El Covid existió hace 20 mil años



Un estudio reciente asegura que el virus está presente en la región desde hace miles de años.


Un estudio internacional ha descubierto que una epidemia de coronavirus estalló en la región de Asia Oriental hace más de 20.000 años, y cuyos rastros son evidentes en la composición genética de los habitantes de esa zona.

El profesor Kirill Alexandrov, de la Alianza de Biología Sintética CSIRO-QUT y del Centro de Genómica y Salud Personalizada de la Universidad de Tecnología de Queensland (QUT), en Australia, forma parte de un equipo de investigadores de la Universidad de Arizona, la Universidad de California en San Francisco y la Universidad de Adelaida que han publicado sus resultados en la revista ‘Current Biology’.

En los últimos 20 años se han producido tres brotes de coronavirus graves epidémicos: El SARS-CoV que dio lugar al Síndrome Respiratorio Agudo Severo, originado en China en 2002 y que mató a más de 800 personas; el MERS-CoV que dio lugar al Síndrome Respiratorio de Oriente Medio, que mató a más de 850 personas, y el SARS-CoV-2 que dio lugar al COVID-19, que ha matado a 3,8 millones de personas.

En el estudio, los investigadores utilizaron datos del Proyecto 1000 Genomas, que es el mayor catálogo público de variación genética humana común, y observaron los cambios en los genes humanos que codifican las proteínas que interactúan con el SARS-CoV-2.

Los pueblos de Asia Oriental proceden de la zona que hoy es China, Japón, Mongolia, Corea del Norte, Corea del Sur y Taiwán. «En el transcurso de la epidemia, la selección favoreció las variantes de los genes humanos relacionados con la patogénesis, con cambios adaptativos que presumiblemente condujeron a una enfermedad menos grave», prosigue Alexandrov.

«Al desarrollar una mayor comprensión de los antiguos enemigos virales, ganamos en comprensión de cómo los genomas de las diferentes poblaciones humanas se adaptaron a los virus que han sido reconocidos recientemente como un importante motor de la evolución humana –destaca–. Otra consecuencia importante de esta investigación es la capacidad de identificar los virus que han causado epidemias en un pasado lejano y que podrían hacerlo en el futuro».

«Esto, en principio, nos permite recopilar una lista de virus potencialmente peligrosos y luego desarrollar diagnósticos, vacunas y fármacos para el caso de que vuelvan», concluye.

Fuente: Europa Press

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.