Un ataque con arco y flecha aterroriza Noruega.


El asesino era conocido por la policía por su «radicalización»

Un hombre armado con un arco y flechas sembró ayer el pánico en la ciudad de Kongsberg (al suroeste de Oslo). Cinco personas han muerto y dos están heridas en un ataque que ha conmocionado a la opinión pública noruega. Según los servicios de seguridad «parece un acto terrorista», aunque la investigación continúa abierta y hay interrogantes abiertos, como las motivaciones del agresor.

El ataque tuvo lugar alrededor de las seis de la tarde de ayer, hora local, en Kongsberg, a unos 80 kilómetros de Oslo. Todo comenzó cerca de una tienda, Coop, y de una oficina de Correos, situadas en el casco antiguo de la ciudad. La policía recibió varios informes de que una persona había disparado con un arco y flechas. Eran las 18:12. La gente que estaba en la calle comenzó a correr hacia las casas en busca de un refugio donde ponerse a salvo.

La primera patrulla llegó a las 18:17, pero fueron atacados también por el agresor, que consiguió escaparse durante un breve tiempo y siguió lanzando flechas. Mató a cinco personas y dejó a otras dos heridas, entre ellas un policía. «Todos murieron después de que la policía contactara con el agresor la primera vez«, ha admitido hoy el responsable de la policía noruega, Ole Bredrup Sæverud. Más de media hora después, a las 18:47, el atacante fue finalmente detenido. Durante el operativo, la dirección noruega de policía decretó que los agentes, generalmente desarmados, llevarían armas temporalmente en todo el país.

El agresor es un ciudadano danés de 37 años (residente en Kongsberg) que ha reconocido los hechos. El hombre era conocido por la policía, se había convertido al islam y había «preocupación» sobre su radicalización, ha informado Sæverud. Esos temores, que llevaron a las autoridades a vigilarlo, se remontan al año pasado.

Los muertos, cuatro mujeres y un hombre, todos entre 50 y 70 años, fueron atacados en varios lugares, por lo que la policía trabaja con distintos escenarios del crimen. Aún no se han revelado sus identidades. Los dos heridos fueron hospitalizados en unidades de cuidados intensivos, su vida no está en peligro. Uno de ellos es un policía fuera de servicio que se encontraba en la tienda cuando ocurrió el ataque.

Además, se ha revelado que el acusado había sido visto varias veces en el jardín de su casa esgrimiendo palos. Tenía una orden de alejamiento de sus padres, a los que amenazó en varias ocasiones, según informa el periódico ‘Aftenposten’. En una ocasión, llegó a dejar un revolver en el sofá de sus progenitores.

Aún se desconocen los motivos del ataque. Este jueves se ha sabido que, además del arco y las flechas, llevaba más armas, aunque los investigadores no han precisado cuáles.

Fuente: El Mundo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.