Editoriales

Changos-hombres por Javier Risco


Texto original: El Financiero

Así, una cosa lleva a la otra y una idea mueve a la siguiente y así.

La búsqueda es eso, la inquietud es eso, zarpar sin rumbo. Así llegué a escribir esto.

Cada ocho días igual: reviso una semana de noticias, recortes y reportajes, pequeñas notas que me voy haciendo en el borde de cada día para llegar a escribir lo de los viernes, y pocas veces me pasa que la semana me habla de un solo tema.

Changos:

Able y Baker fueron dos changos que lanzó al espacio EU en 1959, un 28 de mayo, y fueron el primer testimonio de que los viajes al espacio podían llegar a ser tripulados por hombres, ya que tuvieron la suerte de regresar con vida. Los experimentos espaciales con primates comenzaron once años antes, en 1948, y los resultados fueron desastrosos. Primero fue el mono llamado Albert 1 y murió calcinado cuando su cohete iba rumbo al espacio, luego vino el turno de Albert 2, quien también murió, la diferencia es que fue cuando su cohete se estrelló contra la tierra, ya de regreso. No tengo claro cuántos Alberts dieron su vida antes del vuelo de Able y Baker.

Able era una mona rhesus oriunda de Kansas, de 3 kilos de peso. Baker, era un mono ardilla de Perú de 310 gramos. El destino los juntó en una nave con electrodos y sensores de todo tipo alrededor de todo su primate cuerpecito. Imagino que se tomaron de las manitas antes de despegar. Asumo que entendían lo que era una cuenta regresiva. Imaginó que pensaron en Albert 1, 2, 3, 4…, que pensaron en Laika.

El vuelo duró apenas 16 minutos, imagino que debió ser una eternidad para ellos. En ese lapso de tiempo soportaron una aceleración de la gravedad 38 veces superior a la de nuestro planeta, durante 9 minutos experimentaron la ingravidez. La cápsula Júpiter que los transportó, alcanzó los 16 mil km por hora y cayó en el Océano Atlántico, cerca de Puerto Rico.

Aunque sobrevivieron, corrieron suertes distintas. Able, la grande, murió apenas cuatro días después, cuando los doctores intentaban anestesiarla para curarle una herida causada por los electrodos que le habían puesto, fue disecada y hoy se encuentra en el Museo del Espacio de Washington. Baker, en cambio, logró vivir hasta 1984, vivió como celebridad que, incluso, fue invitada a la Casa Blanca. Murió a los 27 años, por una falla renal.

Hombres:

El 26 de mayo se conmemoraron 50 años de las primeras imágenes a todo color y en video recibidas desde el espacio. Fueron tomadas por Snoopy y Charlie Brown, nombres que le dieron a los módulos de exploración que iban a bordo de la misión Apolo X. Estuvieron orbitando durante cuatro días la Luna y se quedaron a apenas catorce kilómetros de alunizar. Grabaron y transmitieron en directo, pero no dieron ese gran paso para la humanidad que sí daría Armstrong unos meses más tarde.

Se quedaron en la meta, extasiados por lo que tenían en frente. En la NASA, para evitar que sus astronautas cayeran en la tentación, llenaron solamente la mitad del combustible de Snoopy, así, si los dos tripulantes del módulo llegaban a alunizar, no hubieran tenido forma de regresar a Charlie Brown y se hubieran quedado perdidos en el espacio para siempre. Difícil decisión perdidos para siempre, pero en la historia. Miraron la vitrina, pero no compraron. El casi no existe en las carreras espaciales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .