Servicio a la comunidad

Están todos invitamos


Editoriales

A la opinión pública


Xalapa, Veracruz a 18 de junio de 2019

Participe en la designación para formar parte del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción de Veracruz, en el reciente proceso llevado a cabo entre mayo y junio del presente año. El resultado estoy seguro será un gran avance en los esfuerzos que tenemos todos los ciudadanos de crear organismos de escrutinio gubernamental y crear las bases necesarias para ejercer, desde muchos aspectos, una presión para que nuestras instituciones funcionen en el marco de la ley y las funciones designadas.

El presente texto de ninguna forma trata de denostar a la persona designada, al contrario, felicito y celebro la participación de las mujeres en la vida pública de Veracruz; tampoco intento desprestigiar a la Comisión, pues hacen un gigantesco esfuerzo sin ningún tipo de remuneración y con un alto compromiso social, atacarlos a ellos o intentar alguna acción judicial -por muchas posibilidades que se tengan de obtener un resultado favorable- significa atacar el sistema y por tanto a la sociedad civil; sin embargo, creo pertinente hacer una revisión a algunas cuestiones que, desde mi punto de vista, salen completamente de la esencia real de una Comisión transparente y legal:

1.    La Comisión fue elegida por la legislatura veracruzana y está integrada por 9 ciudadanos de alto perfil académico (los cuales no estuvieron presentes en su totalidad en las entrevistas, algo que no está estipulado en la convocatoria), quienes a conciencia tienen la encomienda de seleccionar a los integrantes del Comité de Participación Ciudadana (uno de los dos pilares del Sistema Estatal Anticorrupción). En dicha convocatoria existen algunas deficiencias de origen que muestran que el proceso sería poco claro y discrecional, pues, desde la redacción, no existen elementos a calificar.

2.   Al momento de publicarse la lista de aspirantes, existió una omisión de mi persona, por lo que me comunique con un integrante de la comisión siendo añadido de forma extemporánea solamente en la publicación de redes sociales, algo que desafortunadamente carece de toda transparencia y organización del proceso, situación similar sucedió en la depuración de los aspirantes que pasaban a la etapa de entrevistas.

3.     Desde las entrevistas hasta ahora nada se sabe de la publicación de las versiones públicas de los documentos de los participantes y de las deliberaciones que por ley debieron ser públicas, yo las pedí y nunca obtuve respuesta (18, II, c y f de la ley estatal).

4.    El acuerdo de designación no tiene fundamentación ni motivación alguna, requisitos legales mínimos para que todo acto de autoridad sea válido, no se sabe qué calificaron, tampoco se conoce cuáles fueron los criterios de evaluación, ni el puntaje obtenido de cada aspirante, además que carece de las firmas de los integrantes de la Comisión.

Considero que los esfuerzos anticorrupción deben, de principio, estar revestidos de total transparencia y legalidad pues, como lo dije en la entrevista, toda persona e integrante del sistema debe PREDICAR CON EL EJEMPLO, lo cual para decepción propia no sucedió, la designación no fue apegada a la legislación ni transparente, algo que sale completamente de la esencia de la comisión y la razón de su creación.

Considero que las cosas se deben hacer bien desde el principio, pues no se puede exigir lo que no se da y para exigirle al poder público transparencia, eficacia y racionalidad, hay que primero proporcionarlo. De ninguna otra forma se sumará la sociedad a algo en lo que no cree.

Todo lo que pudiera colaborar en la lucha anticorrupción (todos la padecemos) lo haré dentro o fuera del sistema, con el objetivo de buscar una mejor vida en Veracruz para nosotros y nuestros hijos.

Juan Manuel Herrera Sosa

poder-judicial-permanencias-voluntarias
Editoriales

Justicia injusta en Veracruz Por Juan Manuel Herrera Sosa


Es fácil señalar una institución de corrupta sin tener pruebas, más cuando existen en el ánimo social profundos sentimientos de coraje resultado de años de injusticias, abusos y atropellos a los derechos más fundamentales de la gente.

Sin embargo, cuando una institución, en este caso el Poder Judicial del Estado, es lento, caro e ineficiente, por decir lo menos, existen sospechas fundadas de que las cosas no están siendo como deberían, CORRUPCIÓN no sólo significa robarse el dinero público, sino también dejar de conducirse como las leyes señalan o anteponer intereses personales por encima de los públicos.

¿En qué ha beneficiado el Poder Judicial del Estado al mejoramiento de las condiciones de vida de los veracruzanos?, generalmente y salvo casos muy concretos, a nada, es más, cuando tienen la oportunidad de consolidarse como un poder independiente, que en ideas del filósofo alemán Lowenstein- efectivamente sea el contrapeso necesario para el equilibrio político del Estado, parecen más inclinados a prestarse a la complicidad.

Esto viene a colación por lo recién sucedido sobre ex servidores públicos que obtuvieron libertad condicional para seguir sus procesos desde la comodidad de sus mansiones, yates, hoteles de lujo y demás… ¿qué hace a una jueza cambiar su criterio de forma tan radical sobre el mismo asunto? ¿Por qué hoy lo que es blanco mañana se convierte en negro? Para mí, no tiene otra explicación a que se presta a intereses bastante cuestionables, y más cuando en medio hay un cambio titular en el Poder Ejecutivo, se ve mal y se entiende peor, prestar la justicia a intereses políticos y prestarse a componendas sólo denigra la institución y afecta a la sociedad.

Otra vez sólo nos quedamos viendo cómo allá arriba, ellos, todo lo pueden y nada lo deben, es insultante que se les abra la puerta de par en par y verlos salir de la cárcel así, a carcajadas, desfachatez absoluta cuando dispusieron del dinero público como su alcancía personal y dejaron de hacer para lo que fueron elegidos, ¿qué le demuestra el Poder Judicial del Estado a la sociedad? que es más fácil obtener beneficios indebidos y fáciles sin responsabilidad posterior que trabajar con base en el esfuerzo legal y ético, siempre observando la ley, como siempre el gran problema de nuestro estado y de nuestro país, la IMPUNIDAD.

Imagínese ganar 150 mil pesos al mes, más de 30 veces el salario promedio para la población ocupada en el Estado de Veracruz, según cifras de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social Federal, pues eso es lo que ganan los señores Magistrados -sin meternos a negocios ilegales que se hacen en Presidencia con adjudicación de contratos y en algunas ponencias con ventas de resoluciones- y entregan estos resultados, insultante e injusto, basta darse una vuelta por cualquier restaurante de lujo a las 11 de la mañana en Xalapa y encontrárselos desayunando como reyes o a las 4 de la tarde en sus oficinas sin señal mínima de su existencia, pero eso sí, con miles de expedientes de rezago, sus vales de comida y gasolina siempre al día y sus bonos por su “compromiso” y trabajo al día, claro está, no puede generalizarse, pues existen muy honrosas excepciones principalmente de la vieja guardia que son todo un ejemplo a seguir, ahí están las consecuencias de haber designado a la novia o al compadre al frente de una magistratura. Habría que preguntarle a un campesino cortador de caña de la cuenca o a un pescador de los puertos del norte de Veracruz que sólo ganan para subsistir ¿qué piensan al respecto? O no vayamos tan lejos, al mismo personal de apoyo de los juzgados, Consejo de la Judicatura y del Tribunal Superior, oficiales, secretarios, actuarios, personal de apoyo administrativo, que en ocasiones tienen que hasta poner de su bolsa además de trabajar sin descanso para sostener las condiciones de vida de los altos mandos, ellos, son los verdaderos artífices de que exista algo de impartición de justicia en Veracruz, y aun así son abusados y perseguidos, imaginar que tienes una vida de servicio en la institución y por cambio del titular vas para afuera porque el señor requiere espacios para “acomodar” a su gente, indignante.

Cuando los titulares integrantes del Poder Judicial del Estado entiendan que son servidores públicos y que no hay que ser un Doctor en Astrofísica para entender que esto significa servir a la sociedad, puede que las condiciones en que la justicia se administra en Veracruz cambien para bien, obtener una sentencia y que se cumpla debe dejar de ser un viacrucis.
Hay que recordar que comer saludable, obtener educación y servicios médicos de calidad, así como tener trabajo y hogar digno -por decir lo básico-, son derechos reconocidos no sólo en nuestra Constitución, sino en tratados internacionales suscritos por México, un buen gobierno y la obtención de justicia completa, también lo son, los jueces y magistrados no nos harían ningún favor en hacer su trabajo bien, de buenas y apegados a la ley. Es sencillo, el artículo 17 de nuestra Constitución Federal señala que toda persona tiene derecho a que se le administre justicia mediante tribunales creados para tal fin y que la justicia debe ser pronta, completa e imparcial, además de gratuita, ¿qué esperan?
Basta de los salarios y jornadas de rey, basta de privilegios sin sentido, basta de prestarse a intereses con tal de obtener prebendas, basta ponerse a modo del Ejecutivo del periodo, basta de atropellar a las personas que en realidad sacan el trabajo adelante, la sociedad estamos hartos de ellos y para muestra los cambios recientes en nuestros gobernantes (a quienes también estamos observando).

El día que en Veracruz los servidores del Poder Judicial se comprometan a servir a la sociedad, estoy seguro que la cara de la institución cambiará y los resultados se harán concretos y tangibles, es necesario recuperar la confianza del Poder Judicial para la sociedad.

violencia-en-mexico-Permanencias-Voluntarias
Noticias

“En Veracruz vivimos con miedo”: Ricardo Ahued


Noticias

“Seguridad en Veracruz, mi compromiso”: AMLO


Estabilizar el país en materia de seguridad aún aguardará algún tiempo, porque la inercia que dejaron los pasados gobiernos en donde había complicidad de autoridades y la delincuencia organizada llevaron al país a una situación lamentable de conflicto y de crisis, sostuvo Andrés Manuel López Obrador, pero advirtió que va a garantizar “la paz en Veracruz,  es mi compromiso como presidente de la República”.

El mandatario realizó este lunes su habitual conferencia de las mañanas en el puerto de Veracruz. Lamentó la masacre del viernes pasado en Minatitlán y anunció que irá a esa ciudad el próximo fin de semana.

Al ser cuestionado sobre las falta de un pronunciamiento público de inmediato tras la masacre de Minatitlan, López Obrador dijo que desde el momento de los hechos la Secretaría de Seguridad Pública atendió el caso y se pronunció al respecto.

“Lo que pasa es que la prensa fifí, que los conozco, aunque se disfracen, me andan cucando. Querían que nos metiéramos en eso. Puse un Twitter sobre el Sermón de la Montaña y eso también los tenía muy molestos. También les molestó mucho más el de los hipócritas, porque la doctrina de los conservadores es la hipocresía. Querían que yo dijera eso, pero yo soy dueño de mi silencio y no voy a ser rehén de nadie, pero estábamos atendiendo el problema”, señaló.

Cuestionado con insistencia sobre las acciones inmediatas para enfrentar la ola de violencia en el país, el mandatario ratificó que el eje de la estrategia son los programas sociales que permitan retirarle base de población a la delincuencia al ofrecerle alternativas de estudio y empleo a los jóvenes.

En paralelo, con la creación de la Guardia Nacional, dijo, se eliminará la indefensión . “Era una gran irresponsabilidad de las autoridad el no tener elementos para darle seguridad pública a la población, porque solo existían las policías estatales y municipales” mál equipadas.

Además, dijo, ya no existirá esa complicidad entre autoridades y la delincuencia, que se registraba mucho en los pasados gobiernos. Por eso “a pesar de lo arraigado de este mal, de que dejaron pasar mucho tiempo”, se va a poder resolver el problema”.

En seis meses, “este año”,  estarán operando esas acciones y en ese lapso comenzarán a tener su efecto, estimó el presidente.

Consultado sobre posibilidad de que refuerce su seguridad tras la nueva amenaza que un cartel del Bajío le hizo para que retirara las corporaciones militares y policías, López Obrador respondió con un “no” tajante. “El que lucha por la justicia no tiene nada que temer”.

“Tengo miedo como todos los seres humanos pero no soy cobarde. La transformación va y no voy a dar un paso atrás ni siquiera para tomar impulso”, señaló.

“Imagínense, tantos años de lucha para llegar a la Presidencia y hacer lo mismo que los gobernantes corruptos, de los responsables de la tragedia nacional. No. Llegamos para transformar y ofrecemos disculpas por las molestias que genera la transformación”, dijo el presidente.

Ante recurrentes cuestionamientos sobre la inseguridad, el mandatario arremetió contra sus críticos: “Los que callaban como momias cuando el país se convirtió en un cementerio, ahora gritan como pregoneros de que hay violencia y que no se detiene. Tienen razón, pero estamos seguros de que vamos a cambiar las cosas por el bien de todos los mexicanos”.

Reiteró el apoyo al gobernado Cuitláhuac García, aludiendo a la honestidad con que gobierna en la entidad. “Nada que ver con otros gobernadores que había en Veracruz, daban miedo. Eran como personajes de terror. Eso ya no existe”.

Fuente: La Jornada

 

minatitlan-veracruz
Noticias

Minatitlán: La cuna de la violencia


Texto original por Nayeli Roldán y Gonzalo Ortuño (Animal Político)

Los pobladores de Minatitlán, un municipio al sur de Veracruz, aprendieron a festejar en discreción. Cambiaron las fiestas multitudinarias por pequeñas reuniones y la vida nocturna fue disminuyendo con el cierre de antros y bares, porque ya habían ocurrido asesinatos o secuestros en su interior y todos lo sabían, dice una joven del lugar.

Este viernes 19 de abril, una familia festejaba un cumpleaños en La Potra, una palapa en la colonia Obrera que servía como salón de fiestas, muy cerca de la refinería del municipio. Por la noche, ya con los últimos invitados, hombres armados irrumpieron y acribillaron a 13 personas, el más pequeño, un bebé de 1 año de edad.

Aún sin que la autoridad estatal haya esclarecido el móvil ni aprehendido a los responsables, familiares de víctimas han reconocido los cuerpos y otros se encuentran cuidando a los sobrevivientes en los hospitales.

Este es el acto más violento que los habitantes han sufrido, pero en los últimos años han vivido en carne propia lo que el gobierno sólo sabe en estadística. En este municipio que vive entre el “rezago bajo”, según las mediciones de pobreza,  y la “prosperidad” de Pemex con la refinería General Lázaro Cárdenas de Minatitlán, una de las más grandes de Latinoamérica, ha aumentado la violencia.

En Minatitlán, con apenas 157 mil 393 habitantes, ocurrieron en 2015 un total de 44 homicidios, de los cuales 12 fueron con arma de fuego; eso representó una tasa de 0.27%. El siguiente año disminuyó a 40 el número de homicidios.

En 2017 hubo el número más alto: 146 homicidios, y de ellos 70 fueron perpetrados con arma de fuego, lo que significó una tasa de 0.92%. Para 2018, hubo 84 homicidios y sólo en los primeros tres meses de 2019 se han registrado 20.

Esto significa que entre 2015 y 2018, el número de homicidios registró un aumento de 90%. Aunque si se compara 2015 con el año más violento registrado en el municipio, el aumento asciende a 230%.

Ese es el delito de alto impacto de mayor incremento, toda vez que los secuestros, por ejemplo, pasaron de 14 en 2015 a 16 en el año siguiente; 12 en 2017 y ni uno en 2018, mientras que en 2019 han ocurrido dos. Aunque se trata de la incidencia delictiva registrada ante la autoridad, pero sobre todo en este delito existe cifra negra.

Por eso no fue en vano que, desde enero pasado, Minatitlán fuera una de las 18 regiones de Veracruz considerada como de “alto riesgo de violencia”, según el plan de seguridad del presidente Andrés Manuel López Obrador, en el cual se ubicaron 266 regiones o coordinaciones territoriales en las que el gobierno federal pretende desplegar la Guardia Nacional.

De hecho Veracruz es la segunda entidad con el mayor número de municipios en foco rojo, sólo superado por el Estado de México. Además de Minatitlán, las localidades de Veracruz, considerados de “alto riesgo” son Coatzacoalcos, Córdoba, Orizaba, el puerto de Veracruz, Xalapa y Cosamaloapan.

Minatitlán además tiene la refinería que distribuye combustible hacia la Ciudad de México a través de uno de los ductos con mayores pérdidas en el país, y que atraviesa 90 municipios entre Veracruz, Puebla, Tlaxcala, Estado de México y la capital.

 

Editoriales

“Cuitláhuac no gobierna” por Lourdes Mendoza


Alguien le debería decir al góber de Veracruz, Cuitláhuac García, que ya terminó la campaña y que ya casi tiene 4 meses en la gubernatura. El morenista se enfoca más en señalar a sus antecesores que en enfrentar los problemas de la entidad, no sólo los de corrupción, sino los de salud, educación, derechos humanos y ni qué decir de la inseguridad. El desastre en el estado se puede entender tras saber que en las secretarías de Educación y Salud nombró a personajes señalados por presunto nepotismo. Que en la de Seguridad Pública designó a Hugo Gutiérrez Maldonado, quien fue destituido el 1 de noviembre de 2016 como director del Centro de Operaciones Estratégicas de la Procuraduría de Justicia de Nuevo León, por presuntos actos de extorsión de policías ministeriales a su cargo, en agravio de un empresario. ¡Quihúboles!

Por lo cual no sorprende que hoy en día, 1 de cada 3 secuestros del país se produzcan en este estado y que los feminicidios hayan crecido exponencialmente. Ah, y mientras esto sucede, el góber no sólo promociona su Festival de Salsa, sino que se da tiempo para visitar un avión americano que aterrizó en su estado. ¡Así como lo está leyendo! Además, súmenle que la entidad tiene aún muy abierta la herida provocada por el desfalco que hizo Javier Duarte. Leído lo anterior, cabe la pregunta: góber, ¿y para cuándo comienza a trabajar?

Ah, como cereza del pastel les cuento que tiene como tuit fijado un video en el que AMLO pide que voten por él, pero… qué no los tiempos de campaña ¡ya fueron!

Así fue como Luis Barrios, de City Express y presidente de la Asociación Nacional de Cadenas Hoteleras, le pidió al presidente que se destinen recursos para la promoción turística. Y es que más allá de que México haya descendido en el ranking entre los países más visitados del mundo en 2018, sigue cayendo el tráfico de turistas de EU y Canadá que están prefiriendo otros destinos del Caribe. Este mercado representa casi el 70 por ciento de los visitantes internacionales. José Manuel López Campos, presidente de Concanaco Servytur, propuso la creación de un fideicomiso privado con participación del gobierno para no detener la promoción de la marca México. Lo cierto es que a cuatro meses de haber arrancado el gobierno, y casi seis de haberse tomado esta decisión de cerrar el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), el empresariado turístico apenas presentó una propuesta concreta que aún no ha sido aceptada. Será por eso que no fue al tianguis Pablo Azcárraga, del Consejo Nacional Empresarial Turístico. Es pregunta.

El aplausómetro ‘más tú las traes’ de este año fue para el gobernador anfitrión, Héctor Astudillo, pero no crea que fue por sus resultados o que fue espontáneo, sino porque llevó porra. El que menos sonrisas levantó fue el secretario de Turismo, Miguel Torruco, que sigue insistiendo en que la promoción turística es elevar la calidad de vida de las zonas periféricas donde viven muchos de los empleados del sector, y por otro lado disminuir la inseguridad.

Tanta mala vibra sintió, que el presidente López Obrador tuvo que hacerle un cariño en su discurso diciendo que Torruco lo representa a la perfección en su visión del sector. Con excepción de la familia del secretario –que estaba en primera fila– y algunos gobernadores, nadie más aplaudió. Dos empresarios que salieron muy contentos porque fueron reconocidos por el presidente fueron Daniel Chávez, de Grupo Vidanta, y Juan Antonio Hernández, de Mundo Imperial. Así como Miguel Alemán Velasco, por ser uno de los precursores del turismo.

En esta ocasión, la tradicional comida de los Capitanes de la Industria fue ofrecida en un salón interior de Mundo Imperial, con una decoración y luces que parecían más bien del Baby’O, pero con la orquesta sinfónica de Acapulco incluida. ¡Imagine la combinación! Se sirvió un ceviche de róbalo, clam chowder, short rib y filete de huachinango y cheesecake de maracuyá. Ah, y para los que pensaban que no habría vino, hubo y bastante, incluyendo coctelería. A reserva de revisar los números finales, no se estima que haya sido un éxito esta edición del tianguis, aun y cuando el presidente López Obrador diga que para el turismo, como México no hay dos.

No se pierdan el viernes la crónica de los stands del tianguis…