sustancias-en-el-cigarrillo

En honor al Mes Nacional de Prevención de los Defectos de Nacimiento, haga un PACTO para estar sana —física y mentalmente— antes de quedar embarazada y durante el embarazo para aumentar sus probabilidades de tener un bebé sano.

Las mujeres pueden reducir el riesgo de que su bebé nazca con un defecto de nacimiento al tomar algunas medidas básicas de salud durante su edad fértil. Esto es importante porque muchos defectos de nacimiento se producen en las primeras etapas del embarazo, a veces incluso antes de que la mujer sepa que está embarazada. Este año, en el Mes Nacional de Prevención de Defectos de Nacimiento, animamos a todas las mujeres y sus seres queridos a hacer un PACTO para la prevención que implica:

Planear con anticipación.
Evitar las sustancias nocivas.
Elegir un estilo de vida saludable.
Hablar con su proveedor de atención médica

Esta semana centramos nuestra atención en evitar sustancias nocivas.

Evite las sustancias nocivas en la casa y en el trabajo

La mayoría de las mujeres puede seguir en su trabajo durante el embarazo. Sin embargo, algunos trabajos implican exposiciones que son nocivas para las mujeres embarazadas o que están amamantando, o han sido asociadas a defectos de nacimiento y desenlaces deficientes del embarazo. Si está embarazada o planea quedar embarazada, reducir estas exposiciones antes del embarazo y durante este puede ayudar a aumentar las probabilidades de que tenga un bebé sano. También es importante proteger su casa y su familia de las sustancias químicas que tanto usted como los otros miembros de su familia podrían traer del trabajo.

Aun cuando su trabajo implique algunos peligros, hay cosas que puede hacer para protegerse:

  • Pregunte sobre los peligros en su lugar de trabajo. Usted tiene derecho por ley a recibir información sobre los peligros en su lugar de trabajo.
  • Protéjase de las exposiciones, al usar los equipos de protección correctamente y al seguir las mejores prácticas de seguridad.
  • Comparta información* sobre su trabajo con su médico.
  • Infórmese sobre cómo evitar traer peligros a la casa* en la piel, la ropa y los zapatos.
  • Busque información sobre determinadas exposiciones y temas de salud en el lugar de trabajo, incluso cómo puede ayudar el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional (NIOSH) de los CDC.

Para obtener más información sobre la salud reproductiva y el lugar de trabajo, visite http://www.cdc.gov/spanish/niosh/topics/reprod/reprod.html

Además de evitar exposiciones nocivas en el trabajo, evitar otras sustancias como el alcohol o fumar puede mejorar las probabilidades de que tenga un bebé sano.

Evite beber alcohol en todo momento durante el embarazo

Cuando una mujer embarazada toma alcohol, también lo hace su bebé. El alcohol que hay en la sangre de la madre pasa al bebé a través del cordón umbilical. No hay una cantidad segura de alcohol que usted pueda tomar durante el embarazo o mientras esté tratando de quedar embarazada. Tampoco hay un momento durante el embarazo en el que sea seguro beber alcohol. Todos los tipos de alcohol son igualmente dañinos, incluso todos los vinos y la cerveza. Beber alcohol durante el embarazo puede causar aborto espontáneo, muerte fetal y una variedad de discapacidades físicas, intelectuales y del comportamiento para toda la vida. Estas discapacidades se conocen como trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF). El mejor consejo es dejar de beber alcohol cuando comience a intentar quedar embarazada.

Aprenda más sobre el consumo de alcohol y el embarazo »

Evite fumar

Algunos de los peligros de fumar durante el embarazo incluyen parto prematuro, muerte fetal y síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL).* Además, en el Informe de la Dirección General de Servicios de Salud del 2014* se confirma que fumar en las primeras etapas del embarazo puede causar hendiduras orofaciales en los bebés. Las hendiduras orofaciales son defectos de nacimiento que ocurren en las primeras etapas del embarazo, por lo tanto dejar de fumar antes de quedar embarazada es lo mejor. Dejar de fumar puede ser difícil, pero es una de las mejores maneras en que puede protegerse y proteger la salud de su bebé. Para obtener más información sobre el tabaquismo durante el embarazo y cómo este puede dañar su salud y la salud de su bebé, visite http://www.cdc.gov/reproductivehealth/TobaccoUsePregnancy/index.htm*

Actividades de los CDC: Defectos de nacimiento

Los CDC trabajan para identificar las causas de los defectos de nacimiento, encontrar oportunidades para prevenirlos y mejorar la salud de aquellos que viven con estas afecciones.

  • Seguimiento: Es importante hacer un seguimiento preciso de los defectos de nacimiento para prevenirlos. Los CDC patrocinan a 14 estados para el seguimiento de defectos de nacimiento graves con métodos basados en la población. Los sistemas estatales utilizan los datos del seguimiento basado en la población para ayudar a orientar las actividades de prevención de defectos de nacimiento y remitir a los niños afectados a los servicios necesarios.
  • Investigaciones: Los CDC financian los Centros de Investigación y Prevención de Defectos Congénitos,* que colaboran con estudios a gran escala como el Estudio Nacional de Prevención de Defectos de Nacimiento (nacimientos de 1997 a 2011) y el Estudio sobre Defectos de Nacimiento para Evaluar las Exposiciones durante el Embarazo,* también llamado BD-STEPS, por sus siglas en inglés, (comenzó en el 2014). Estos estudios intentan identificar lo que podría aumentar o reducir el riesgo de tener un bebé con un defecto de nacimiento. Otras investigaciones de los CDC se centran en el uso de servicios de salud y los costos asociados a los defectos de nacimiento, que son consideraciones importantes para ayudar a los niños con defectos de nacimiento a alcanzar su máximo potencial.
  • Prevención: Los CDC y sus socios pueden usar lo que aprenden a través de la investigación para prevenir defectos de nacimiento.
    • Ácido fólico: Aprendimos hace tiempo que consumir ácido fólico antes del embarazo y durante las primeras semanas reduce en gran medida el riesgo de defectos de nacimiento graves en el cerebro y la columna vertebral (como por ejemplo, espina bífida y anencefalia). Una norma de 1996 para agregar ácido fólico a muchos alimentos ayuda a prevenir muchos de estos defectos de nacimiento.
    • Cuidados antes de la concepción: Los CDC y sus socios trabajan también para educar a las mujeres sobre la importancia de su salud antes de la concepción, mediante una campaña llamada Quiérete (Show Your Love).
  • Mejorar la vida de las personas con defectos de nacimiento: Los bebés que tienen defectos de nacimiento a menudo necesitan cuidados y tratamientos especiales para sobrevivir y desarrollarse bien. Los sistemas de seguimiento de defectos de nacimiento proporcionan una manera de identificar a los niños afectados y remitirlos a los servicios que necesitan lo antes posible. La intervención temprana (el tratamiento de los retrasos del desarrollo físico, intelectual, de la comunicación, socioemocional y de la adaptación) es vital para mejorar los resultados de los bebés nacidos con un defecto de nacimiento.

Fuente: CDC