El Waterloo de Napito


Por Darío Celis (El Financiero)

El lunes por la tarde hubo un intenso jaloneo en la Cámara de Senadores entre Napoleón Gómez Urrutia y su grupo de cuatro senadores de Morena, con la presidenta de la mesa directiva, Mónica Fernández.

La tabasqueña, aliada con Ricardo Monreal, fue muy clara con el líder minero: “si no cambias tu dictamen para modificar el 15-A de la Ley Federal del Trabajo y no respetas los acuerdos con el Ejecutivo, los sindicatos y los empresarios, el dictamen no pasa al Pleno”.

‘Napito’ ya había convocado a las comisiones unidas de Trabajo y Puntos Constitucionales para una reunión el martes por la tarde, pero ante el enfrentamiento con la presidenta del Senado, la Junta de Coordinación Política y la mayoría de los senadores de estas comisiones le hicieron vacío y lo dejaron solo.

El senador plurinominal no tuvo más remedio que aplazar la reunión, culpar a “fuerzas oscuras” y frenar la iniciativa sobre la casi desaparición del outsourcing y sus ocho millones de empleos.

Muchos miembros de la Junta se preguntan ¿por qué Napoleón se empecina en sacar adelante un dictamen parcial que ya fue rechazado, no obstante que ese mismo órgano le habían pedido modificarlo e incluir las conclusiones del Parlamento Abierto y del grupo de expertos?

Más de un senador dijo que el verdadero interés del ‘Napito’ es hacer una ley a modo para que sea su sindicato y otros dirigentes sindicales quienes ofrezcan el esquema de subcontratación en las plantas maquiladoras, sobre todo en la industria automotriz.

La controversia entre Gómez Urrutia y Fernández se dio cuando la presidenta del Senado conoció el ‘nuevo’ dictámen con el que aquél quería sorprender al Pleno presentando casi el mismo dictámen aprobado por la Comisión del Trabajo que él preside, pero rechazado por los partidos de oposición y por el líder de los senadores de Morena.

Las “fuerzas oscuras” que detuvieron el madruguete de ‘Napito’ tienen nombre y apellido: la Secretaria del Trabajo, Luisa María Alcalde; el director del IMSS, Zoé Robledo; la Secretaría de Hacienda, de Arturo Herrera; la CTM, de Carlos Aceves del Olmo; y los organismos empresariales aglutinados en el Consejo Coordinador Empresarial, que preside Carlos Salazar, entre otros.

En la Junta de Coordinación Política y en el Senado en general hay un grupo de legisladores que saben que ‘Napito’ no va a detener sus sueños de grandeza de utilizar su curul para pasar leyes que fortalezcan el tipo de sindicalismo antidemocrático que representa, aún por encima de los trabajadores.

En las vísperas de la ratificación del T-MEC entre los gobiernos de Andrés Manuel López ObradorJustin Trudeau y Donald Trump, quiere lograr por la puerta de atrás del Senado lo que nunca ha podido ser por la buena: un dirigente sindical que parezca demócrata.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: