Saltar al contenido
Anuncios

Morena lleva a Veracruz a la cima, pero en secuestros y homicidios


por: Cinthia Edith Castillo Moreno/imagen portada: Allan Mondragón

Cual despojo arrastrado por la madera y arrojado a las costas veracruzanas por la ola obradorista, Cuitláhuac García Jiménez llegó a la gubernatura de la entidad, sin experiencia ni capital político propio, pero lo peor, sin disposición de aprender y colaborar; el desangelado ingeniero se han sentado en la silla y se ha puesto el sombrero, pero simplemente no ha ejercido el gobierno más que para inaugurar fuentes y colocar a sus amigos y familiares en bien remunerados puestos del gobierno.

Los primeros 3 meses de la administración del morenista Gobernador han estado marcados por la decepción e inconformidad de los veracruzanos, habiendo recibido de su predecesor, Miguel Ángel Yunes Linares, un estado con grave crisis de seguridad y financiera donde hasta el momento no ha mostrado liderazgo, ni siquiera dentro de su propio partido, que se encuentra más dividido que nunca.

Sin embargo hay algo que sí debemos reconocerle al Ingeniero Cuitláhuac García, algo en lo que hasta el momento está superando y con creces la administración de su predecesor. En apenas 3 meses de gobierno ha conseguido llevar a Veracruz a los primeros lugares y darle incluso, fama internacional, ¿por el turismo, gastronomía, cultura o ciencia?, desde luego que no, por la inseguridad, hoy la entidad es líder nacional en inseguridad.

Veracruz se ha convertido en el primer lugar nacional en secuestro, aumentando este delito en un 70% durante el primer bimestre de 2019, así lo ha reportado la ONG “Alto al Secuestro”, pero eso no es todo, también encabeza las cifras en feminicidios y secuestro a mujeres, de acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

La situación en Veracruz en materia de inseguridad es tal, que por primera vez en la historia de la entidad, un Gobernador es exhortado por el Senado de la República a rendir cuentas sobre su fallida estrategia en materia de seguridad, esto desde luego, cobra tintes mucho más graves a considerar que el exhorto fue aprobado por unanimidad, en un Senado de mayoría morenista.

Por lo pronto, mientras el fiscal yunista Jorge Winckler y el Gobernador Cuitláhuac García se pasan la papa caliente, los veracruzanos siguen esperando resultados pero sobre todo, padeciendo el azote de la inseguridad y crimen organizado, que cada día es peor.

COLABORADORES QUE NO APORTAN

Si bien el Gobernador lleva la responsabilidad última del Gobierno del Estado, es innegable que la participación de sus secretarios y subsecretarios es fundamental para la adecuada conducción de la política estatal, en este sentido, pareciera que los errores del ejecutivo, comenzaron desde la selección de quienes le acompañarán en su encomienda y no solo se trata de un Secretario de Seguridad que hasta ahora no ha podido dar los resultados deseados, otros miembros del gabinete han tenido la iniciativa de poner al mandatario en aprietos.

Por un lado el Secretario de Desarrollo Económico y Portuario Ernesto Pérez Astorga, tuvo la ocurrencia de especular sobre temas de seguridad, durante una conferencia de prensa, sin información concreta y sobre temas que claramente no domina, le pareció pertinente atribuir a la lucha contra el huachicol y las luchas internas de grupos delictivos el alza en la inseguridad.

Por su parte Héctor Luis Galindo Delfín, Subsecretario de Promoción y Apoyo al Comercio y Servicios, no se quiso quedar atrás y siguiendo el ejemplo de su jefe, hablo de temas de seguridad, reconoció que la situación del estado es grave y les ha generado problemas para atraer inversión, finalmente concluyó diciendo que Veracruz está rebasado en temas de inseguridad.

Poco antes, el Secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, hablando sobre la falta de médicos especialistas en la zona sur del estado, expresó que muchos de ellos, han migrado a otros lugares, por “la situación tan grave de seguridad en el estado”.

Finalmente, que se puede decir de un secretario de gobierno que hasta el momento se ha dedicado a supervisar parques y banquetas, que ha ocupado su tiempo y atención en un infructífero pleito con el fiscal que hasta el momento no ha podido remover, en vez de ocuparse de la política interna y gobernabilidad de la entidad y más recientemente, de viaje en Baja California a “Presentar las fortalezas empresariales de Veracruz”, aunque a algunos les parezca más bien unas vacaciones.

LAS CONTRADICCIONES DEL GOBERNADOR

El Gobernador de Veracruz parece indeciso en su postura sobre el estado de la seguridad en la entidad y se debate entre discursos contradictorios de un evento a otro, por ejemplo, el 8 de enero, en la mesa II de las Audiencias Públicas sobre la Guardia Nacional, al pronunciarse a favor de la iniciativa del Presidente, aseguró que en Veracruz operan 6 carteles diferentes y que todos ellos, superan en poderío a las autoridades estatales.

Apenas unos días después, el 11 de enero, a través de un comunicado, aseguró que el Programa Integral de Seguridad “Unidos por la Construcción de la Paz” estaba dando resultados y que los indices delictivos estaban bajando en el estado, principalmente en la zona sur, esto poco después de que la Fiscalía General del Estado, revelara que en diciembre se registraron 176 delitos de alto impacto, entre estos 38 secuestros y denuncias por 138 homicidios, incluyendo 19 feminicidios.

Poco después, a finales del mismo mes, durante la presentación del Plan Nacional hacia Basura Cero, en el Instituto Tecnológico de Minatitlán, reiteró que a pesar de haber estado apenas dos meses en el poder, los índices de inseguridad iban a la baja,

“Llevamos apenas dos meses y ya los datos por ejemplo de inseguridad van a la baja, aquí precisamente en el sur donde es una situación muy difícil”, aseveró el gobernador del estado.

Finalmente el día del amor y la amistad, 14 de febrero, al participar en la Mesa 4 “Seguridad y Federalismo” en el Senado de la República, como parte de las Audiencias Públicas en materia de la Guardia Nacional, el mandatario veracruzano dijo que los controles para la Policía Estatal no funcionan y que esta carece de disciplina, también argumentó que los grupos delincuenciales, rápidamente se adaptaron a las estrategias implementadas por el estado.

EL VEREDICTO DEL PRESIDENTE

Tras las confusas declaraciones del mandatario veracruzano, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha dejado claro cual es el diagnóstico que el Gobierno Federal tiene sobre la inseguridad en la entidad, pues en el Plan de Combate a la Inseguridad, se han detectado 17 regiones denominadas como prioritarias, por sus altos índices de violencia, entre estas se ha contemplado a Veracruz, por lo que  600 elementos de la guardia nacional, serán destinados a la entidad.

En una de sus ya famosas conferencias mañaneras, al anunciar que Veracruz será protegido por Guardia Nacional señaló, “La guardia Nacional terminará con la inseguridad en Veracruz”, desde luego esta declaración,  junto con la determinación de incluir al estados en las zonas prioritarias, es nada menos que un reconocimiento tácito de la incapacidad de la administración estatal.

Correo electrónico: cinthiaedithcm@gmail.com

Twitter: @yosoylocke

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: