Editoriales

Visión Anacrónica


Por Macario Schettino (El Financiero)

Ayer comentamos el problema de ingresos que tiene el sector público para 2020. Hoy revisaremos en qué piensan gastar, porque el presupuesto es la concreción de la política. Todo lo demás es demagogia.

La transformación en el gasto que ha realizado este gobierno es espectacular. No recuerdo nada parecido desde que tenemos datos. Utilizo el gasto promedio por rubro en los años 2017-2018, frente a 2019-2020. Y considero el cambio real de cada secretaría u organismo, comparado con lo que cambió el gasto total del gobierno en esos dos periodos.

Hay 8 renglones que han tenido una caída superior al 50% en sus presupuestos: Presidencia, el INEE (que ya desapareció), Gobernación (incluyendo Seguridad Pública, hoy Guardia Nacional), Comunicaciones y Transportes, Turismo, CRE, CNH, y provisiones salariales (que es el recurso destinado a incrementos salariales durante 2020). Aunque todos celebran que la Presidencia gaste menos, no parece razonable que Gobernación y Seguridad Pública tengan una contracción de 2/3 partes de su presupuesto en una crisis de seguridad. O que se abandone a los reguladores del mercado energético. O que se olvide la infraestructura de Comunicaciones y Transportes. Pero así es.

Con caídas de entre 25 y 50% están Hacienda, Desarrollo Agrario, Agricultura, Relaciones Exteriores, Medio Ambiente y Función Pública. Total, ni el resto del mundo ni el ordenamiento urbano ni el cambio climático importan para este gobierno.

Caídas de entre 10 y 25%: Poder Legislativo, Ifetel, Economía, Cultura, Tribunales Agrarios, Marina, PGR (hoy FGR), Conacyt, Acceso a la información. Ahí usted juzgue. Salud y Educación Pública tienen una caída de 8%, en promedio.

¿Quiénes aumentan su presupuesto? La CFE, muy moderadamente, 1.4%. Pemex, 8%. Defensa, 9%. Pensiones crece 12%, con lo que el presupuesto de IMSS e ISSSTE, quitando este renglón, se reduce bajo este gobierno.

Todas las contracciones presupuestales previas sirven para alimentar tres rubros con crecimientos espectaculares: Desarrollo Social (hoy Bienestar) crece 55%, Trabajo crece 466% y Energía crece 1,400%.

En suma, el gobierno sacrifica todo: seguridad pública, educación, salud, relaciones con el exterior, ambiente, ciencia, cultura, para financiar dos ideas: la construcción de una refinería y la sustitución de todos los programas sociales construidos en los últimos 25 años por la entrega de dinero en efectivo, sin reglas de operación, sin vigilancia y sin objetivo alguno.

El presupuesto para 2019 podía tener alguna excusa, el de ahora ya no. Lo que este gobierno propone es criminal. Ha dejado sin atención de salud a millones de mexicanos, al cancelar el Seguro Popular; abandonó a otros millones al eliminar Oportunidades-Progresa; hipoteca el futuro al reducir la inversión en educación, salud, ciencia, tecnología, ambiente, infraestructura y cultura. En la situación más complicada en términos políticos y de seguridad en décadas, reduce el gasto en estos renglones ¡en dos terceras partes!

Y todo eso se hace para invertir en un proyecto que no tiene ningún sentido, la refinería que empezará a funcionar (si lo hace) justo cuando la demanda global por gasolina y diésel empiece a reducirse, para no volver a crecer jamás.

Pero tal vez lo más grave sea la transformación en la política social. El reparto de dinero en efectivo le asegura a quienes hoy tienen el poder la gratitud (temporal) de millones de personas que están recibiendo una limosna. Al no tener objetivos ni reglas de operación, ese dinero no va a mejorar las condiciones de vida de las personas de forma estable. Y funcionará sólo mientras haya recursos para regalar. Cuando eso se termine, el enojo de esas mismas personas será épico.

López Obrador no ha entendido que no vive en los setenta, ni es Hugo Chávez en el boom petrolero de 2004. Está destruyendo una economía moderna, compleja, en aras de una visión anacrónica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .