“Los premios sólo importan cuando los ganas”, dijo el cineasta mexicano Guillermo del Toro cuando presentó en el Festival Internacional de Cine de Morelia su más reciente filme La forma del agua, el cual esta noche es el gran favorito en la ceremonia 75 de los Globos de Oro, que entrega anualmente la Prensa Extranjera de Hollywood.

“Los premios son bien importantes conforme hagas películas, para mí el premio principal es que exista la película. Soy devoto a un género que manejo de manera poco convencional, que conlleva expectativas buenas y malas, y estoy acostumbrado a que a veces sucede y a veces no”, dijo en esa conferencia de prensa, donde se vio la cinta por primera vez en tierras mexicanas.

La forma del agua es la historia de Elisa (Sally Hawkins), una joven muda que en el año de 1962 trabajaba como conserje en un laboratorio de Estados Unidos, en el marco de la Guerra Fría. El lugar es dirigido por Strickland (Michael Shannon), quien ha traído desde el Amazonas a una criatura con la cual experimentar, con la idea de sacar ventaja de Rusia. Él lo llama un monstruo, pero ese hombre anfibio es para Elisa la prueba más contundente del significado del amor.

Este filme lidera la lista de nominados al tener siete aspiraciones a las estatuillas doradas entre las que destacan los de Mejor Película de Drama y Mejor Director, con lo que podría sumarse al selecto grupo de mexicanos que han sido premiados por los Globos de Oro a lo largo de la historia conformado por Gabriel Figueroa, Mario Moreno Cantinflas, Katy Jurado, Ismael Rodríguez, Alfonso Cuarón, Alejandro González Iñárritu y Gael García Bernal.

Selecto grupo. La primera aparición de un trabajo fílmico nacional que participó en los Globos de Oro ocurrió en 1949, tan sólo cinco años después de la primera entrega. En esa ocasión, Gabriel Figueroa obtuvo el primer Globo de Oro para México en la categoría de Mejor Fotografía por su trabajo en el filme La perla, que dirigió Emilio El Indio Fernández.

Posteriormente en 1953, la actriz Katy Jurado conquistó la estatuilla en la categoría de Mejor Actriz de Reparto por su trabajo en Solo ante el peligro, de Fred Zinnemann, en una edición en la que también fue nominada a promesa de la actuación. En ese western la mexicana compartió reparto con actores de la talla de Gary Cooper y Grace Kelly. Jurado superó en esa ocasión a Gloria Grahame, de la cinta Cautivos del mal, y a Mildred Dunnock, de ­¡Viva Zapata!.

Para 1957 tocó el turno al actor Mario Moreno Cantinflas, quien también se alzó con el premio pero en la categoría de Mejor Actor Protagónico como resultado de su trabajo en el aclamado filme La vuelta al mundo en 80 días, de Michael Anderson. Cantinflas pasó por encima de actores como Marlon Brando y Glen Ford, quienes competían por la cinta La taza de té de la luna de agosto; Yul Brinner, de El rey y yo, y Danny Kaye, que participó por The court jester. Tres años más tarde sería nominado por la cinta Pepe, sin éxito.

Un año más tarde la cinta ­Tizoc, protagonizada por Pedro Infante y María Félix, y dirigida por Ismael Rodríguez, fue premiada en la categoría de Mejor Película Extranjera, en la única ocasión que se ha recibido premio en esa competencia.

Tuvieron que pasar 50 años para que un mexicano recibiera un Globo de Oro. Fue Alejandro González Iñárritu quien dirigió la ganadora a Mejor Película de Drama del 2007 para los Globos de Oro, convirtiéndose en el primer director de cine mexicano en ganar en esta categoría por su filme Babel.

El filme compitió en esa ocasión con Bobby, del cineasta Emilio Estevez; Juegos secretos, de Todd Field; La reina, de Stephen Frears y Los infiltrados, del aclamado Martin Scorsese.

En ese año, fue la única categoría en la que ganó de las siete nominaciones a las que aspiraba. Alejandro González Iñárritu fue superado por Martin Scorsese como Mejor Director, la también mexicana Adriana Barraza junto con su compañera, la japonesa Rinko Kikuchi, fueron superadas por Jennifer Hudson (­Dreamgirls) en la categoría de Mejor Actriz de Reparto. Lo mismo ocurrió para Guillermo Arriaga, quien perdió la nominación a Mejor Guión ante el británico Peter Morgan del filme La reina.

En el 2014, le tocó el turno a Alfonso Cuarón de ganar el premio al Mejor Director por su trabajo en Gravity, en el único premio que tuvo el filme de cuatro aspiraciones. En esa ocasión superó a cineastas como Steve McQueen (12 años de esclavitud), Davod O. Russell (La gran estafa americana), Paul Greengrass ­(Capitan Phillips) y Alexander Payne ­(Nebraska).

Hace dos años Alejandro González Iñárritu fue el gran protagonista de la entrega 2016, pues su más reciente filme, El renacido, se encargó de conquistar el premio a la Mejor Película de Drama y además Iñárritu recibió el galardón de Mejor Director. La cinta venció a filmes como Carol, de ­Todd Haynes; Mad Max, de George Miller; La habitación, de ­Lenny Abrahamson y Spotlight, de Thomas McCarthy.

Esa misma noche Gael García Bernal ganaría su Globo de Oro por Mozart in the Jungle. Un año atrás Iñárritu había ganado el Globo de Oro al Mejor Guión por su trabajo en Birdman. Gael volvió a competir en el 2017 por Mozart in the Jungle el año pasado pero fue superado por Donald Glover, de la serie Atlanta.

Otros aspirantes. En total ha habido 11 películas dirigidas o producidas por mexicanos que han sido nominadas a estos premios. Uno de los realizadores más destacados en la historia del cine nacional fue Ismael Rodríguez, el primero en ser nominado a la categoría de Mejor Director en 1963 por su filme Los hermanos Del Hierro.

En ese año hubo por primera y única vez 12 nominados en la categoría que fue ganada por David Lean y su Lawrence de Arabia. Sin embargo, cabe destacar que también figuraban dentro de la competencia nombres como ­John Frankenheimer por El embajador del miedo; Stanley Kubrick por Lolita; Blake Edwards con Days of Wine and Roses y Robert Mulligan, por Cómo matar a un ruiseñor, por mencionar algunos.

Otras categorías en las que ha figurado el cine nacional son la de Mejor película de Habla no Inglesa, en la que también fue nominado el mismo Ismael Rodríguez por Animas Trujado (El hombre importante), superado por la cinta italiana Dos mujeres, de Vittorio De Sica, en 1962. La terna se completaba con la película alemana El valeroso soldado ­Schwejk, de Axel von Ambesser.

Cuatro años más tarde tocó el turno a Luis Alcoriza quien participó con su filme Tarahumara (cada vez más lejos), sin éxito. Fue Federico Fellini y su Julieta de los espíritus, la que pasó por encima de otros filmes como: Juegos de amor a la francesa, de Roger Vadim (Francia); Barbarroja de Akira Kurosawa (Japón) y Los paraguas de Cherburgo de Jacques Demy (Francia).

Casi 30 años después, en 1993, Alfonso Arau fue nominado por Como agua para Chocolate, que junto a Urga, el territorio del amor, de Nikita Mikhalkov (Rusia); Schtonk, de Helmunt Dieta (Alemania) y Todas las mañanas del mundo, de Alain Corneau (Francia), fueron superadas por Indochina de Régis Wargnier.

Posteriormente, Alejandro González Iñárritu obtuvo su primera nominación a los Globos de Oro por Amores perros, en el 2001, la que perdió ante El tigre y el dragón, de Ang Lee. En esa edición también compitieron Los cien pasos, de Marco Tullio Giordana (Italia); Malèna, de Giuseppe Tornatore (Italia) y La viuda de Saint-Pierre, de Patrice Leconte (Francia).

Iñárritu repetiría en el 2011 con Biutiful, con la misma suerte. La danesa En un mundo mejor de Susanne Bier pasó por encima del filme mexicano, El concierto, de Radu Mihaileanu (Francia); Yo soy el amor, de Luca Guadagnino (Italia) y The Edge, de Aleksei Uchitel (Rusia).

Alfonso Cuarón también compitió a Mejor Película de Habla no Inglesa en el 2002 ­­por ­­Y tu mamá también, edición en la que fue superado por la cinta En tierra de nadie, que representó a Bosnia y Herzegovina. Otras como Amélie, de Jean-Pierre Jeunet (Francia) y La boda del Monzón, de Mira Fair (Irak), se quedaron en el intento.

También el filme El crimen del padre Amaro, de Carlos Carrera, compitió en el 2003, pero ese año se impuso Hable con ella, de Pedro Almodóvar, a las también nominadas Balzak y la joven costurera china, de Dai Sijie (China); Ciudad de Dios, de Fernando Meirelles (Brasil); En un lugar de África, de Caroline Link (Alemania) y la también china Hero, de Zhang Yimou.

Finalmente, el otro filme, aunque no de producción completamente nacional fue El laberinto del fauno, dirigido por Guillermo del Toro, el cual participó en el 2007 y perdió ante las Cartas desde Iwo Jima, de Clint ­Eastwood, en una contienda en la que también participaron Apocalypto, de Mel Gibson; La vida de los otros, de Florian Henckel von Donnersmarck y Volver, del español Pedro Almodóvar.

Por otro lado, Salma Hayek, en el 2003, se convirtió en la única mujer mexicana en disputar un Globo de Oro en el rubro de Mejor Actriz Principal de Drama por su papel de Frida, en la cinta del mismo nombre.

Otras actrices como la italiana Alida Valli y la argentina Norma Aleandro, obtuvieron nominaciones a Mejor Actriz Principal de Drama por filmes mexicanos: El hombre de papel, de Ismael Rodríguez y Gaby, una historia verdadera, de Luis Mandoki, respectivamente.

Texto original | Ulises Castañeda | La Crónica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s