El desabasto llegó al IMSS


Por Lourdes Mendoza (El Financiero)

Si creían que la crisis de medicamentos ya había tocado fondo o había alcanzado el clímax, tristemente les tengo que informar que el desabasto en el IMSS ya comenzó. El IMSS aguantó 20 días de enero, pero en la semana, en todos sus hospitales, comenzaron a tener desabasto en claves como aspirinas y medicamentos sencillos, así como en medicinas para curar el cáncer y enfermedades degenerativas. Además, escasean también el material de curación y están cancelando cirugías. ¿A quién responsabilizará en esta ocasión el sr. Presidente? ¿A Zoé Robledo?

El problema del desbasto en todo el sistema de Salud público es porque Raquel Buenrostro, en Hacienda, su chamba anterior, no pensó en el tramo de enero a marzo. Léase, no liberó la orden al sector para que compraran; algunos dirían, de párvulos, ¡se le olvidó! Pero las implicaciones han sido de vida o muerte. El jueves pasado, por fin hicieron la orden de compra, pero como ya leyó, ya es tarde, porque no hay abasto y se tendrá que comprar poco y caro.

El punto medular para el deterioro del Sistema Nacional de Salud que estamos observando –Seguro Popular más total desorden en el sistema nacional de abasto– es producto de la desinformación. El Presidente ha señalado que tres empresas distribuidoras vendían el 60 por ciento de los medicamentos al gobierno. El término correcto es que DISTRIBUÍAN el 60 por ciento, que fabrican más de 150 empresas farmacéuticas en México y otros países. Así como que muchos gobernadores en tiempos pasados, de TODOS los colores, abusaron, fueron corruptos, con el manejo de los recursos asignados por el Seguro Popular. Sin embargo, esa sangría se hubiese detenido en su mayor parte comprando los medicamentos de manera consolidada.

México gasta en las instituciones públicas de salud 2.9 por ciento del PIB, que se suma a otro tanto de los privados; así pues, hablamos más-menos de un 6 por ciento. Muy lejos de los países nórdicos, que gastan alrededor del 9%, y de EU, con el 15%. Así pues, ojo, es IMPOSIBLE cubrir de manera gratuita los servicios de salud pública en una economía que destina sólo el 6 del PIB. Ojo, las palabras cuentan y de seguir diciendo que en el Insabi todo será gratis, los derechohabientes del ISSSTE dejarán de pagar sus cuotas. Es IMPOSIBLE dar atención gratuita a toda a la población en todos los niveles y todos los padecimientos sin una reforma fiscal. Además, súmele que el cambio de Seguro Popular al Insabi ha provocado un retraso en los pagos que afectan a la industria mexicana que ha ofrecido precios a la nueva administración, condicionados al pago oportuno. Es decir, unas 100 empresas están en riesgo de quebrar.

La Cofepris también tiene vela en este entierro

Pues, y aunque la Cofepris incide de manera importante en el PIB nacional, NO ha habido manera de establecer comunicación con la industria. De hecho, hay un desprecio total al derecho de audiencia.

La oficina de fomento a las inversiones, enclavada en el área de Alfonso Romo, debe poner focos rojos a esta situación.

Existe ya gran preocupación por la falsificación de medicamentos en el mercado informal (tianguis) e incluso en el formal (farmacias pequeñas).

La Secretaría de Economía prometió retomar una política industrial, impulsar la mejora regulatoria, la cual ha sido abandonada por más de tres décadas, para que trabaje por el bienestar de los mexicanos.

El comisionado Novelo está más preocupado por la consulta del Tren Maya que por el rezago.

México ha tenido líderes indiscutibles en materia de Ssalud pública durante el periodo neoliberal del PRI y PAN: Guillermo Soberón, Jesús Kumate, Juan Ramón de la Fuente y Julio Frenk, entre otros. Los actuales dirigentes médicos del sector vienen de esa escuela. No existe el agua tibia, el llamado “cambio hacia la prevención ha sido política pública desde hace varias décadas”.

El Dr. López Gatell fue responsable de Epidemiología en la Secretaría de Salud, y habla como si viniese de otro país.

Otro punto fundamental para el programa del Insabi va a ser el aspecto laboral en todas sus aristas. Todas ellas requieren recursos, ampliación de las plantillas, jornadas más largas, incrementos de salario a los médicos rurales, basificación.

El Arte de la Guerra

Ojo, cuando se quiere comenzar una guerra, diría Sun Tzu, se debe contar con una estrategia y aquí en la 4T no la hemos visto. De hecho, y sin precedente alguno, escogieron como enemigos a los doctores. Sin embargo, su actuar habla por él mismo y en su hospital, el Infantil de México, a Jaime Nieto sus compañeros le gritaron a unísono “NO estas solo.”

Cuando alguien pierde, alguien más gana y las multinacionales se deben estar frotando las manos.

Así pues, en su obsesión por abaratar lo ya barato, en su concurso consolidado han logrado que el 60% de los productos se quede sin oferta económica y el 40% se ha asignado con algunos ahorros. “El pero” es que se está incurriendo en mayores costos por un servicio de logística de paquetería –Redpack, Estafeta y CPI– con una peor concentración y manejo de mercado que antes y sin que sea transparente cuánto realmente termina pagando el gobierno, sobre todo por entregas emergentes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: