El cetáceo engulló al buzo y lo escupió ileso minutos después.

instagram-permanencias-voluntarias