Llegaron las Perseidas


Este mes de agosto no tenemos muchas citas con el cielo. Pero, como cada año, llegan las perseidas, las reinas de los eventos astronómicos. Solo por eso, los amantes de la astronomía están de enhorabuena. Aunque este año el pico máximo coincide con la Luna llena y no podremos ver bien los meteoros más débiles. Pero bueno, habrá tantos que seguro que detectaremos más de uno.

Pero hay algunas otras cosillas, más allá de las perseidas. Por ejemplo, tendremos a Saturno en oposición y a Mercurio en su máxima elongación oriental. Son momentos idóneos para observar estos planetas.

Además, como todos los meses, habrá algunas conjunciones bonitas para disfrutar del cielo de verano que nos regala el hemisferio norte. En el sur estarán en pleno invierno, pero bueno, las perseidas vale la pena salir a verlas, aunque sea con Luna llena y necesitando un buen abrigo.

Tenemos un plato fuerte para empezar con los eventos astronómicos de agosto. Las perseidas comenzaron a dejarse ver a mediados de julio y seguirán rasgando el cielo hasta finales de agosto. Sin embargo, sus dos días fuertes serán durante las noches del 12 y el 13 de agosto. 

Como su propio nombre indica, la radiante de esta lluvia de meteoros está en la constelación de Perseo. Es decir, aunque veremos estrellas fugaces miremos a donde miremos, la mayoría parecerán nacer en ese punto del firmamento.

También cabe destacar que no son estrellas, por mucho que las llamemos así. Son los escombros dejados por un cometa o un asteroide, con los que la Tierra se encuentra cada año en su vuelta alrededor del Sol. En el caso de las perseidas, dicho comenta es el 109P/Swift-Tuttle. Cuando cruzan la atmósfera se queman, dando lugar a los meteoros que vemos cruzando el cielo. En esta lluvia de estrellas estos son muy abundantes, pudiendo verse en los mejores casos hasta 200 por hora. Y también son muy brillantes. Por eso, aunque el pico nos llega en plena Luna llena, algo veremos seguro.

En cuanto a la Luna llena, como siempre, tiene un nombre debido a las leyendas de los antiguos nativos americanos. Esta vez es la Luna del esturión, pues coincide con la época en la que estos peces eran más fáciles de pescar. Será de las que se conocen como superlunas, aunque no debemos olvidar que este es un concepto más bien difuso.

El 14 de agosto, Saturno estará en su mayor aproximación a la Tierra y su cara estará completamente iluminada por el Sol. Se verá durante toda la noche, más brillante que en el resto del año. Por eso, es el momento perfecto para fotografiarlo. Y también simplemente para observarlo con un telescopio. No hace falta ser astrofotógrafo para disfrutar de los eventos astronómicos. 

Por si no hubiese sido suficiente con observar Saturno, también podremos echarle una ojeada a Mercurio el 27 de agosto. Estará en su punto más alto sobre el horizonte y el mejor momento para verlo será justo después del atardecer. 

Como siempre, los eventos astronómicos vienen cargados de conjunciones en las que podremos ver numerosos bailes de planetas, entre ellos o con la Luna. 

Texto original: Hipertextual

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.