Paquete Económico de la 4T, un fiasco


Por Alejo Sánchez Cano (El Financiero)

El primer Paquete Económico elaborado por la 4T ha sido un fiasco, tanto por su contenido, como por el incumplimiento en su aprobación, ya que el PEF 2020 debió quedar aprobado desde el 15 de noviembre.

Festivos y jubilosos, gritaron a los cuatro vientos que ahora sí se iba a ver el nivel de preparación y de alcance social y económico de los ingresos y egresos para el 2020, porque ellos los iban a preparar solitos, pero, ¡decepción¡, no solo reflejó criterios surgidos de una bola de improvisados, sino que solo se atiende a la voluntad del presidente de la República, quien se jacta de ser un experto en temas económicos, pero que en la realidad, conoce muy poco de ello.

El Congreso es un caos, ambas Cámaras federales están paralizadas por falta de oficio político, principalmente de los líderes parlamentarios de Morena; tanto Ricardo Monreal como Mario Delgado han sido rebasados por su soberbia, por sus correligionarios y hay que decirlo, también por pretender cumplirle los caprichos al huésped de Palacio Nacional.

La imposición de Piedra en la CNDH vino a resquebrajar el ambiente de diálogo que existía en la Cámara de Senadores, donde acababan de aprobar la revocación de mandato, la joya de la corona que más le interesaba a AMLO.

En la Cámara baja, en donde está atorado el PEF, pues las cosas están peor, ya que allí el problema no son los partidos de oposición de Morena, sino los propios diputados de esta fracción que están molestos, por decir lo menos, por la conformación del presupuesto que se hizo sin considerarlos.

EL presupuesto 2020 tiene solo un criterio y ése responde a los designios de AMLO y nada más. No busca atajar el desplome de la economía mexicana, ni siquiera dotar de más recursos al rubro de la seguridad pública y mucho menos a impulsar a la inclusión social a millones de mexicanos que sobreviven en condiciones de pobreza extrema.

Lo que se pretende es consolidar el proyecto político de AMLO rumbo al 2021, elecciones intermedias; 2022, revocación de mandato; 2024, reelección presidencial.

Esta es la hoja de ruta y por ello se hizo un presupuesto a modo en donde los programas asistenciales de la 4T no buscan acabar con la pobreza, al contrario pretender mantener en ese estatus a los pobres, mediante dádivas que permita al gobierno contar con ellos cuando sean llamados para defender la permanencia de Obrador en la Presidencia.

La decisión de cancelar el aeropuerto de Texcoco ha salido muy costosa, ya que no solo implicó enormes recursos públicos y privados que se tiraron a la basura, sino el pago mismo a los tenedores de bonos de deuda, así como sacar de la chistera un aeropuerto militar para reconvertirlo en uno civil: Santa Lucía.

El aeropuerto de Santa Lucía se suma a la refinería de Dos Bocas como prototipos de obras catalogadas como elefantes blancos, por su inoperancia, costo elevado, nula operatividad y cero beneficios a la sociedad. Ambas obras, si es que algún día se terminan, nacerán muertas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .