¿Qué es la felicidad?


La felicidad es sin lugar a duda un estado de confort. Es ese momento donde la combinación exacta entre la satisfacción de una persona y el bienestar de la mente llegan a ese punto de equilibrio donde la sonrisa, como esa expresión llana insigne del sentimiento sobre sale del rostro.

Pero ¿Alguna vez has intentado definir la felicidad?

¡Sí lo creo! El concepto se llega a englobar de tantas formas arbitrarias que es imposible definir un concepto fundamental de felicidad. Amigos, familia, pareja, dinero, sexo, soledad, todas las definiciones se arrancan desde la mente, desde el corazón, desde el alma.

Confucio decía: Solo puede es feliz el que sabe ser feliz con todo. O -La sabiduría es la parte suprema de la felicidad. -Sófocles, y no podía faltar el irremplazable epicteto -La felicidad consiste en ser libre, es decir, no desear nada.

Sí, la felicidad desde siempre ha sido una lucha de conceptos y definiciones.

Y así, la felicidad sigue escalando de formas muy extrañas al conocimiento, que, a pesar de su basta e innegable información, sigue sin poder definir de una forma clara un sentimiento que emana de quien sabe dónde.

 Martin Seligman es un psicólogo y escritor estadounidense, se le conoce principalmente por sus experimentos sobre la indefensión aprendida y su relación con la depresión, en los últimos años se le conoce igualmente por su trabajo e influencia en el campo de la psicología positiva donde asegura que podemos definir la felicidad desde la psicología como: “La plena satisfacción de nuestras necesidades esenciales” redondeando el concepto con el de Sonja Lyubomirsky, investigadora de psicología positiva que dice: “la felicidad es la experiencia de la alegría, del  bienestar positivo que combinados, crean una sensación de que la vida de uno es buena, significativa, y que vale la pena”.

Pero esto no para ahí, por qué hablar de felicidad consiste también en conocer su biología, sus bases, su entorno; y cuando hablamos de la bioquímica de la felicidad, podemos entenderla como un compendio de conexiones neuronales y neurotransmisores donde la serotonina juega un papel esencial. Este neurotransmisor se sintetiza en el sistema nervioso central y su función es de vital importancia para el bienestar emocional, incremento del autoestima, relajación y concentración provocando en el individuo una enorme y extraña sensación de satisfacción.

Y así podemos tratar de encontrar muchas definiciones a la palabra felicidad, y aunque tratemos de enfrascarnos en desenmarañar diferentes conceptos y definiciones, podemos entender que se encuentra más allá de nuestra comprensión. Un abrazo fraterno, un mensaje de cariño, una palmada, una mano franca, una sonrisa formidable sí eso para ti es la felicidad…¡Esta bien!…Hoy, el concepto se encuentra tan disociado que se pierde en la oscuridad de un mundo de odio y dolor, desapareciendo de forma muy mañosa de nuestro horizonte sin explicación, pero,  así como desaparece, aparece en ese un punto fundamental en la vida, en un mundo que lentamente pretende olvidarlo, iluminando el rostro, llenando de paz y enseñándonos que la felicidad es vivir bien con nosotros mismos…¡De la forma que sea!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.