¿Un solo impuesto para empresas?


Países europeos se unen a la iniciativa de Estados Unidos en la creación de un solo tipo de impuesto mínimo global para las pequeñas empresas

Alemania y Francia celebraron este martes el compromiso de la Secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, de trabajar en un impuesto corporativo mínimo global, y agregaron que ahora es posible un acuerdo entre más de 140 países.

Los países quieren tener un acuerdo de un impuesto mínimo de empresas para mediados de año, en el marco de negociaciones para actualizar las reglas para la tributación del comercio transfronterizo por primera vez en una generación.

Antes de la reunión de esta semana con sus socios del G-20, Yellen dijo que está trabajando para acordar una tasa mínima para el impuesto de sociedades a nivel mundial. Además, prometió que restaurar el liderazgo multilateral de Estados Unidos fortalecerá la economía mundial y promoverá los intereses de la nación.

El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, se manifestó optimista: “Tengo mucho ánimo de que con esta iniciativa sobre el impuesto de sociedades consigamos poner fin a la carrera mundial hacia la baja en materia de impuestos”.

Según añadió, cualquier acuerdo debe incluir nuevas normas sobre cómo gravar los negocios transfronterizos de los gigantes tecnológicos digitales, que es el segundo foco de las conversaciones sobre impuestos internacionales en marcha en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Como parte de una revisión a nivel nacional del impuesto de empresas en Estados Unidos, el gobierno del presidente Joe Biden quiere establecer una tasa mínima del 21% a las corporaciones locales, sin importar dónde obtengan los ingresos que se gravan, en comparación con el 10.5% actual.

Los países están negociando una tasa impositiva corporativa mínima global y nuevas reglas para gravar el comercio transfronterizo para disuadir a las grandes multinacionales de registrar ganancias en países con impuestos bajos como Irlanda, independientemente de dónde se obtengan sus ingresos.

“Tenemos al alcance ahora un acuerdo global sobre impuestos internacionales. Debemos aprovechar esta oportunidad histórica”, dijo el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire, quien se había enfrentado con la anterior administración estadounidense por los impuestos internacionales y dio la bienvenida al compromiso de Yellen.

FMI respalda impuesto mínima común

El Fondo Monetario Internacional (FMI) es partidario desde hace tiempo de la adopción de un impuesto mínimo mundial a las rentas de las empresas, dijo este martes la economista jefe del Fondo, Gita Gopinath, quien calificó la evasión fiscal como un problema para la economía.

Gopinath señaló que las actuales disparidades en las tasas impositivas nacionales de las empresas han desencadenado “una gran cantidad” de cambios y evasiones fiscales, reduciendo la base impositiva sobre la que los gobiernos pueden recaudar ingresos para financiar el gasto económico y social necesario.

“Es una gran preocupación”, dijo Gopinath a los periodistas durante una sesión informativa en línea. “Estamos muy a favor de un impuesto de sociedades mínimo global”.

La funcionaria dijo que el FMI no se había pronunciado sobre el nivel ideal para la tasa y añadió que los gobiernos necesitarán reponer sus arcas tras el gasto masivo para contener la pandemia de Covid-19 y mitigar su impacto económico.

“La esperanza es que avancen para tener economías más solidarias, sostenibles y ecológicas, y eso requeriría medidas tanto del lado de los ingresos como del lado de los gastos”, dijo, añadiendo que cada país tendría que adaptar cuidadosamente sus propias acciones en el frente fiscal.

Gopinath dijo que el FMI todavía estaba estudiando la propuesta de la administración de Joe Biden de elevar el tipo impositivo de las empresas al 28%, pero señaló que la decisión del gobierno anterior en Estados Unidos de bajar el tributo del 35% al 21% en 2017 había tenido menos impacto en la inversión de lo que se esperaba inicialmente.

El presidente Joe Biden dijo el lunes que no había “ninguna evidencia” de que el aumento de la tasa del impuesto de sociedades en siete puntos porcentuales producirá un traslado de las empresas desde Estados Unidos al exterior.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, ha dicho que la tasa impositiva del 28% sería la más baja desde la Segunda Guerra Mundial. 

Fuente: Forbes México

La fallida política migratoria de la Unión Europea


Europa-Permanencias-Voluntarias

“Debemos estar preparados para la próxima pandemia”: Unión Europea


El Covid-19 definitivamente ha cambiado el mundo, por lo tanto, la canciller alemana Angela Merkel, el presidente francés Emmanuel Macron y el presidente español Pedro Sanchez, es una obligación de las naciones prepararse para la próxima emergencia sanitaria.

En una carta y documento político dirigido a la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, los firmantes sostienen que la respuesta mal coordinada de Europa al brote de coronavirus “ha planteado preguntas” sobre la preparación del bloque ante este tipo de amenazas, y subrayan la necesidad de un enfoque común a nivel europeo, especialmente ante una posible segunda ola del covid-19.

En este contexto, los líderes expresan la esperanza de que el documento “sirva de inspiración para debates fructíferos” a nivel europeo sobre cómo “garantizar la preparación de la UE para futuras pandemias”, recoge AFP.

Los mandatarios proponen, asimismo, una serie de medidas destinadas a reforzar la coordinación europea, como el acceso a bases de datos compartidas, la contratación conjunta de suministros básicos o el impulso y la optimización de su producción dentro del bloque comunitario, entre otras.

Estas propuestas -señalan- tienen como objetivo garantizar la resistencia europea a largo plazo ante posibles crisis sanitarias y poner a prueba los sistemas nacionales de salud. Según los firmantes, una preparación conjunta se traduciría en una eficacia mucho mayor que si cada país actúa por separado.

Fuente: Agencia AFP

UE-Covid-Permanencias-Voluntarias

“1000 millones de euros para combatir el Covid-19”: UE


La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado este lunes que la Unión Europea asignará 1.000 millones de euros (unos 1.092 millones de dólares) para financiar los esfuerzos globales del desarrollo de una vacuna contra el coronavirus, recoge Reuters.

“Tenemos que unir fuerzas y juntar nuestro dinero y nuestras mentes para comenzar a trabajar en vacunas, diagnósticos y tratamientos contra el coronavirus”, declaró Ursula von der Leyen durante una conferencia de promesas de contribuciones.

Previamente, el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió que cualquier tratamiento desarrollado esté disponible para todos, algo que la Organización Mundial de la Salud dijo que sería un desafío.

Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, señaló este lunes que su país contribuirá con 500 millones de euros (unos 550 millones de dólares) a una campaña mundial de recaudación de fondos para financiar la investigación sobre una vacuna y tratamientos contra el nuevo coronavirus.

España, a su vez, proporcionará 125 millones de euros (unos 136 millones de dólares) a este fin, según anunció el primer ministro Pedro Sánchez.

El pasado sábado, los casos confirmados de covid-19 en Europa superaron los 1,5 millones. Europa es el continente más afectado por la pandemia, con algo menos de la mitad de todas las infecciones registradas a nivel mundial.

Entre tanto, la economía de la eurozona se contrajo en los primeros tres meses del año debido a la pandemia de coronavirus, que ha obligado a grandes economías a cerrar sus países. Según Eurostat, la agencia de estadísticas de la Unión Europea, el producto interno bruto (PIB) cayó un 3,8% en comparación al primer trimestre del año pasado.

De acuerdo con la estimación preliminar de producción económica de la agencia, se trata de la mayor disminución trimestral desde 1995 y afecta a los 19 países que comparten el euro.

Fuente: BBC mundo

Valla-Melilla-Permanencias-Voluntarias

La valla de Melilla: Entre África y la Unión Europea