Editoriales

El ‘campo minado’ de las pensiones


Por Victor Piz (El Financiero)

El tema de pensiones estuvo ausente en las campañas políticas y prácticamente no está presente en la agenda pública del gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador.

Salvo la referencia de miembros del equipo de transición de que la edad de acceso al programa Pensión para Adultos Mayores aumentaría de 65 a 68 años a partir de 2019.

De acuerdo con Pedro Vásquez Colmenares, especialista en pensiones, tenemos una agenda pendiente en el país, porque la seguridad social no cubre a todos los mexicanos.

El 60 por ciento de los ciudadanos no tiene seguridad social ni cobertura de pensiones.

Por otro lado, los sistemas públicos de pensiones tienen fuertes problemas financieros, lo que los hace inviables.

“Entonces, las cartas credenciales de nuestra seguridad social en México no son las mejores”, dice el experto.

A la pregunta de si las pensiones son una bomba de tiempo, Vásquez Colmenares afirma que “son un campo minado de pequeñas y grandes bombas”.

En el país hay decenas de sistemas pensionarios con diversos beneficios, que coexisten con el régimen general del Seguro Social, del que forman parte las Afore.

Uno de los tres grandes capítulos en la agenda de pensiones es el de los regímenes de los organismos públicos, pues muchos de ellos tienen déficit desde hace tiempo.

“Los sistemas públicos a niveles federal, estatal y municipal están tomando una enorme cantidad de recursos”, señala el especialista.

Gerardo Esquivel, próximo subsecretario de Egresos de la Secretaría de Hacienda, informó la semana pasada a diputados de Morena que el monto del gasto total para 2019 sería de cinco billones 677 mil millones de pesos.

Sobre eso, Vásquez Colmenares comentó que “se han anunciado las primeras cifras de lo que puede ser el Presupuesto 2019 a nivel federal y el Ramo 19, donde van todos los apoyos a la seguridad social, se va a ‘chupar’ casi 900 mil millones de pesos, la mayor cantidad en la historia”.

Otro reto en la agenda de pensiones es el de ampliar la cobertura para que todos los mexicanos tengan alguna protección en el futuro.

Uno más es el régimen del Seguro Social, cuyas pensiones son insuficientes.

Eso lleva a la reflexión sobre la necesidad de aumentar las contribuciones obligatorias para el retiro, pues actualmente los trabajadores aportan a su Afore sólo 1.125 por ciento de su salario.

Aportar ese porcentaje del salario “es muy poco y no garantiza pensiones suficientes”, advierte el experto.

Si los mexicanos no ahorramos más para nuestro retiro, “difícilmente vamos a enfrentar el reto de la pobreza en la vejez”.

Otra cuestión que afecta el pago de las pensiones es la edad de retiro de 65 años.

Aumentarla a 68 años, por ejemplo, sería responder al cambio demográfico, pues estamos viviendo más años en promedio.

Dice Pedro Vásquez que los mexicanos estamos creciendo en esperanza de vida casi un año cada década.

“Si estamos viviendo más y sabemos que vamos a continuar viviendo más años, también es razonable que las edades mínimas de la jubilación se recorran con el tiempo”.

Esas son las asignaturas pendientes de un tema que exige estar presente en la discusión de política pública.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.