Cruceros…¿En peligro de extinción?


Muchos cruceros en el mundo se encuentran varados en las costas de varios países. Hace unas semanas varios ciudadanos vieron como el Azamara Journey entraba por el Río Glasgow para soporte vital para sus más de 700 pasajeros y unos 20 miembros de su tripulación.

Desde mediados de marzo, solo un pequeño puñado de los aproximadamente 400 cruceros del mundo han podido aceptar pasajeros, todo en itinerarios totalmente locales. Unas pocas docenas están navegando por el mundo con un propósito: repatriar a miembros de la tripulación de todos los rincones del mundo. El resto está inactivo en el purgatorio de cruceros, sin poder navegar comercialmente en el futuro próximo. En Estados Unidos, la industria acordó no retomar las operaciones al menos hasta el 15 de septiembre.

Los altos costos por la inactividad de los navíos se ha convertido en una grave situación complicada de revertir para las compañías del mundo, las cuales ven que sus propios barcos se convierten en chatarra encallados en las costas de cada país con los riesgos que la mar sugiere.

El gasto es impresionante. En una reciente presentación ante la SEC, Carnival —cuyas nueve marcas conforman la compañía de cruceros más grande del mundo— indicó que sus gastos actuales de navío y administración ascenderían a 250 millones de dólares al mes cuando todos sus barcos estén inmovilizados. La compañía dice que no puede prever cuándo se reanudarán los cruceros, lo que significa un ítem a largo plazo en un balance que registró cuatro mil 400 millones de dólares en pérdidas solo en el segundo trimestre.

Otro de los problemas más grandes que presentan este tipo de embarcaciones es el poco espacio en puertos para su atraque, especialmente los grandes barcos que normalmente transportan hasta ocho mil 880 pasajeros y tripulantes. Esto explica los sonidos de celebración del Azamara Journey en Glasgow (atracó en un puerto de carga en lugar de su muelle habitual de cruceros más allá de la ciudad). Los barcos menos afortunados no tuvieron más remedio que soltar su ancla en el mar, deteniéndose ocasionalmente en el puerto más cercano para buscar provisiones y combustible.

Esta semana, un grupo de 15 barcos de Carnival Cruise Line, Royal Caribbean y Celebrity Cruises se encontraba cerca de las Bahamas, según Cruisemapper.com, un sitio de seguimiento de navíos. Symphony of the Seas, el crucero más grande del mundo con capacidad para seis mil 680 pasajeros, estaba cerca de la costa de República Dominicana.

“Los cruceros modernos no están diseñados o construidos para ser apagados y dejados en un muelle”, dice Monty Mathisen, editor gerente de Cruise Industry News. “Estamos hablando de grandes cantidades de maquinaria, electrónica e incluso acero que necesita mantenimiento, monitoreo y trabajo preventivo”.

Fuente: El Financiero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: