Saltar al contenido.
Anuncios

Lo bueno. Lo malo. Lo peor


Por Edel López Olán

Lo bueno

Salvando la vida, una vida a la vez

El premio Nobel de la paz se ha convertido en una insignia de progreso más allá de su envergadura. Por años, las decenas de personajes que han pasado por este premio, se han convertido en un faro de cambio para su región y para el mundo.

Nadia Murad vivió el infierno de ser capturada por el Estado Islámico en Sanjar, su aldea natal. Ahí, después de un suplicio recalcitrante que duró por meses escapó de su cautiverio después de ser testigo de cómo ISIS violaba y eliminaba sistemáticamente a decenas de pequeñas que llegaban a sus filas. La joven llegó a su libertad, y desde ahí, ha mantenido una lucha incansable para liberar a las más de 3 mil niñas que permanecen como esclavas sexuales de la organización. Nadia, fue merecedora al Premio Glamour a la mujer del año y es embajadora de la Buena Voluntad de su país, donde, día a día lucha por un mundo mejor lejos de la violencia sexual.

Denis Mulwege, médico del Congo, que, inspirado en las labores como pastor de su padre, decidió ayudar a decenas de mujeres víctimas de violencia sexual en un país azotado por una guerra civil al parecer sin término. Mulwege comenzó su cruzada al recibir, como primera paciente después de salir de la universidad, a una mujer que había sido violada y baleada en sus genitales. El médico supo desde ese momento que los servicios de salud en esa región era vitales para salvar la vida de decenas de mujeres que huían del horror de la guerra.

En 1998, dio vida al hospital Panzi, que fue derribado por un grupo de hostiles semanas después de su inauguración. La “Capital mundial de la violación” como se le conoce al Congo, fue el motivo suficiente para que Mukwege luchará contra dicho mal, siendo condecorado con el premio a los Derechos Humanos otorgado por las ONU.

Ganador del Premio Sarajov, para la libertad y la conciencia y la medalla Wallenberg Denis Mulwege continúa su lucha en el exilio con visitas constantes al Congo, donde, desde muchas perspectivas, sigue al pie del cañón desde muchas trincheras contra un mal que empobrece a la humanidad.

Honor a quien honor merece. Por la paz. Por un mundo mejor.

Lo malo

¿Y la austeridad republicana?

Pocas semanas han pasado desde que los diputados han tomado posesión de la legislatura y, en un ejercicio común en la política mexicana, todo se les ha olvidado. 

El 25 de septiembre el Comité de administración de la Cámara de diputados, aprobó por unanimidad su “dieta”, donde muchos de los contenidos que ellos antes combatían por ser ostentosos y fuera de rigor, fueron aprobados de forma milagrosa y sin escrúpulos. 

75 mil pesos para atención ciudadana y asistencia legislativa. 58 mil pesos para informe de actividades legislativas y 38 mil pesos como apoyo de fin de año, aparte, para fin de año, recibirán 28 mil pesos mensuales y tendrán un “apoyo” de fin de año de 38 mil pesos,  aparte aguinaldo y regalo de navidad, todos estas cifras suman la nada austera cantidad de 209 mil pesos que todos los diputados recibirán a fin de año como parte de su “paquete navideño”

La incongruencia de nuevo se topa en el camino de un partido en el poder que no sabe qué hacer con el. Su capacidad de revertir muchas situaciones que brillan por su ausencia y la forma tan increíble en el cómo muchas de las cosas prometidas fueron olvidadas en el camino, encienden de nuevo los focos rojos en una austeridad republicana que desconocen nuestros legisladores.

Hay algo muy extraño en la “cuarta transformación” la forma en cómo manipulan las leyes y, tuercen en muchos sentidos una conciencia a favor de los que más tienen se ve muy mal.

El control de la legislación de un país es complicada cuando una oposición genera un equilibrio natural, sin embargo, al tener el carro completamente lleno, los diputados de MORENA son 100% responsables de esta y muchas pifias a futuro que no ayudan en nada al país, pero sí ayudan en mucho a sus bolsillos.

Triste que a los políticos se les siga olvidando lo más importante de todo, la razón por la cual están ahí, el pueblo mismo.

Lo peor

El terror camina por la calle (Como siempre)

Imaginen que van por la calle y observa a una pareja paseando tranquilamente con una carriola por las calles del Estado de México. Sonrientes, con la esperanza de la mano de la emoción por lo que habita en ese vehículo, empujado por dos manos manchadas de sangre. Lentamente se acercan a tu persona mientras un frío recorre por tu espalda al ver que, en lugar de un bebé, esa pareja transporta el cuerpo desmembrado de una mujer que abandonarían metros más adelante en un predio baldío. 

Juan Carlos “N” y Patricia “N” habitaban uno de los tantos departamentos en una vecindad ubicada en el 530 de la calle Playa Tijuana. Una de sus víctimas, Arlet Samanta, era su vecina y desapareció el 25 de abril cuando fue a dejar a su hijo al kinder y ya nunca regresó.

Personas “normales” vendedores de elotes, quesos, crema, ropa de paca, así los describen sus vecinos que hasta el momento no dan cabida de los seres que todos los días conviven con ellos.

En México el terror camina por las calles. Nos hemos convertido en una sociedad que observa sobre el hombro con desconfianza y aprieta los puños ante la inseguridad y la solicitud a lo que crean de no ser el siguiente en la estadística. Triste y lamentable acostumbrarse a leer este tipo de noticias en un país tan surrealista que ni el mismo Dalí quiso regresar.

El terror en nuestras calles lentamente se apodera de todo y de todos, donde solo nosotros como sociedad, podemos efectuar un giro de timón desde nuestros hogares y esquemas.

Hoy, de nuevo una noticia cimbró los cimientos de un país que se resquebraja entre confusión y olvido. Un país donde desafortunadamente caminamos con la muerte y convivimos con ella en cualquier hora d, y eso, es muy lamentable

Hasta la próxima.

Categorías

Relevantes

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: