Skip to content
Anuncios

“Lo bueno. Lo malo. Lo peor” por Edel López Olán


Lo bueno

La presencia de un mexicano en la final del Campeonato Mundial de patinaje artístico celebrado en Milan, Italia. Donovan Carrillo fue el patinador que conquistó con su gracia y rutina a los jueces para para finalizar en el lugar 22 del ranking con un puntaje de 200.76. Si, probablemente para muchos no sea demasiado, pero es un logro impresionante en un país que nunca ha apoyado ni destacado las disciplinas sobre hielo, y que, obviamente, el reconocimiento para asistir a este tipo de eventos es imposible. Bien por un joven que ha dejado en alto en nombre de México, demostrando de nuevo que en este país si las oportunidades no existen, se crean.

Lo malo

La jornada electoral llega a un momento clave. La apertura de espacios donde todos los candidatos puedan colocar sobre la mesa todas sus ideas más allá de ataques de adolescentes hormonales es imperativo, sin embargo, no se pueden tener debates serios con un reportero tan tendencioso como Carlos Marín en el foro. No sé puede ejercer una opinión (seas el partido que seas) si tienes a un “moderador” encima de un candidato como si fuera piñata dominguera. Sí, Andrés Manuel López Obrador es un candidato que probablemente no a todo mundo agrade, pero, en el plano de la ética no pueden ganarte las entrañas sacando a relucir las famosas tendencias de las cuales el mismo candidato hace mofa.

También, es increíble que el señor Carlos Marín tenga el cinismo de decir frases como: “Tenemos unos servicios de salud de primer mundo” o “El presidente no debe conocer la información sobre asesinatos en México”. No. El gobierno y el presidente tienen la obligación de conocer no solo esos datos sino muchos más que importan al país y a la prensa. El asegurar que se tienen “servicios de salud de primer mundo” solo habla de un periodista chayotero, mal enfocado y completamente falto de ética.

Lo peor

De nuevo nuestro México se llena de incertidumbre y terror. La desaparición de 4 estudiantes en Jalisco vuelve a colocar sobre la mesa la terrible falta de seguridad que impera en todo el país. Estudiantes que desaparecen ya son pan nuestro de cada día en un gobierno que no encuentra la brújula, volviendo más tristes cada una de las historias de cada desaparición. Días después de su desaparición, uno de los jóvenes secuestrados es encontrado muerto en un mirador en la Barranca de Huentitan, en una capítulo más de una historia que lentamente se va tejiendo bajo la sombra de eventos como los de Ayotzinapa y muchos más a lo largo y ancho del país: Personas que desaparecen sin ningún tipo de explicación. #NosontresSomosTodos se levanta de nuevo como una voz a través de la oscuridad, en un país que ve en nuestros jóvenes la mejor moneda de cambio y en sus ilusiones el alimento a un voraz y terrorífico destino.

Hasta la próxima

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: