Los increíbles 2 y la reivindicación del concepto


A lo largo de la historia muchos conceptos se apuntalaron desde la trinchera del cine, sin embargo, por extraño e inevitable que parezca,  ya sea por marketing o esquemas sociales, los conceptos llevados a la gran pantalla por parte de muchas casas productoras distan mucho de sus creaciones literarias originales.

 

La empresa ha generado ganancias por más de 15,400 millones de dólares a lo largo de la historia.

Disney ha sido el creador de muchos conceptos, de muchas historias desde “la otra perspectiva”. Sus historias, por sencillas que parezcan, siempre lleva adosado el interesante planteamiento “personal” de la empresa que trasquila la creación de muchos genios literarios como Carlo Collodi (Pinocho) o la misma Jeanne-Marie LePrince de Beaumont (La bella y la bestia). Las historias cambiaron de una forma radical (obviamente para efectos económicos) dejando de lado muchos detalles y “enseñanzas” que se plasmaron de inicio en las páginas y que hoy, afortunada o desafortunadamente, dieron un giro de 180 grados a los conceptos modernos de la pantalla

La cinta está basada en El príncipe rana de los Hermanos Grimm y en La princesa rana de E. D. Baker

Tenemos, por ejemplo, un sapo que solo debe ser besado; en la historia original de los hermanos Grimm, dicho animal aparte debe ser decapitado para cumplir “el deseo”. Pepe Grillo muere a manos del mismo irresponsable y berrinchudo Pinocho. Sangrienta pero efectiva, Cenicienta encuentra la venganza perfecta al desdén de su padre (sí, en la historia original no muere) y manda a sus “animales” a sacarle los ojos a sus hermanastras el día de su boda, después de que ellas mismas se arrancaron los dedos de los pies y los talones para encajar en la zapatilla de oro (no de cristal) que perdió la otrora mucama. Aurora, la bella durmiente, vive feliz para siempre con el rey (que abusó sexualmente de ella en un principio) después de salvar a sus hijos de ser cocinados vivos por la esposa del monarca. También Blancanieves y Rapunzel sufrieron los mismos cambios radicales. La primera salva la vida varias veces después de que la reina la intenta ahorcar y envenenar con su cepillo de cabello y la segunda, es culpable de la caída desde la torre de su amado príncipe que queda ciego de forma permanente.

¿Tétrico no?, pero así, desde muchas perspectivas, Disney a soslayado los conceptos originales y ha creado un marca desde su interés. Derivado de ello, una de esas marcas que hoy se ha topado con miles de movimientos de pensamiento y que los ha presionado para cambiar los conceptos de la raíz es la creación de princesas.

Delicadas en su andar e intocables en su aspecto, las princesas de Disney crearon un concepto mágico en la memoria de muchas pequeñas que crecieron con la idea de mujeres delicadas y su papel delicado en la historia, que hoy, al llevarse a cabo una apertura tan grande de conceptos, no es bien visto por muchos movimientos de género.

Desde su incursión en “las grandes ligas” Pixar ha estado en medio de la polémica desde muchos ángulos sociales. La productora caminó al filo de la butaca con una analogía muy interesante en Toy Story 3 de los campos de concentración Nazis y la notable presencia de diferencia de clases en Ratatouille.  La empresa se ha fascinado por colocar sobre la mesa nuevos conceptos desde la creación, conceptos que al parecer, se convierten en una tendencia positiva en esta nueva visión que deben tener los mercados.

Brad Bird, la mente maestra detrás de superproducciones como Ratatouille y El gigante de acero, llevó a la pantalla en el 2004, un concepto que abrió un espacio más en la gran carpeta de Disney: La familia.

La cinta de Brad Bird y Pixar tuvo una inversión de 92 mdd y recaudó más de 600 millones en taquilla a nivel mundial.

El ambiente perfectamente planteado por Bird llevó a la cinta a ser una de las más taquilleras de la historia de la empresa. La forma en cómo los superhéroes viven en el anonimato, lleva a los personajes a historias hilarantes e impresionantes de la mano de la preocupación familiar, del bien común y el de la sociedad. Disney, Pixar y Bird, plantearon el tema a la perfección. El concepto de una familia de “super” con problemas normales como la de cualquier otra, generó  la polémica necesaria para que la empresa decidiera crear un mejor concepto como en Los Increíbles 2.

Con roles de familia completamente fuera de su esquema “normal”  y con un feminismo cada día más comprometido con su concepto per sé, hoy, Brad Bird dió un giro de timón a un concepto prediseñado desde la oficina. La forma en como ahora la cinta gira alrededor de Helen Park como el personaje principal, habla perfectamente del compromiso social de la empresa de ir cambiando poco a poco los conceptos que se reestructuran desde su organización. Y así, mientras la historia se apuntala desde una mujer, su alter ego también cobra fuerza desde la sombras de un co protagonismo que, de acuerdo a la historia, siempre había fungido como un complemento a las hazañas de su pareja y personaje principal. La forma en como el villano (también mujer) se enreda en un interesante juego del gato y el ratón con sus obvias situaciones jocosas, pueden apuntar a que probablemente, si lo hubieran querido, la cinta podría llamarse: “Elastic Girl y los increíbles.

Los increíbles 2 retrata a la perfección el concepto e una familia con los nuevos roles en un nuevo tiempo: madre trabajadora, padre en casa.

Y así como Hellen lentamente se empodera como mujer y se apodera del protagonismo, Mr. Increíble se coloca del otro lado propio de muchos padres de este nuevo siglo. Bob se encarga de los cuidados de la familia haciendo evidente la notable falta de pericia que tenemos muchos hombres al momento de sortear con el día a día de las labores del hogar, dejando de lado su notoria forma “super” de su persona y su “superioridad” como miembro de la sociedad. Y es qué sin demeritar su labor como madre, la cinta da el equilibrio perfecto en la necesidad que hoy tenemos  de una visión femenina en el ambiente laboral y ese interesante y muy atinado toque que tienen las mujeres a los dramas familiares que se presentan en cada hijo, en cada matrimonio, en cada hogar.

Sí, Disney y Pixar ya han colocado el tema sobre la mesa. Hoy, ante la inclemente apertura desde muchos ángulos de nuevos temas sociales pertinentes en la sociedad, Los increíbles 2 rompen todos los conceptos y reivindican la labor de la mujer y el hombre dentro de la sociedad. Las princesas quedan de lado como una bella historia que Disney utilizó para engalanar por años los conceptos de la mujer. Hoy, por Increíble que parezca, Disney y Pixar dan un giro de timón que lleva a una nueva generación un concepto tan importante como el arte mismo: Vales por lo que eres, no por el concepto que la sociedad pretende de ti.

Los Increíbles 2 se congratula con el público desde muchos ángulos, entregando, desde un nuevo mensaje, una nueva era en la historia de la empresa, de la sociedad y de la vida.

Hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.