En un mundo donde los animales sienten nostalgia, pasiones y deseo, donde son conscientes de que pensar es existir -a la manera de los hombres-, la cacería no puede menos que ser considerada asesinato y el amor interespecie ha perdido por completo su inocencia. En medio de toda esa animalidad racional, sometida y condenada a ocupar los escaños menos privilegiados del orden social, Érik y Karla viven como se supone que lo hacen las personas, aunque a veces sus pensamientos, obras y omisiones demuestren que la gente suele ser más despiadada que las bestias. Como sucede en las mejores fábulas, los animales de La cacería se vuelven un espejo de la sociedad contemporánea, pero un espejo mágico que refleja con un brillo deslumbrante todo eso que normalmente no podemos –o no queremos- ver.

Sinopsis: Gandhi

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s