“Con la frente al alto” por Qucho Monero


instagram-permanencias-voluntarias

Yalitza: ¿Qué sigue?


¡Yalitza Aparicio brilló!…¿Sabes cómo?


La noche del domingo la actriz Yalitza Aparicio desfiló por la alfombra roja de la 76 entrega de los Globos de Oro y lució un vestido de Miu Miu, la casa de modas italiana fundada por Prada.

Solo hicieron falta un par de minutos para que recibiera un sinfín de críticas a través de redes sociales, en donde señalaban su disgusto por el ‘look’ con el que la actriz oaxaqueña se presentó a los Golden Globes.

¿Pero qué guarda el vestido? La estilista Sophie Lopez compartió en su cuenta de Instagram una fotografía de la ‘prota’ de Roma, película de Alfonso Cuarón, luciendo ‘en vivo y a todo color’ la prenda de la firma Miu Miu.

La colección Ready to wear incluye vestidos con el mismo tipo de escote que lució Yalitza.

Vogue México abrió el año con Yalitza Aparicio en su portada meses después de que la mexicana posara vestida con ropa Gucci.

Originaria de Tlaxiaco, Oaxaca, esta joven de 25 años ha conquistado los aplausos y los corazones de México y el mundo gracias a su actuación en Roma.

Roma: La conmovedora historia de un México real


“Roma se convierte por momentos en un poema entre la luz y los personajes; un poema que tiene un gran mensaje social”

Movie Box Magazine.

“Cuarón da en el clavo, la cinta tiene ese balance necesario para una tarde de sábado. Su carga social, su estreno como director de fotografía, su increíble viaje a la nostalgia la colocan como un clásico del cine mexicano”

Edel López Olán – Permanencias Voluntarias”

tres-estrellas-permanencias-voluntarias

Cuando “La forma del agua” de Guillermo del Toro salió a la luz, muchas voces se levantaron sobre lo “ilógico” de la historia: Un Dios reptil y una mujer humana se enamoran. Sí , así como usted lo lee, lo iluso del argumento de marketing dejó de lado el interesante mensaje social que coexistía alrededor de una pareja sui generis, pero que insidia directamente en el drama estructural de la película.

Con Roma ocurre algo parecido.

Alfonso-Cuaron-permanencias-voluntarias

Alfonso Cuarón, ganador del Oscar por la cinta Gravity, imprimió en toda la cinta una crítica social a una realidad que el vivió en carne propia. Cuarón (que en muchas ocasiones apuntó que la cinta llegaba a ser autobiográfica) matiza los desplantes de una sociedad dispar que centra su vida y logística en una chica de servicio y piedra angular en el balance familiar setentero. Apoyado en una gran fotografía, la cinta desdobla la vida de desventuras de Cleo, una joven extraída de su comunidad para trabajar como personal de servicio en una casa en el otrora Distrito Federal. La protagonista (encarnada por Yalitza Aparicio) camina de una forma muy sutil entre su vida personal, el abuso laboral por parte de los miembros de la familia y esa interesante interacción por momentos compasiva, por momentos irónica, por muchos momentos, extraña.

La fotografía es uno de los primeros lujos de la cinta que en muchas ocasiones te separa de lo lento de las actuaciones y lo plano de una historia que nunca cae, que tiene pocos momentos de sorpresa y un alto grado de nostalgia y dolor.

La representación del “Halconazo” es uno de los factores que le dan a la métrica ese toque perfecto para convertirse en una cinta de crítica social e histórica. La forma en como se representa el entrenamiento de “Los Halcones” por parte del ejercito y la CIA, convergen en esa realidad histórica que hoy se convierte en uno de los pasajes más oscuros de la realidad mexicana.

Roma es una película extraordinaria que sale por completo del estereotipo del actual cine mexicano donde, debido a su experiencia, Cuarón da en el clavo, pues la cinta tiene ese balance necesario para una tarde de sábado. Su carga social, su increíble estreno como director de fotografía y su increíble viaje a la nostalgia, la colocan como un clásico del cine mexicano.

México: Lugar de talento y racismo