El 2% de los trabajadores de la planta Volkswagen, unos 110 o 120 empleados han dado positivo en las instalaciones de la planta alemana en Puebla.

El 16 de junio se establecieron controles sanitarios en la empresa que empezó a incorporarse a las actividades paulatinamente desde las últimas semanas del mes de mayo. Según fuentes cercanas a la empresa, los empleados que han sido detectados positivos por Covid, son enviados a su casa por un lapso de 14 días y supervisados por el personal médico de la empresa.

“Del total de las personas que laboran dentro de la planta de vehículos de Puebla, más del 98 por ciento de colaboradores han arrojado como resultado no presencia del virus activo; es decir, que se constata que no es portador de forma activa del virus causante de COVID-19. El poco menos del 2 por ciento restante, ha sido canalizado a un protocolo de resguardo domiciliario por un periodo de 14 días, durante el cual serán monitoreados para conocer de la evolución de su estado de salud, asimismo se confirma que la mayoría de estos colaboradores son portadores asintomáticos de COVID-19”.

Agrega que las pruebas rápidas a su personal tienen una efectividad, especificidad y sensibilidad superior al 90 por ciento, “lo cual se interpreta como la capacidad para identificar a los individuos sanos y los portadores del virus respectivamente, permitiendo incorporar a sus actividades al personal libre de COVID-19”.

A decir del gobernador Luis Miguel Barbosa, Puebla se mantiene en un nivel alto de contagios del virus que puede repuntar con el regreso de actividades de la industria automotriz y de la construcción. La entidad registra 1,280 nuevos contagios en los últimos cuatro días, según datos de la Federación.

Fuentes cercanas a la compañía revelaron que todos los “positivos” son asintomáticos, por lo cual fueron enviados a casa por 14 días y se les está dando una vigilancia continua de su situación.

Fuente: El Financiero