Economía y Finanzas

Ser Freelancer y no morir en el intento


Los freelancers, una amplia categoría de trabajadores que van desde abogados, escritores, diseñadores, periodistas y casi cualquier otra persona que trabaje por día o por una asignación especial, pueden amar la libertad que viene de improvisar una serie de trabajos, establecer sus propios horarios y el ritmo de trabajo, pero como grupo, en realidad no hacen un gran trabajo al estar al tanto de sus presupuestos y avanzan en el mercado laboral de una forma exponencial. El crecimiento tradicional de las compañías se han disminuido gracias a la mayor cantidad de personas que laboran de forma externa dando otra perspectiva al entorno laboral.

Pero a pesar de las benevolencias de su forma de trabajo, los freelancers se encuentran en el camino con varias y desafortunadas aduanas como, por ejemplo, su poca seguridad financiera, nulos beneficios de salud, vacaciones pagadas o el financiamiento de una jubilación por parte del estado.

Así que para todos aquellos que trabajan por sí mismos y necesitan un poco de ayuda para pagar las facturas a tiempo y quizás ahorrar un poco para el futuro, aquí hay algunas ideas:

Como profesional independiente, no solo estás haciendo el trabajo que la gente te paga por hacer, sino que también estás dirigiendo un negocio: a ti. Por lo tanto necesitas tener una infraestructura de negocios en su lugar. Necesitas una forma organizada para realizar un seguimiento del dinero, facturar a los clientes por tu trabajo y asegurarte de que los pagos se reciban y se registren.

También necesitas saber cuáles son tus gastos comerciales, incluso si necesitas licencias especiales, seguros, suministros, espacio, equipos, etc. Y, por supuesto, debes realizar un seguimiento de todo: cuándo vencen las facturas, cuánto gastaste en un curso de negocios, etc.

Afortunadamente, hay muchas aplicaciones disponibles para ayudarte. Invoicelyte permite crear, administrar y rastrear todas sus facturas desde un único panel.

2. No olvides pagar impuestos

Si eres es un profesional independiente, se considera que trabajas por cuenta propia y, como tal, debes presentar una declaración anual de impuestos. Para esto, puedes asesorarte de contadores para que sepas cuánto es lo que debes pagar según tus actividades.

Recuerda que también puedes solicitar asesoramiento por parte del SAT.

3. Toma en cuenta entradas y salidas de dinero

Ya sea que seas asistente de producción o un dentista, debes planificar los períodos secos. Casi el 50% de los trabajadores contratados tienen ingresos que varían de un mes a otro o según la temporada.

El truco para mantener las cosas en equilibrio es determinar cuáles son tus gastos anuales y luego dividir ese número por 12. Ese es el monto objetivo que debes ganar cada mes. En un mes “bueno”, puede que superes ese objetivo, pero entiende que un mes “no tan bueno” probablemente esté a la vuelta de la esquina, por lo que se reserva dinero del mes “bueno”.

No te olvides de agregar algo extra para emergencias y compras futuras. ¿Necesitarás rentar un carro pronto? ¿Esperas comprar una casa algún día? ¿Quieres ir a la boda de tu primo en Cancún? Los planificadores financieros sugieren tener un mes de ingresos escondido para un fondo de emergencia, más un promedio de tres o cuatro meses adicionales de ingresos en reservapara manejar las caídas que vienen con el trabajo independiente.

Ser freelancer requiere de una gran disciplina. Lo que generes en un mes no significa que lo debas gastar todo ese mismo mes.

4. No olvides presupuesto para tu salud

El trabajo independiente, en sí mismo, no proporciona acceso al seguro social. La forma en que los trabajadores por cuenta propia obtienen cobertura de salud en este momento es a través del matrimonio, seguro popular o pagar un seguro privado.

Tener presupuesto para ese imprevisto o arreglar tu dentadura también debe formar parte del destino de tus gastos, velo como una inversión.

5. Recuerda que incluso los ‘freelancer’ se retiran

Muchos freelancers crearon trabajos para ellos mismos cuando no pudieron encontrar un lugar en una compañía. Para ellos, el trabajo independiente es una forma de ayudar a pagar las cuentas y puede abrir nuevas puertas.

Pero incluso esas personas deben estar pensando en su jubilación antes de quedarse atrás en los ahorros para su retiro. Considera abrir una cuenta de ahorros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.