Recuerdo la primera vez. Esa primera vez que una sola palabra se convirtió en sonrisa.  Ese primer momento donde la complicidad de nuestros ojos se fugo al deseo.

Recuerdo la primera vez. Donde por primera vez sonreí al saber de ti.

Recuerdo esa primera vez. Cuando tú, con toda esa  energía, convertiste mi mundo en un espacio indescriptible.

Esa primera vez, donde un corazón, un pequeño símbolo, marcó toda mi existencia.

Edel López Olán.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s