A pesar de que las autoridades federales aseguran que en México existe un clima libre de violencia a niños y mujeres, las cifras oficiales en México en los últimos 18 meses no son nada halagadoras. 53 mil 628 personas en México han perdido la vida, de las cuales, 5800 son mujeres y 1800 niños menores de edad.

Es el primer año y medio de gobierno más violento en lo que va del siglo. La tasa de asesinatos duplica, por ejemplo, a la registrada en mismo periodo de Felipe Calderón, y es 55% más alta que con el expresidente Enrique Peña Nieto.

Y es que a pesar de las comparaciones, en México, en los años 2019 y 2020, la cifra de muertes han llegado a un nuevo record a pesar de que el presidente asegura que la “Guerra contra el narco” ha terminado, todo esto mientras 7 de cada 10 muertes en el país son por disputas entre bandas rivales.

Hay seis estados que concentran la mitad de los asesinatos, pero el epicentro de la violencia es Guanajuato, entidad donde los homicidios se han quintuplicado, y donde igual son asesinados policías, estudiantes, mujeres embarazadas y niños en ataques con armas y hasta con granadas.

La violencia podría ser peor de lo que marcan los registros oficiales. Prueba de ello es la última actualización de las cifras de homicidios dolosos realizada el 20 de junio, donde “aparecieron” 172 homicidios en enero de 2020 que no fueron reportados en su momento, modificación que excede por mucho a los ajustes normales que mes a mes se hacen.

En comparación con el arranque de los otros tres sexenios, el de López Obrador también es el más violento. Ello se advierte a revisar los datos de carpetas de investigación/averiguaciones previas iniciadas por homicidio doloso, que es el registro del que hay datos disponibles desde 1997.

La estadística muestra lo siguiente: en los primeros 18 meses de este sexenio se han iniciado 44 mil 82 carpetas por homicidio doloso, una tasa de 35 casos por cada cien mil habitantes. Esto equivale a un incremento del 55% respecto a la tasa de 22.4 casos registrada en el primer año y medio del gobierno de Peña Nieto; un alza del 137.6% sobre la tasa de 14.7 homicidios con Felipe Calderón; y de 72.5% sobre la tasa de 20.3 homicidios en el arranque de Vicente Fox.

Fuente: Animal Político