Mexico de pie…¡Siempre!

Un rapidín por Edel López Olán.

En el 2007 tuve la desafortunada oportunidad de vivir la fuerza de la naturaleza cuando laboraba en Gutierrez Zamora. Ahí, me di cuenta del poder de la naturaleza, y el respeto que debemos tener ante sus embates y poder destructivo. También, como siempre en este país, fui testigo del poder destructivo del aparato político.

Autoridades cómplices en su hambre de poder, se aliaron para utilizar los recursos enviados para los damnificados, como un botín político que vive en la memoria de muchas personas que vivimos tales actos de carroña política y que hoy, aún recordamos la famosa premisa de: “Son órdenes de arriba” en una inevitable hambre de poder y un triste sentido común.

Pero también, se pudo observar, de una forma heroica ese pundonor y pasión que muchas personas colocaron para salvaguardar lo poco que les había dejado el huracán. La unión de la gente sustentó lo más importante en este mundo: la ayuda entre nosotros. En un momento donde la palmada en el hombro, un abrazo, un simple gesto es lo más importante.

Hoy, nuestros hermanos en Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Veracruz, se encuentran en desgracia; nuestra obligación moral y civil es levantar la mano para ayudarlos en lo mínimo para que puedan sobrevivir a este tipo de acontecimientos. Una lata de atún. Una botella de agua. Ropa. Dinero. Especie. Todo, hoy, es necesario para qué estás personas salgan adelante de una tragedia que asoló el país, nuestra memoria, nuestra consciencia.

Hoy, debemos ayudarlos a salir adelante. Hoy, más que nunca, debemos demostrar que MÉXICO ESTÁ DE PIE y firme en nuestras convicciones de ayudar, y si tú, mexicano, eres de los que piensa que todo es MUCHO DRAMA, hazte un lado y deja pasar a los que en realidad quieren apoyar.

Hoy son ellos, mañana, podemos ser nosotros.

¡ES MOMENTO DE AYUDAR!

Hasta la próxima.

Anuncios