¿Qué pasó en Siria?


Más de 40 sirios, incluidos hombres, mujeres y niños, se asfixiaron hasta la muerte luego de que un supuesto ataque químico en la ciudad de Duma el sábado. Algunas de las víctimas fueron descubiertas con espuma saliendo de sus bocas, acurrucadas en hogares que apestaban a cloro.

Por lo menos otras 500 personas fueron tratadas por síntomas “consistentes de exposición a químicos tóxicos”, dijo la Organización Mundial de la Salud el miércoles.

El ataque se llevó a cabo al este de Guta, uno de los últimos baluartes de los rebeldes antigubernamentales en el país. El régimen de Assad ha luchado durante años para recuperar esa zona y un esfuerzo intensificado comenzó hace unos meses. Una campaña de bombardeos en febrero mató a más de 500 personas en una semana.

Los rebeldes el domingo parecieron llegar a un acuerdo con el gobierno sirio, acordaron ceder el territorio en Duma y trasladarse a otra parte del país, informó The New York Times. Se espera que decenas de miles de personas abandonen el área.

Dos días después, se lanzó un aluvión de misiles contra una base aérea siria en la provincia de Homs. El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, un grupo de monitoreo de guerra, dijo que 14 personas murieron en ese ataque.

¿Quién es responsable del ataque?

Los inspectores de armas químicas se están preparando para dirigirse a Siria para averiguarlo, aunque su cronograma aún se desconoce.

Los grupos de ayuda han culpado al régimen de Assad, respaldado por Rusia e Irán. El propio Trump pareció echarle la culpa al régimen de Assad y, poco después del ataque, tuiteó diciendo que el presidente sirio estaba detrás de “otro desastre humanitario sin ningún motivo”. También le dio al líder sirio un nuevo apodo: “Animal Assad”.

El gobierno sirio negó enérgicamente la participación, y Rusia emitió una dura advertencia en un intento por detener las represalias.

“Una intervención militar con pretextos falsos y fabricados en Siria, donde hay soldados rusos a pedido del gobierno sirio legítimo, es absolutamente inaceptable y podría tener las consecuencias más graves”, dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en un comunicado obtenido por Agence France-Presse.

Los autores del ataque del lunes en la base aérea también se desconocen, pero el Ministerio de Defensa ruso y Siria han acusado a Israel de llevar a cabo los bombardeos. Israel no ha respondido a las acusaciones, aunque The Associated Press señala que, por lo general, se abstiene de hacer comentarios sobre ataques.

¿Qué pasó la última vez?

Trump ordenó un ataque con misiles contra Siria en abril de 2017, después de que un ataque químico por separado mató a más de 80 personas. Unos 59 misiles de crucero Tomahawk fueron disparados contra un aeródromo que era una base para aviones de combate sirios, equipos de radar y sistemas de defensa aérea.

La movida tenía la intención de enviar un mensaje firme a Assad y, en ese momento, Trump dijo que estaba en “el interés vital de la seguridad nacional de Estados Unidos prevenir y disuadir la propagación y el uso de armas químicas mortales”.

“Mientras más fallamos en responder al uso de estas armas, más comenzamos a normalizar su uso”, dijo el entonces secretario de Estado, Rex Tillerson.

Rusia respondió con una guerra de palabras. Un vocero del presidente Vladimir Putin dijo que el ataque supuso un “golpe significativo para las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, que ya se encuentran en un estado deficiente”.

¿Qué podría pasar ahora?

Según informes, Trump está considerando opciones, incluidos los “misiles” que insinuó el miércoles.

The New York Times señaló que la Casa Blanca está reflexionando sobre una estrategia más “robusta” que puede incluir una intensificación de fuerzas. Los funcionarios temen que un ataque similar a la del año pasado no sea lo suficientemente fuerte, y Trump puede elegir objetivos múltiples o llevar a cabo una campaña más larga de varios días, informó el diario.

Trump habló el martes con el presidente francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, sobre una posible respuesta coordinada.

El servicio militar sirio está en alerta y se está moviendo para proteger aeropuertos y bases contra un posible ataque, según The Washington Post.

“Como hemos dicho, todas las opciones están sobre la mesa”, dijo el martes la secretaria de prensa de la Casa Blanca Sarah Huckabee Sanders a los periodistas. “Pero no me adelantaré al presidente o no lo haré en respuesta a lo que ocurrió en Siria”.

Trump canceló su viaje a Latinoamérica para lidiar con la situación, pero pase lo que pase es probable que suspenda sus planes de retirar las tropas estadounidenses de Siria en los próximos meses.

Este artículo se publicó originalmente en The HuffPost.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.