutivo de la Fundación de la Seguridad Energética Nacional de Rusia para los asuntos de gas, explica a BMF.ru que Europa «no logró formular una postura más o menos solidaria» en relación con los pagos.

Según explica, hoy en día en Europa se han manifestado dos posturas diferenciadas: los países que, como Polonia y Bulgaria, se negaron a pagar por el gas y dejaron de recibirlo y los países que abrieron dos cuentas en el banco ruso Gazprombank, pagaron en euros y solicitaron una conversión a rublos.

Diferencias en los niveles de preparación

Una de las cuestiones más apremiantes que divide a los países europeos es la cantidad de gas que tienen almacenado en sus reservas. En marzo, la Comisión Europea introdujo nuevas reglas de reservas mínimas que obligan a los países de la UE a llenar sus reservas hasta al menos el 80 % para el próximo noviembre —cifra que aumentará al 90 % en los próximos años— con objetivos intermedios para agosto, septiembre y octubre. Sin embargo, los niveles restantes en las reservas siguen siendo dispares entre los países del bloque.

Los niveles de gas almacenado por Polonia en sus reservas llegan al 76 %, según los datos de Gas Infrastructure Europe para este mes de abril. En opinión de Alexéi Kokin, experto de mercados de petróleo y gas natural del banco Uralsib, que habló con la agencia Prime, el caso de Polonia, que ya en 2019 había manifestado su intención de no prorrogar el contrato con Gazprom, es resultado de una estrategia a largo plazo. En particular, el país espera reemplazar los suministros rusos con el gas que recibirá del gasoducto Baltic Pipe cuya construcción podrá completarse a finales de este año. 

Por su parte, Bulgaria se encuentra en una situación más complicada, con sus reservas a solo el 17 % del nivel máximo. No obstante, según Konstantín Símonov, director ejecutivo de la Fundación de la Seguridad Energética Nacional de Rusia, es posible que el país intente usar el gas que pasa a través de su territorio por el gasoducto Balkan Stream a Serbia y a Hungría. 

Mientras, Alemania y Austria, unos de los países que más dependen del gas ruso, lograron acumular tan solo el 33 % y el 17 % en sus reservas, respectivamente, hecho que podría generar dificultades a la hora de rechazar los suministros rusos. Italia, por su parte, también tiene cerca del 35 % de sus reservas de gas llenas.

«Decisión política»

Según Símonov, la división de Europa sobre esta cuestión también se debe a razones políticas. El experto señala que el esquema presentado por Rusia es «muy cómodo para los compradores» que, técnicamente, pagan en euros por el gas, mientras que Gazprombank se encarga de la conversión a rublos. «Técnicamente, si la empresa desea decir que paga en euros, puede declararlo en Europa. Así que se trata únicamente de una cuestión de elección política, y por eso ahora está claro quién toma una decisión económica y quién, una decisión política», explica.

«En general, está claro que habrá negativas orgullosas donde las posturas antirrusas son más fuertes«, opina. En este contexto, Símonov predice que los principales países de Europa occidental aceptarán el esquema, mientras que gran parte de Europa del Este rechazarán el rublo como moneda de pago.

Al mismo tiempo, María Belova, de la agencia consultora Vygon Consulting, sostiene en declaraciones a Kommersant que Occidente parece haberse dividido entre los países de «la Vieja Europa» y «la Nueva Europa». Esta última, según Belova, podrá rechazar los suministros del gas ruso con más facilidad. Al mismo tiempo, la experta considera que estos «nuevos países de la UE» esperan una recompensa por las eventuales pérdidas económicas o podrán exigir que otros Estados cubran sus necesidades energéticas. 

Fuente: RT noticias

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: