¿Qué sucedió en la columna 69 de la línea 12?


El pésimo diseño junto con la indiferencia de las autoridades fueron claves en la tragedia.


Inaugurada el 30 de octubre de 2012 por el entonces jefe de gobierno, Marcelo Ebrard, la también llamada línea dorada protagonizó este lunes 3 de mayo el que podría ser el peor accidente del Metro de la CDMX que se haya registrado en sus 51 años de servicio.

Desde su concepción, la línea 12 estuvo plagada de irregularidades y una polémica como la que siempre sucede en un país como México. El costo paso de 17 mil a 24 mil millones de dólares y paso de ser una línea subterránea a ser un viaducto elevado, con túneles y cajón superficial.

La premura en su construcción, entrega e inauguración dejó dudas sobre las ingenierías aplicadas. Tras la emergencia por el sismo del 2017, el Senado de la República solicitó a las autoridades capitalinas que presentaran un diagnóstico sobre la infraestructura pública dañada, así como de la línea 12 del Metro en el que incluyeran el programa de reparación.

Durante el trabajo de campo luego del sismo, se identificaron las condiciones de seguridad de las estructuras ubicadas en la zona coincidente con la columna 69 -justamente la que se colapsó la noche de este lunes 3 de mayo. El 19 de octubre de 2019, un mes después del movimiento telúrico, personal del Metro concluyó que la estructura no registró ningún desplazamiento o deformación. A esta conclusión llegaron luego de realizar pruebas dinámicas en las que pasaron por el punto, y de forma simultánea, dos trenes que contenían una carga equivalente al peso de usuarios en hora pico.

A pesar de ello y de que los vecinos alertaron, -a través de redes sociales- que el viaducto elevado presentaba desniveles, la estructura colapsó en la interestación Zapotitlán – Nopalera, entre las curvas 11 y 12.

Además de la Fiscalía General de Justicia de la CDMX,  la empresa internacional DNV GL será la compañía externa encargada de llevar a cabo el peritaje del colapso de la columna 69 en las inmediaciones de la estación Olivos.

Y en tanto los peritajes están listos y se dan a conocer, unos 220 mil usuarios que usan cotidianamente la línea dorada deberán cambiar sus rutinas y buscar opciones para continuar con sus dinámicas diarias.

Fuente: Animal Político

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .