“Probables nexos del abuelo de José Ángel con el narco en Argentina”: FGE


El crecimiento inexplicable de la fortuna data desde hace más de 10 años.

100 millones de pesos existen en las cuentas de la familia del atacante del Colegio Cervantes.

La FGE investiga nexos con Mario Roberto Segovia, narcotraficante argentino.

El ataque en el Colegio Cervantes fue solamente la punta de lanza de una historia de terror que ya no es increíble en este país.

El abuelo del pequeño conoció en uno de sus tantos viajes a Argentina al narcotraficante argentino Mario Roberto Segovia, quien se convirtió en uno de los principales importadores a México de precursores químicos tras la captura del empresario chino Zhenli Ye Gon y en el inicio de la “guerra contra las drogas” emprendida por Felipe Calderón. Sin embargo, José Ángel Ramos Saucedo nunca fue procesado ni sentenciado por esos delitos.

La confesión del joven Alberto Domínguez Martínez, originario de Durango, radicado en la Causa No. 2560 abierta por el Poder Judicial de la Nación (PJN), con sede en San Martín, Argentina, relata la estructura en la que su “paisano” desempeñaba las labores de jefe y operador financiero en la importación de efedrina. Según el relato del joven de “origen humilde”, la última vez que vio a Ramos Saucedo fue el 21 de noviembre del 2008, cuando ambos hombres se reunieron para celebrar negocios entre las organizaciones mexicanas y el grupo en Argentina:

“(Mario Segovia) trabajaba para un grupo inversor mexicano que se dedica a las inversiones inmobiliarias en México, y estaban interesados en adquirir propiedades en Argentina, así como a participar en la fábrica de DVD que el empresario pensaba poner en Rosario. Que el dueño del grupo es el señor José Ángel Ramos Saucedo”, señaló una declaración ante la policía argentina.

Más de una década después de los negocios que labraron su fortuna, la Fiscalía General de Coahuila, encabezada por Gerardo Márquez Guevara, decidió intervenir el teléfono del hombre de 58 años de edad para “investigar el entorno del menor”.

La misteriosa fortuna de Ramos Saucedo, así como el pasado delictivo de su hijo, pusieron en alerta tanto al gobierno de Coahuila, encabezado por Miguel Riquelme Solís, así como a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), encabezada por Santiago Nieto.

Por otra parte, según publicó el diario Reforma en su portada del pasado 15 de enero, la UIF detectó en las cuentas bancarias del abuelo de José Ángel “N.”, considerables movimientos financieros por altas sumas de dinero.

“Podemos ver que no es ningún seminarista: (José Ángel Ramos Saucedo), el abuelo, tiene 121 millones de pesos de flujo en efectivo hacia empresas; tiene recepción de flujos de efectivo por 24 millones de pesos en sus propias empresas”, dijo Santiago Nieto previo a un encuentro con gobernadores de México.

Entre diciembre noviembre de 2008 y abril de 2009, tanto en Argentina como en Paraguay fue detenida toda la banda del Cono Sur, encabezada, según los medios argentinos, por Mario Roberto Segovia, su esposa Gisela Itatí Ortega, así como el contacto de los mexicanos Alberto Domínguez Martínez y Salvador de la Cruz Acuña. Nadie volvió a mencionar el nombre de José Ángel Ramos Saucedo, con excepción de los procesos judiciales que derivaron, en 2018, en la condena de Segovia a 16 años de prisión.

Fuente: Proceso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: