En todo film, por más serio que sea, encontraremos un sin número de fallas técnicas y olvidos de guión, en muchos, este tipo de cuestiones se convierten en algo sorprendente, en otras, como Deadpool, pueden ser bastante entretenidas.