¿Ahora las sequías?


20% de las reservas se secaran en los próximos años

Hasta uno de cada cinco pozos en todo el mundo corre el riesgo de secarse si los niveles de agua subterránea caen aunque sea solo unos pocos metros, según un nuevo estudio publicado en la revista Science.

Los pozos abastecen de agua a la mitad de la agricultura de regadío del mundo y de agua potable a miles de millones de personas. Pero los acuíferos de los que provienen los pozos han peligrado en los últimos años debido a que la intensa demanda y la falta de gestión gubernamental han permitido su agotamiento. Sin embargo, la magnitud de la amenaza ha sido difícil de calibrar, especialmente a nivel mundial.

Investigadores de la Universidad de California Santa Bárbara (UCSB) elaboraron su análisis compilando registros de construcción de casi 39 millones de pozos de agua subterránea en 40 países, entre ellos su ubicación, profundidad, propósito y fecha de construcción. Los datos revelaron que entre 6 y 20 por ciento no superan una profundidad 5 metros mayor a la de sus niveles freáticos locales, “lo que sugiere que millones de pozos están en riesgo de secarse si los niveles de agua subterránea disminuyen solo unos pocos metros”, escribieron los autores


Una solución cuando los pozos se secan es cavar más profundo, pero eso a menudo conduce a una mala calidad del agua, según los investigadores. Además, la construcción de pozos es costosa, lo que significa que cavar más profundo no siempre es una opción.

El calentamiento global y el aumento del nivel del mar debido al cambio climático también contribuyen al problema. “Se proyectan sequías más severas de varios años a varias décadas en algunas regiones”, dijo Debra Perrone, coautora principal y profesora asistente del Programa de Estudios Ambientales de la UCSB, lo que genera mayor demanda de agua subterránea y menor reposición de los acuíferos. En tanto, el aumento de los niveles del mar podría inundar las reservas agua dulce, contaminando los suministros restantes.

Mientras tanto, el aumento de las inundaciones como resultado del cambio climático podría, en realidad, ser una bendición para los acuíferos en peligro. Una nueva investigación de la Universidad de Stanford publicada el miércoles en la revista Science Advances sugiere que almacenar el agua de las inundaciones en California podría ser una forma de recargar las reservas de agua subterránea. La gestión tradicional de la escorrentía de aguas pluviales emplea embalses y represas a nivel de superficie, pero métodos más nuevos para gestionar el suministro de agua agregan infraestructura que ayuda a canalizar parte de ese subsuelo.

“La integración de una recarga administrada de acuíferos con aguas de crecidas en una infraestructura de gestión de agua ya compleja ofrece muchos beneficios”, dijo David Freyberg, autor principal y profesor asociado de ingeniería civil y ambiental en Stanford.

Los autores dijeron que su investigación ofrece el primer análisis integral acerca de dónde es probable que ocurran inundaciones en el futuro en California, para que el estado pueda anticipar dónde reforzar su infraestructura existente y, así, ayudar a la recarga de aguas subterráneas. El Valle de San Joaquín, por ejemplo, una de las áreas agrícolas más productivas del mundo, estaría lista para tal infraestructura, según el informe. Se encuentra al pie de las montañas de Sierra Nevada y podría enfrentar mayores inundaciones estacionales.

Texto original: Bloomberg / Leslie Kaufman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .