Tu competidor no es un enemigo…¡Agradécele!


La familia de Marissa Davila estaba mirando la carrera de obstáculos y animándola con vítores desde las gradas. La joven iba hombro a hombro con su oponente, pero la sobrepasa cuando esta cae en el salto fallido de la última valla. Marissa ganó la carrera, pero la admiración y los aplausos más fuertes se los llevó cuando se dio la vuelta y se regresó a ayudar a su compañera, lesionada, a cruzar la meta.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s