En el último mes diversos Estados de la República han sufrido los embates de dos movimientos sísmicos de gran magnitud, siendo la Ciudad de México una de las zonas más afectadas.

Treinta y dos años después de aquel sismo que devastó la metrópoli en 1985, las historias de la gente en la ciudad se vuelven a repetir: Colonias severamente destrozadas, miles de escombros, cientos de edificios en espera de ser derrumbados y los más trágico, Miles de personas que de la noche a la mañana lo han perdido todo.

Entre las calles es posible respirar dos aromas: el primero es una esencia de dolor y tristeza; ver deambular a tantas personas que se quedaron sin hogar y, principalmente, que sufren el luto de sus seres queridos… Contar esta historia me llena de un sentimiento de amargura.

Pero, a su vez, en el ambiente hay otro aroma que es mucho más fuerte y más profundo: Es la esencia de la enorme ayuda solidaria de millones de mexicanos que en cuestión de minutos se convirtieron en rescatistas, voluntarios y brigadistas para socorrer a los demás, sin importar prejuicios, raza, genero, religión, nivel socio económico o cualquier otra distinción social.

Como consultora en imagen, hay una señal que me llama poderosamente la atención: Un brazo levantado con la mano empuñada. Ésta es la forma en que los rescatistas piden silencio. Pero no es un silencio cualquiera, se trata de un vacío, un pequeño hueco en medio del estruendoso ruido de esta enorme ciudad para encontrar señales de vida.

En todos los años que llevo trabajando en esta profesión, nunca había visto que un puño cerrado tuviera el significado que hoy tiene para nuestro país.

Es bien sabido que como mexicanos tenemos una mala (y equivocada) fama internacional. La percepción del mexicano en el extranjero resulta ser de un tipo “narcotraficante, criminal, ladrón, drogadicto y hasta violador”.

Incluso entre los propios connacionales, existen estos conceptos erróneos de que: “el mexicano no ayuda”, “Que el que no tranza no avanza”, “que no es por ser malinchista, pero los mexicanos son…”

Hoy en día, como hace 32 años, las historias en la ciudad nos muestran la verdadera esencia del mexicano. Como muestra están las redes sociales que han explotado con el hashtag #FuerzaMéxico y cientos de empresas, marcas, líderes de opinión, deportistas, artistas y presidentes de otras naciones que lo han retomado para hablar de México como una nación unida, a pesar de los embates de la naturaleza. Es gracias a este sentimiento de solidaridad y de esperanza que muchos mexicanos están de pie.

Son millones de jóvenes los que salieron a tomar las calles y confío en que se quedarán ahí, ayudando, hombro con hombro, entendiendo la necesidad de ayudarse para salir adelante. La reacción de los mexicanos a los embates de dos enormes sismos en menos de un mes se tradujo en una increíble muestra de solidaridad, arriesgando sus vidas por salvar la de otros.

Existe un branding de México como país que todos amamos, que refleja la diversidad cultural, tradiciones, lugares asombrosos y hasta la increíble riqueza gastronómica de pueblos mágicos. Pero, ¿qué hay del branding personal de los mexicanos?, ¿Somos todo lo negativo que se dice de nosotros o somos este otro México, esperanzador, unido y solidario?

Una señal, un puño arriba, nos hermana y nos recuerda que somos más los buenos que los malos, son más los mexicanos en pie de lucha que los derrotados; incluso, pasando fronteras, son más los países que vienen dispuestos a quitar ladrillos que a construir muros.

En definitiva, todos los connacionales necesitamos redefinir nuestro branding (y no como país, sino como personas), mostrar al mundo la nación que realmente somos. Por esa razón #FuerzaMéxico se ha convertido algo tan emblemático, una muestra del brandig que los mexicanos necesitamos.

Texto original por Carolina Bajar (Merca2.0)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s